lunes, 31 de diciembre de 2007

Feliz Año


Cuando un sueño se cumple, un pequeño duende esboza una sonrisa.



Que el 2008 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreir.



Y si no sonríe con su tierna carita, sin dudar, dale una buena patada en la boca y retuercele los cojones hasta que sonría el cabrón de duende, que al fin y al cabo es el único favor de mierda que le pides en todo el puto año.



¡¡¡¡Feliz 2008!!!!

domingo, 30 de diciembre de 2007

¿Porqué Ahora?

Uffffffff, asustaica estoy. Después de mi mesecito de vacaciones, de mi mesecito de hiperactividad, de mi mesecito de "vaya usted a saber que va a ser mi futuro", de mi mesecito esperando una llamada de teléfono... ahora, cuando todo parece que vuelve a la normalidad, me tengo que sorprender a diario viendo la prensa.

Ya me daba perecica, a mi, eso de volver a currar (es lo que tienen las vacaciones, que al final te acostumbras a ellas). Ya me daba rabia eso de ver que tenía que volver a circular por esas carreteras, antes de que se levanten las gallinas, justo cuando han empezado las nieblas y los hielos (ayer a las 11 a.m. estabamos a -4º). Ya estaba sufriendo la soledad de parte de mi jornada laboral (ya que esta semana sólo estamos dos personas y una, que no soy yo, tiene jornada reducida)... Ya tenía yo en mis adentros todos estos sentimientos encontrados como para encontrarme, todos los días, en la prensa que ha habido un muerto más en la N-240.

Vaaaaaaaaaaaaya semanita que llevan, el último fallecido esta madrugada. ¿Qué demonios pasa en esa carretera? ¿Como podemos ser los conductores tan inconscientes?

sábado, 29 de diciembre de 2007

Viernes Noche


Lo he de reconocer, nosotras sabemos sacarle punta a todo, cuando no es una es otra y, si no, la otra... El caso, hablar por no callar y reír por reír.

Anoche tuvimos dos temas estrella en nuestras conversaciones:

Uno fue la “Flamenca” del cubitos que nos dejo su felicitación navideña en su lugar favorito (el baño del cubitos). Pero esta es otra historia bastante larga y compleja, jeje, así que si hay alguien interesado ya le facilitaré el enlace en el que encontrará toda la información.

El otro vino a raíz de un programa que estuvimos viendo (como si necesitáramos programas para hablar de ello) mientras hacíamos hora para salir. El programa en cuestión: “el SEXÓMETRO”, im-precionante, ves diez minutos de programa y ya tienes tema de conversación para una semana.

Cuando nos quedamos solas el sector duro del grupo, en este tema, la conversación se animo bastante. Lástima de las continuas interrupciones de los moscardones que salen en estas fechas; es lo que tienen las Navidades, les das a la gente unos días de fiesta los aderezas con un pelín de frío y toDios a “intentar” ligar... eso sí con la misma técnica que utilizaban en la pubertad, ¡qué cansinos!

Como iba diciendo, el sector duro comenzamos a hablar del “amor propio” y del “amor ajeno”. Está claro que el “amor propio” nos lo sabemos hacer bastante bien, en este sentido no tenemos ninguna queja de nosotros/as mismos/as.

Pero cuando ya se entra en el terreno del “amor ajeno”... pues como que la cosa cambia bastante... cuando dejas tú satisfacción personal en manos de otra persona la cosa puede ser bastante cuestionable.

Si yo he de hacer memoria sólo recuerdo tres “desahogos” para decir “Maaaaaaaaaaaaaaaaadre de Dios, yo quiero uno de estos todos los días”. Lo que me lleva a reafirmarme en lo que siempre he pensado, para dar buen “amor ajeno” tienes que tener un Don... Si, ya sé, las cosas se pueden aprender... la teoría esta bien, todos tenemos al alcance de la mano la información, pero cuando se trata de ponerla en práctica o se tiene ese Don o no se tiene. Ningún manual te puede enseñar a ser sensual, ni a saber interpretar la piel o la respiración, ni puede plasmar cuando es el momento indicado para cambiar el ritmo o para introducir alguna variación... esto es instintivo, en este tema no siempre dos mas dos son cuatro, hay que saber improvisar y hacerlo correctamente.

