martes, 30 de junio de 2009

Tengo Miedito


Llega el veranito.

Llega el calorcito.

Llegan los planes de vacaciones.

Llega el primero de los periodos de más curro en mi ofi y... ¿que pasa?... pues que en menos de un mes:

- Un compañero ha cogido la baja por una grave enfermedad, que le ha puesto fecha de caducidad a su vida.

-Se nos ha ido la Jefa.

- El sustituto de la Jefa, el día que se tenía que incorporar, tuvo que pillarse una baja (que se supone será larga)

- A mi Superior Jerárquico le dieron, ayer, la baja (que, también, se supone que será larga)

- La plantilla se ha quedado reducida a la mitad y, salvo la aquí presente, todos tienen planeadas vacaciones.

- Tenemos vacío de poder.

Creo que alguien nos esta haciendo vudú (u cosas peores)... miedo me da ir a currar... igual me pido la baja... o el despido directamente.

martes, 23 de junio de 2009

Dicen Que...


En el silencio de mi habitación, en la oscuridad de mi cuarto, en la soledad de mi cama tu recuerdo vuelve con fuerza.

Cierro los ojos y permito que tu presencia, invisible, se apodere de mí. Imagino tu cuerpo junto al mío, siento como desprende su calor.

Deseo, con todas mis fuerzas, que me beses, que me acaricies, que me abraces, que me mimes, que me hagas el amor.

Me parece sentir el tacto de tus labios en mi nuca, la piel se me eriza. Dejo que mi imaginación vuele, que mi cuerpo sienta esos besos inexistentes.

Mi respiración se acelera esperando una caricia, una caricia suave que recorra todo mi cuerpo, una caricia que me haga vibrar. De repente la siento, noto tus manos, suaves, recorriendo mi piel, acariciándola lentamente.

Noto como despiertas sensaciones, como nos volvemos a fundir en una sola persona.

Dicen que estas a cientos de kilómetros... no es verdad... estas aquí, junto a mí... SIEMPRE ESTAS A MI LADO

domingo, 21 de junio de 2009

Pero ¿Qué Les Pasa?

Preocupada estoy yo.


Me invitan el sábado a una cena de SÓLO chicas (como una fiesta de pijamas pero sin pijamas) en un pueblecito cercano, en un momento de E.M.T. (enajenación mental transitoria) acepto (de lo que me arrepiento acto seguido pero ya no puedo echar marcha atrás), así que me tengo que poner monísima de la muerte, pa ir, y buscarme una excusa convincente para escaparme pronto.


Me presento en el lugar acordado, había unas 20 chatis y un maromo. Me digo, para mi misma, "Joer, que bien se lo montan. Esto es nivel. Con camarero y to"


El maromo muy atento con todas las chatis (se estaba ganando bien el sueldo), pendiente de que tuviéramos comida, pendiente de que no nos faltara bebida y... allí residió el problema que me llevo al punto de no retorno y acabé con una castaña del 325.


En ocasiones me sale la vena cotilla, así que empecé a preguntar quien era ese maromazo, con el resultado de: amigo de las anfitrionas y marido de otra de las allí presentes... hasta aquí todo bien.


Peeeeeeeeeeeero... me empieza a echar los trastos, me empieza a decir que cuando bajara para su tierra lo llamara para quedar, me empieza a decir que le diga a la anfitriona que me deje quedarme en su casa a dormir y que me vendrá a ver por la noche... no daba crédito a lo que oía... y todo esto con su señora esposa a 3 metros.


Para mi desgracia, el punto de no retorno se me fue de las manos... imposible coger el coche para volver a mi casita... así que, la anfitriona, me invitó (más bien me forzó) a dormir en su casa.