Si eres de los/las que arrancas un “Maaaaaaaaaaaadre de Dios” mis más sinceras felicitaciones. Si no es tú caso, no te desanimes, todo tiene solución... tienes que buscar pareja estable y hablando, preguntando y practicando conseguirás que, tu pareja, te diga “Ha estado muy bien”.

viernes, 28 de diciembre de 2007

Santos Inocentes

Me falta la inspiración... así que me conformo con colgar el muñecajo en la espalda de alguien.

jueves, 27 de diciembre de 2007

¿Fatal De Lo Mío?


Ya es oficial... la suerte ya esta echada... y me lo han dicho así, sin paños calientes, sin anestesia previa, sin dejar que me sentara... el día 31 de diciembre (para más señas: Nochevieja) paso a formar parte de las estadísticas del INEM... si si, seré una parada más. A eso se le llama empezar el año con buen pie ¿no?



Pero allí no queda la cosa, dicen que toda situación es susceptible de empeorar ¿verdad? Pues en mi caso... no es así... porque, ¡fíjate que casualidad!, me han ofrecido, en la misma llamada, otro contrato, para 6 meses, en el mismo sitio... Usease, que el regalo de Papa Noel ha llegado con un pelín de retraso (ya le avise que usara SEUR-10) pero ha llegado... así que el día 2 de enero dejaré de ser una parada más para convertirme en personal en activo.



Graaaaaaaaaaacias Santa Claus por concederme otros 6 meses de tranquilidad.

miércoles, 26 de diciembre de 2007

Pensando Pensando

Si para la Iglesia la píldora del día después es un aborto.
¡Me asalta una duda!
¿Será una paja un homicidio?.
Pero, sobretodo, ¿tragárselo es canibalismo?

martes, 25 de diciembre de 2007

Ya llego


Según dicen, y si mi memoria de pez no me falla, ayer nacio el retoño... Así que aquí os hago su presentación oficial.


Que síiiiiiiiiiiiiiiii, que siiiiiiiiiiiiiiiiiiii, que aseguro que esta allí... sólo es necesario fijarse un poquillo para encontrarlo.... buscar buscar.... que quien lo encuentre recibirá un premio.

lunes, 24 de diciembre de 2007

FELIZ NAVIDAD


*
***
******
Me agradaria
preparar en estos días,
un árbol de Navidad
muy especial
y colgar, en lugar de regalos,
los nombres
de todos mis amigos. Los de cerca
y los de más lejos. Los de siempre y los que
tengo ahora.
Los que veo cada dia, y los que encuentro de
vez en cuando.
Aquellos a los que siempre recuerdo y a los que a menudo olvido.
A los constantes y a los inconstantes. A los de las horas
alegres y a los de las horas difíciles. A los que sin querer herí,
y a los que sin querer me hirieron. Aquellos a quienes conozco
profundamente, y aquellos a quienes solo conozco por su
apariencia.
A los que me deben algo y a los que les debo mucho. A los amigos humildes y a los amigos importantes. Por eso los nombro a todos,
a todos los amigos que han pasado por mi vida. A los que recibis este mensaje
y a los que no lo recibirán. Un arbol de raices profundas, para que vuestros nombres no se puedan arrancar jamás.
Un árbol que, al florecer el año que viene, nos traiga ilusión, salud, amor y paz.
Ojalá que por Navidad, nos podamos reencontrar compartiendo los mejores deseos
de esperanza,
dando algo
de felicidad a aquellos
que lo han perdido todo.

Un Día Soñando en un Sueño Soñe...




Me voy a tener que prohibir el soñar. Normalmente no suelo recordar mis sueños pero de vez en cuando, muy de vez en cuando, alguno consigue despertarme.

Hoy soñé que al mirar mi blog tenía un comentario, ¡qué ilusión! alguien lo había leído y me había dejado algo. Al abrir el comentario... mátame camión... el nick lo conocía, suele comentar en los blogs de la gente de esta ciudad, pero no queda aquí la cosa... conozco el nick y a la propietaria del susodicho nick. Además me invitaba, muy amablemente, a visitar unos blogs que ya conozco (al igual que a sus propietarios/as)

Menudo dilema, tenía que responder algo al comentario... ¿qué hacia?

1.- Agradecerle su visita y comentario de una forma neutra.

2.- Agradecerle su visita y comentario dejándole entrever, de forma sutil, que quizás nos conocíamos.

3.- Agradecerle su visita y comentario dándole unos datos muy claros para que pudiera saber que nos conocemos.

... Como suele pasar, en estos casos, el sueño quedo inconcluso ya que en el momento decisivo, en el momento de mayor tensión, me desperté con un sudor frío que me recorría todo el cuerpo...

Canchins dies, otra vez que me quedo sin saber si fueron felices y comieron perdices.

domingo, 23 de diciembre de 2007

Hiperactividad



Todos los mortales suelen emplear sus periodos vacacionales para descansar, relajarse, hacer actividades lúdicas, leer, viajar, etc. etc. etc. Todos los mortales menos yo, tan pronto escucho las palabras mágicas “Días de vacaciones” y me entra una hiperactividad que no puedo con el alma.

Podría canalizar toda esta hiperactividad en temas lúdicos... pues NO, una es más chula que un ocho y cuando tiene vacaciones, en el curro, se busca otros trabajos. Que yo recuerde los últimos años he dedicado mis periodos vacacionales a:

- Hacer un programa informático que gestionara una base de datos. Así, de primeras, suena a sencillo y si, si yo fuera informática, seguro que hubiera sido coser y cantar, pero como mi oficio es tramitar expedientes pues que resulto bastante costoso finalizar el proyecto. Eso sí, al final conseguí mi objetivo y una gran satisfacción personal.
- Quitar el estucado de diversas habitaciones de mi casa. Supongo que poquita gente se suele dedicar a hacer estas labores (siempre resulta más cómodo que las realice un “pofesional”). Pues una, que no se le pone nada por delante, se lo hizo ella solita... resultaba bastante chocante ver una muñequita de nieve andando por casa en pleno mes de agosto.
- Pintar. Si, ya sé que la mayoría de los mortales ha hecho de pintor de brocha gorda alguna vez en su vida y que no es tan difícil... salvo que se te ocurra hacer combinaciones de varios colores en las diferentes paredes y esquinas de la habitación (las brochas tienen la mala costumbre de no saber hacer las líneas rectas).
- Jugar con el taladro. Era uno de mis grandes miedos. ¿Utilizar el taladro? ¿Quién? ¿Yo?. Me había negado a ello hasta que... tuve que colgar unas cortinas... puedo prometer y prometo que busque un montón de soluciones alternativas para evitar su uso y... al final, tuve que rendirme a la evidencia SÓLO se podía colgar utilizando el dichoso aparatito. La cuestión, después de lograr colgar con éxito mis cortinas se me ocurrieron un montón de agujeros más que podía hacer para colgar diversas cosas y casi conseguí que mi casa pareciera un colador.
- Jugar a electricista. He de reconocer que ha sido por obligación (a mi hiperactividad le ha dado, entre otras cosas, por la limpieza... pero tuve daños colaterales y un interruptor falleció). Mi miedo a la electricidad es atroz... pero como a la fuerza ahorcan... pues que me he cambiado ya unos cuantos interruptores y enchufes, no he dejado a medio vecindario sin electricidad y, además, funcionan a la perfección.

Ahora ya me estoy mirando de reojo las cuerdas de las persianas (que digo yo que no serán muy difíciles de cambiarlas) y a un radiador que gotea (que me da en la nariz que éste va a ser más complicado) y como me sigan poniendo “ojitos” creo que tendremos algún romance antes de que se me acabe mi periodo vacacional.