Por el camino, el maromazo, me decía que después vendría a visitarme (cuando se durmiera su señora, claro está)


Caí en la cama como un ladrillo y cuando, esta mañana, he abierto un ojo me encontraba en la misma posición. He recordado todo, me he aterrorizado... afortunadamente él se debió quedar dormido (o le entro el talentico)... así que me he vestido, me he cogido mi resaca al hombro y he huido del escenario del crimen lo más rápido posible (sin despedirme ni na)


Y digo yo ¿Qué les pasa a los tíos? ¿Por qué son capaces de arriesgarse hasta ese punto? ¿No saben donde están los límites?

martes, 16 de junio de 2009

Estamos Trabajando


Siempre he dicho que me gusta mi trabajo porque


PUEDO SER MALA Y, ADEMÁS, ME PAGAN POR ELLO


También comento que somos como la mafia porque


HACEMOS EL TRABAJO SUCIO DE OTROS


Pero hoy, La Maru, lo acaba de clavar... lo ha definido a la perfección:



"ASI ES NUESTRO CURRO.

SOMOS UNAS REINAS.

PODEMOS JODER A LOS TÍOS

HASTA EN HORARIO LABORAL"

domingo, 14 de junio de 2009

De Tu A Tu

Sabemos que es lo que tenemos que hacer.


Sabemos que nos costará acostumbrarnos.


Sabemos que, a pesar de todo, los sentimientos siguen intactos.


Sabemos que siempre habrá TRES PIEDRAS que nos unan.




sábado, 13 de junio de 2009

Mala Pata

Aquí, la nena, se decide…

Aquí, la nena, llama a un familiar paque se ahorre unos euricos…

Aquí, la nena, se pasa un montonazo de tiempo engancha al teléfono pa cambiar el contrato…

Aquí, la nena, espera que le llegue su nuevo router…

Aquí, la nena, no estaba en casa cuando le trajeron el paquete…

Aquí, la nena, saquedao boquiabierta cuando le han dicho esta mañana que su paquete había sido robado de la furgo de reparto…

Aquí, la nena, s’acordao de toloquesemenea cuando le ha llegado el sms comunicando que ya tengo el intelnette con ellos…



Aquí, a la nena, se la quedao una cara de pringa que no veas.

jueves, 11 de junio de 2009

Unos Tironcitos De Orejas

Hooooooooooooooy tenemos celebración a la vista...

¿que se celebra?...

siiiiiiiiiiiiii, un cumple





MUCHAS FELICIDADES

McGRAU


¿te ha gustado la coreo que he montao pa tu?

viernes, 5 de junio de 2009

Nostalgia


Ahora que todo el mundo empieza a planificar sus vacaciones, ahora que te empiezan a hacer proposiciones indecentes y deshonestas para el veranito y a las que tienes que decir: “Recuerda que me obligaron a gastar las vacaciones... que soy la nueva en la ofi… que escasamente he generado días de vacaciones… y los pocos que tengo me los quiero guardar para el SanLoren”, ahora es cuando me entra la NOSTALGIA.

Hoy hace un año que empezó la c-u-en-ta a-tras de las VACACIONES (si, así con mayúsculas y bien grande). A estas alturas estábamos ultimando todos los detalles:

- Lo que nos teníamos que llevar (tienda, colchonetas, ropa… dinero… sobretodo dinero)

- Planificando como íbamos a hacer para conseguir llegar y volver (por aquello de que eran 1.000 km en coche, había huelga de camioneros y las gasolineras empezaban a estar secas)

- Mirando la localización de los campings y tomando nota de lo más interesante (y no, precisamente, nos pareció importante anotar dirección y tfno… era mucho más interesante anotar “cerca del puerto, playa fea”… ¿te acuerdas?)

- .....