¿Tengo razón o no cuando digo que no se me deben dar vacaciones?

miércoles, 19 de diciembre de 2007

Conflicto Diplomático

Vaya semanita, yo que estoy fatal de lo mío (ya que, a estas alturas de la película, aún no sé si soy una futura-renovada o una futura-parada, aunque creo yo que la opción B va ganando) y mi máe casi me mete en un conflicto diplomático a gran escala.

Últimamente el deporte nacional, de mi máe, es carrañar (creo que esta es una expresión de mi ciudad, ante la duda carrañar = echar la bronca) a Dina (usease yo). Tiene la habilidad innata para encontrar cualquier motivo para echarme el discursito. El último, que casi crea el conflicto, la Navidad.

Yo estaba tan ricamente, en mi casita, dedicándome a mis nuevas labores (pintora, electricista, decoradora...) y recibo su visita... Uuuuuuuuuuuuy, venía con el hacha de guerra en alto:

- Mi máe: ¿Tú donde piensas comer y cenar estas Navidades?
- Yo: ¿Dónde? –sacando toda la artillería pesada de esta ironía que me caracteriza- Ummmmmmm, déjame pensar... ¿en el chino quizás?
- Mi máe: Es que no dices nada... es que no llamas a tu hermana (¿quizás es que mi hermana tiene algún tipo de minusvalía y está imposibilitada para llamarme ella?)
- Yo: ¿Alguna vez he puesto alguna pega? ¿Alguna vez me he quejado de algo? (ni siquiera la Nochevieja pasada que yo tenía mis planes y hubo un complot en mi contra para ir a cenar a Chipilandia, 70 km ka p’alla y 70 km ka p’aka)
- Mi máe: Es que estan esperando a que tú des tu opinión.
- Yo: ¿Mi opinión?... Pues si por mí fuera no se celebrarían las Navidades... (Ups, lo hiciste...)

Vaaaaaaaaaaaaya por Dior lo que dije. Después de taitantos años celebrando la Navidad, muy a mi pesar, sin decir, a my family, mi opinión sobre la susodichas Navidades... voy y expreso en voz alta lo que pienso.

Una, que a veces parece que todavía cree en los Reyes Magos y en el ratoncito Pérez, pensó que allí había quedado todo y no iba a tener más trascendencia... pues no... para no perder la costumbre... me equivoque.

Mi máe, además del deporte nacional de echarle el chorreo a Dina, también tiene la “virtud” de encender la mecha de posibles conflictos.

Así que, ayer, cuando llame (ya que había quedado claro que la obligada a llamar era yo) a mi hermana, para concretar la Navidad, me suelta la perla: “Es que como TÚ no quieres celebrarla” (asins, sin anestesia, en tono de reproche). Menos mal que con la diplomacia, que me caracteriza, apacigüe las aguas y no llego a mayores.

Es más, vamos a hacer caso a nuestros Señores Políticos (y a la predicción que nos hizo en su momento el creador del cartel de fiestas de este año de mi ciudad) y vamos a incluir en nuestro menú... CONEJO.

Por cierto, si cualquier servicio diplomático tiene alguna vacante entre sus filas una está disponible... se aceptan ofertas de empleo (esto de currar en algo que se te da bien, hacer turismo y que te paguen por ello debe estar bien, ¿no?)

jueves, 13 de diciembre de 2007

Navidad, Navidad...

Sí, sí... ya lo sé... no hace falta que nadie me lo diga... al final de este post sé que voy a tener una gran cantidad de enemigos (vaaaaaaaaaaaaale, lo vamos a dejar en algún enemigo, ya que una no es tan popular para alcanzar el grado de “GRAN CANTIDAD”)... Pero también estoy segura que, allí fuera, hay mucha gente que opina como yo.

Navidad... estamos a un tiro de escupitajo para que tengamos que “disfrutar”, de nuevo, de las temidas Navidades. ¿Por qué notamos que estas fechas se aproximan?

1.- Empiezan a aparecer, por casa, interminables listas de peticiones de regalos (yo llevo más de un mes con este bombardeo): “Para Papa Noel quiero: xxx, xxxx, xxxx, xxx,...” “Para los Reyes Majos quiero: xxx, xxx, xxx, xxx,...”

2.- Un incremento, desmesurado, de la ludopatía... todo el mundo se lanza, como desesperados, a la compra, compulsiva, del décimo de lotería.

3.- Las interminables sesiones de anuncios televisivos. Que digo yo ¿por qué empiezan a poner anuncios de juguetes y perfumes en el mes de octubre?

4.- La iluminación, empiezan a aparecer luces, en algún caso de dudoso gusto, por todas partes. Y yo me planteo: ¿qué ha sido del ahorro energético? ¿la contaminación lumínica no es esto? ¿dónde demonios estaban guardadas todas estas bombillas? ¿acaso no es necesario el resto del año poder ver en las calles por donde tienes que transitar?

5.- Comidas/cenas de empresa. Todos quieren asistir a ellas, todos quieren que tu asistas... en este punto es cuando la “PREGUNTA” cobra un valor especial: “¿Quién paga? ¿Yo tengo que pagarme lo mío? ¿No nos invita la empresa?... Pues va a ser que no voy”. Parece como si la gente no comiera/cenara el resto del año, parece que la comida/cena de navidad sea el acontecimiento social que nadie debe perderse.

6.- Todo el mundo empieza a felicitarte las fiestas y desearte que pases unos buenos días. ¿Y el resto del año? ¿no es necesario ser feliz el resto del año? ¿no es necesario, el resto del año, pasar buenos días?

7.- Compra de regalos. La gente se lanza, como posesas, a las calles a comprar regalos. No importa demasiado si el regalo es útil, bonito, curioso, necesario... sólo hay que comprar y cuantos más regalos compres mejor (aunque eso suponga que el resto del mes haya que pasar a pan y agua)

8.- Adornos navideños en los escaparates y en las casas, algunos originales, otros bonitos pero otros patéticos. ¿De verdad es necesario colocarlos a principios de diciembre y no retirarlos hasta casi finales de enero?

9.- Menús... un gusto exacerbado por el marisco. Si a mí no me gusta, especialmente, el marisco ¿por qué debo comerlo cuando soy más feliz con un trocito, crujiente, de panceta?

10.- Comidas, cenas y visitas familiares ¿y el resto del año no es necesaria la familia?.

Podría continuar con la lista pero creo que lo mejor será dejarlo aquí ¿no?

Y llegados a este punto es necesario ser políticamente correctos, así que:

“FELICES FIESTAS Y QUE SE CUMPLAN TODOS VUESTROS DESEOS”

lunes, 10 de diciembre de 2007

De Mayor Quiero Ser...

Siempre he dicho que en mi próxima vida quería ser hombre, más concretamente un hombre de la época del “tío Paco”, para podérmelos rascar a dos manos al llegar a casa, tener a mi amante y fiel esposa que se desviviera por mí mientras yo me dejaba querer, pero... he tenido una revelación divina... ya no quiero ser hombre de la vieja escuela, existe una alternativa mejor.

De mayor quiero ser hombre de la generación de los años 70, hombres que se están emancipando ahora. Te hablan de sus proyectos. “Me he comprado/alquilado piso y el mes que viene me voy a vivir sólo”. OleOleyOle... un síntoma de madurez.

Orgullosos te enseñan su nueva “vivienda”... impecable, muebles de diseño, todo limpio y en orden... IM-PRECIONANTE. Comentan que no les importa hacer fiestas en casa y que la gente disfrute, aunque luego quede todo hecho un asquito... IM-PRECIONANTE.

Después de varios meses, te das cuenta de que la lavadora esta sin desembalar y piensas:

- Vaya putada, ha tenido que comprar otra lavadora.

Te muerdes la lengua, para no pecar de cotilla, pero la carne es débil... así que, al final, preguntas:

- ¿Cómo es que aún no has desembalado la lavadora?
- Para que no se estropee.
- ¿Para que no se estropee? Quizás no te has dado cuenta pero... –intentas ser sutil para no crear un trauma- para poder ponerla en marcha es necesario retirar todo eso.
Aquí es cuando ya té quedas muerta mata.
- Ah! No, no es necesario. Es que la ropa se la llevo a mi madre, ella me la lava y la plancha.
Tú pones cara de sorpresa.
- Es que lo hago para que no se aburra la pobre mujer.

También es impactante abrir la nevera: unas cuantas cervezas, coca-colas, alguna botella de vino, algún brik de leche (del que piensas si no será un arma de destrucción masiva)... y, sobretodo, las sobras del chino (de vaya usted a saber cuando). Primer pensamiento lógico: tiene que hacer la compra... volvemos a lo de antes, intentas morderte la lengua pero, al final, comentas:

- Tienes que ir a hacer la compra ¿no?
- ¿La compra?... Ah! No... es que como y ceno en casa de mi madre... es que a la pobre le hace ilusión que vaya y por no decepcionarla...

Así vas desgranando punto por punto... la “sufrida” madre tiene llaves de la vivienda... pero no por si en alguna ocasión se extravían las suyas o por si sale de viaje para que pueda regar las plantas... Las llaves son para que le limpie la casa en su ausencia (así no molesta, a la pobre mujer, mientras le friega el suelo)

En este punto ya piensas que has oído todo lo que tenías que oír... que no puede haber algo más... que la mujer esta dando todo de sí... pero... siempre queda alguna sorpresa en el tintero:
- Voy a hacer la compra antes de ir a casa.
Tú te paras a pensar: ¿la compra?, pues si hoy es domingo. Analizas: ¿será que hoy esta abierta alguna gran superficie?. No, no hay ninguna gran superficie abierta, no estamos en campaña prenavideña ni en esos días festivos en los que abren. Como te pica la curiosidad y no puedes evitarlo:
- ¿A comprar? ¿Un domingo? ¿A un establecimiento 24 horas?
- No, no... voy a ver que tiene mi madre por la nevera que yo pueda aprovechar, jejeje.

Llegados a este punto a mi me pinchan y ya no me sacan sangre.

Lo dicho, me reafirmo: YO DE MAYOR QUIERO SER VARÓN DE LA GENERACIÓN DE LOS AÑOS 70.

domingo, 9 de diciembre de 2007



¿Será que yo mido mucho mis palabras? ¿Será que me preocupo, excesivamente, de no herir innecesariamente? ¿Será que soy excesivamente sensible? ¿Será que soy humana y tengo sentimientos?

Puede doler más una palabra que una bofetada.

Si me paro a recordar las veces que alguien me ha hecho daño siempre ha sido una palabra la que ha causado el dolor. Siempre ha sido una palabra dicha para herir, para herir profundamente. Siempre ha sido una palabra con la que no me identifico y con la que han intentado identificarme.

Cuanto más cercana es la persona que la pronuncia, cuanto más cariño se le tiene, cuanto más se le aprecia mayor es ese dolor.

Si un desconocido, o un simple conocido, me dijera “furcia”, por ejemplo, me dejaría completamente insensible, ni siquiera me molestaría en replicar... en definitiva, me la traería al pairo. Pero si una persona que te conoce, que te aprecia, te califica como “interesada”, “anti-sociable”, “frívola” o un sinfín de adjetivos más que no encajan contigo... duele, pero ese dolor no está provocado por el significado de la palabra, el dolor no está provocado porque esa palabra te defina... el dolor lo provoca el saber que se ha buscado esa palabra con el único objetivo de hacerte daño.

Yo también soy capaz de herir con mis palabras, tengo la capacidad de ser tan o más retorcida que cualquier otra mente humana, pero mi forma de ver la vida, de valorar la amistad me obliga a morderme la lengua (incluso con el riesgo que conlleva de posible envenenamiento) y no pronunciarlas, porque sé que en el mismo instante que la pronunciara me arrepentiría. Si, ya sé que luego te puedes disculpar pero... ¿de qué sirve la disculpa si el daño ya lo has hecho?

La próxima vez que vayas a pronunciar una palabra, en tono de broma o enserio, que sepas que va a doler, que sepas que va a dejar una herida profunda que, con el tiempo, cicatrizará pero dejará cicatriz... párate dos segundos (no es necesario más) y valora el daño que puedes hacer y el aprecio que tienes hacia esa persona, observa hacia que lado se inclina la balanza y... actúa en consecuencia.

La vida es sencilla, es mucho más sencilla de lo que nos quieren hacer creer... sólo es cuestión que nosotros queramos complicarnos, innecesariamente, o no.

La última palabra la tienes TÚ.

jueves, 6 de diciembre de 2007

Te Reto




En el hipotético caso de que llegues hasta aquí esta será la confirmación de que me has sabido encontrar.

Debido a mi gran pánico escénico sólo hay dos personas, de esta ciudad, que conocéis la existencia de este blog (sólo la existencia, sin dirección). Una es Pei, más majo él, y fue motivado por ese pequeño defecto que tengo: "No sé Mentir". La otra tú... ya ves, un momento de enajenación mental transitoria (e.m.t.) que he tenido.

Has pensado que podía ser una de las chicas de P.P., ya ves... no es así. Hemos hablado de H. es V., de Pei, de H&R.

Has intentado son sacarme información, la dirección... una es hermética para sus cosillas.

El reto está en el aire. Tú estas convencido de que me puedes encontrar, yo estoy convencida de que es como buscar una aguja en un pajar y no vas a conseguirlo.

¿Quién ganará? Si recuerdas la fecha de hoy y llegas a leer este post tú serás el ganador, me habrás vencido.

lunes, 3 de diciembre de 2007

Estoy de Vacaciones


Sí, si... estoy de vacaciones... estoy todo el mes de vacaciones... ¿noto algo de envidia? ¿alguien se está acordando de toda mi familia?... Seguro que cuando acabe de escribir todos esos sentimientos desaparecerán.

Mis vacaciones están forzadas... forzadas por una finalización de contrato... así que eso de: Que suerte! esta de vacaciones" debe ser sustituido por: "Joooooooooooer! esta a puntito de irse al paro".

Pues que aquí estoy yo... sin estres, con todo el tiempo por delante, teniendo que inventar y reinventar las rutinas diarias...

Puedo mirarlo por el lado positivo, dada mi manía de ver lo positivo incluso en las situaciones más adversas,... pensando pensando se me ocurre: puedo trasnochar (que es algo que me apasiona); no es necesario que me ponga el despertador por las mañanas (y que sea de día cuando me levante); no saldré de mi casa antes de que se levanten las gallinas; no tengo que conducir por esa carretera "homicida" (aunque el conducir me relaje); podré comer a una hora normal (y con el resto de los habitantes de esta casa); se borrarán las ojeras (aunque ya les empezaba a coger cariño, ya eran como un complemento más)... Si. sí... si visto así tiene muchas ventajas pero....

También tiene su lado negativo, y esto no se puede negar: en estas fechas todo el mundo esta currando (usease NO tienen vacaciones); como se supone que tienes más tiempo, me empezaran a pedir encargos (no es que no me guste ayudar... pero cuando la ayuda puede llegar a ser abuso...); podre emplear más tiempo en las labores domésticas (cosa que odio profundamente); podré estudiar más (lo que supondrá más de un cargo de conciencia por no haber aprovechado el tiempo lo suficiente); tendré que preparar un montonazo de papeles para llevárselos a esos señores tan "simpáticos" del INAEM (se nota que les tengo especial aprecio ¿verdad?); cuando me vuelvan a contratar... volveré a ser la nueva en la ofi.... y, lo más peor de to, seguro que mi mami se me instala en casa para que no me sienta sola.

Bueno, bueno, bueno... intentaremos ser positivas... intentaremos que no cunda el pánico... intentaremos aprovechar el tiempo... intentaremos pintar el piso (por aquello de tener algo que hacer)... intentaremos... que no es poco.

Que posibilidades tengo en este momento:

  1. Encontrar a un señor capitalista que me pague unas vacaciones.
  2. Que me toque la bonoloto.
  3. Salir en los telediarios porque he sido una de las afortunadas a las que le ha tocado la lotería de navidad.
  4. Disfrutar de estas vacaciones pagadas, e indefinidas, que me van a obligar a pillarme.
  5. Estudiar como una posesa para conseguir una plaza en propiedad.
  6. Llorar, llorar y llorar.
  7. Mirar el teléfono, noche y día, hasta que suene y me comuniquen mi renovación de contrato.
  8. ...

Seguro que hay bastantes más cosillas que puedo hacer... pero es que, en estos momentos, no "mesescurre" na más.

Puedo prometer y prometo... que seguiré trabajando en esto de subir el ánimo... incluso soy capaz, a la larga, de considerarme la persona más afortunada sobre la faz de la tierra.

¿Que me sucederá?... Se admiten apuestas.




domingo, 2 de diciembre de 2007

De Repente....

Ayer recibi un correo que me ha parecido espectacular... así que lo voy a plagiar, jajaja:





DE REPENTE.....ELLA, QUE ESTABA MEDIO DORMIDA, SINTIÓ QUE ÉL LA
ACARICIABA.. . PRIMERO FUERON CARICIAS TÍMIDAS, PERIFÉRICAS, COMO SI TUVIERA PUDOR... LUEGO LAS CARICIAS FUERON SUBIENDO DE TONO. CADA VEZ MÁS, POR TODO EL CUERPO; SUS MANOS LA RECORRÍAN DE ARRIBA ABAJO, COMO HACÍA MUCHO TIEMPO,... NO
PUEDE PENSAR, PERO SUPONE QUE ... TRES AÑOS... POR LO MENOS... SENSACIONES QUE CREÍA OLVIDADAS VOLVÍAN,... SU CEREBRO RECORDABA Y AYUDABA,... LAS CARICIAS SE
AMONTONABAN Y SE REPETÍAN,... ÉL LA LEVANTABA... LA VOLVÍA... AHORA ERA UN TORBELLINO DE SENSACIONES INDESCRIPTIBLES, ... DE REPENTE... ¡NADA!,... ¡NADA DE NADA!


-¿QUÉ PASÓ? SIGUE POR FAVOR,... QUIERO MÁS.


-SSHHHH, LA CALMÓ ÉL


- YA ESTÁ.


-¿CÓMO QUE YA ESTÁ?


-SÍ, YA ENCONTRÉ EL MANDO A DISTANCIA, SIGUE DURMIENDO...




Moraleja: Si no quieres que te despierten a media noche p'ana... no pongas televisor en el dormitorio.

sábado, 1 de diciembre de 2007

No Sé Mentir


Ayer tuve cena con unas compañeras de trabajo, con las que escasamente nos vemos. Como son de las que aguantan poco, al terminar los cafés y unas aguas (yuuuuuuuuuju) que se pidieron ya se retiraron.

Como ya me imaginaba que iba a ser así acorde un punto de encuentro con mi grupo nocturno.

Cuando me uní, a ellas, me estuvieron contando que esa tarde se había hecho una quedada de bloggers de la ciudad y que el grupo con el que estaban ellas era una parte. A algunos ya los conocemos y seguimos hace tiempo, a otros les pudimos poner cara por primera vez.

La noche fue pasando entre risas, bromas, bailes, saludos, el líquido de algún vaso derramado y viajes al baño.

En un momento determinado comencé a hablar con uno de los bloggers, al que ya le había puesto cara hace tiempo pero que nunca me habían presentado. Después de amenazarlo de muerte, si volvía a utilizar un diminutivo de mi nombre que no me gusta nada, vino la pregunta del millón:

“¿Tú tienes un blog?”

Rápidamente dije, muy digna, “NO”, ya que nadie de mi entorno conoce la existencia de este blog.

Automáticamente note como mi cara me delataba... como mi expresión le estaba diciendo “ESTA MINTIENDO”... lo he de reconocer: NO SÉ MENTIR, se me nota demasiado. Así que tuve que reconocerle que sí que tenía uno pero que, por favor, no se lo dijera a nadie porque, debido a mi pánico escénico, no lo sabe ninguna de mis amistades.

Prometió guardarme el secreto y enviarme un mail dándome algún consejillo que otro... mas majo él...