Durante todo este año nos hemos ido acordando de esos días… de los lloros que nos costo la vuelta… de lo poco que dormimos… nos hemos vuelto a reír, una y otra vez, de las mil y una cosas que nos pasaron…

Este año no podemos volver pero… TE PROMETO que te volveré a llevar a nuestro Caí... no sé cuando pero... VOLVEREMOS

miércoles, 3 de junio de 2009

Tolerancia 0

Remontémonos unos años atrás. Recordemos los años del colegio. Esos años en los que la fuerza del grupo era lo único que importaba. Años en los que se formaban grupos liderados por un cabecilla. Ese líder era el que ponía las normas y toda su corte debía acatarlas, si quería seguir dentro del grupo. Eran años en los que si el/la líder se enfadaba con algún miembro del grupo (por cualquier memez, como que no le gustaba el color de su camiseta) le retiraba hasta el saludo y exigía que el resto de los miembros de la manada hiciera lo mismo, para aislarlo por completo, y ¡¡Ay Dios!! como te vieran hablando, o simplemente saludando, con el/la paria del grupo… pues que tu también entrabas en el mismo saco y se te retiraba la palabra, a ti también.

Yo crecí pensando que con los años, con la madurez, estas cosas iban a desaparecer… que los enfados entre dos quedaría en eso, enfados entre dos… que no tendrías porque decantarte hacia un lado o hacia otro.

Siguen pasando los años y comienzas tu vida laboral y… te encuentras con tu primer jefe que te plantea: “O estas conmigo o estas contra mí”. Ostras, ni contigo ni contra ti, simplemente estoy currando por un sueldo.

Pasan más años, tus amigos se van enfadando entre sí… otra vez lo mismo: “O estas con nosotros o contra nosotros”. Leches, todos sois amigos y yo no he discutido con vosotros ni tampoco con ellos ¿Por qué me hacéis elegir?

Los amigos se van casando y… ¡¡Oh, cielos!! Comienzan las rupturas. Ya estamos otra vez igual, se supone que te tienes que posicionar con uno de los dos miembros de la pareja… pues no, no pienso hacerlo… los problemas entre ellos son SÓLO entre ellos… ellos no funcionan bien en conjunto ¿Qué tengo que ver yo en medio de todo eso?

Después llega tu ruptura, haces todo lo posible para que la gente que te rodea, a ti, no cambie su trato hacia tu expareja y lo consigues, en la gran mayoría de los casos, pero te das cuenta que las personas que lo rodeaban a él si que se decantan… y piensas: “Una lástima pero… mira, que me ha venido bien… que de un plumazo me he quitado de encima a un montón de gente que no interesa” (como han demostrado sus actos)

Supongo que algún día aprenderemos, todos, a que los problemas entre dos personas son SÓLO entre ellos dos, que nadie te tiene porque decir “Si no estas conmigo estas contra mí”

Yo, desde luego, seguiré sin exigirlo… y espero que vosotros también.

martes, 2 de junio de 2009

lunes, 1 de junio de 2009

Novedades


Ya sabéis que en nuestras carreteras están apareciendo nuevos elementos decorativos.


Sinceramente, desconozco los criterios que utilizan para señalar estos tramos: ¿será por número de accidentes? ¿será por muertos? ¿los heridos también los contarán? ¿influirá la repercusión en prensa?... sea el criterio que sea, el que utilicen, que allí están apareciendo con intención de… ¿acojonar? Desde luego si esta es la intención sería preferible que el presupuesto lo gasten en señalizar bien la vía, ya que la primera vez que los ves quizás acojona un poco pero… después de media docenas de veces pues… como que te deja fría, pero mientras tanto los cambios de rasante o las curvas sin visibilidad marcadas con línea discontinua allí siguen.

A diario debo recorrer unos 50 km para llegar a mi curro (por cierto, a quien le pueda interesar, ya he dejado de utilizar el tramo de autovía, no se adelantaba nada y, además, circula por él un cochecito oscuro lleno de antenitas que te hace unas fotos maravillosas de recuerdo para el álbum familiar)

A lo que iba, en esos 50 km han aparecido 3 tramos de concentración de accidentes (aunque, en mí humilde opinión, tendría que haber más… ya que no es que sea una carretera muy segura que digamos) Entre los 3 tramos suman algo más de 5 km… un 10% del recorrido, porcentaje que no esta nada mal ¿no os parece?

Jooooooooooer, ¿Por qué demonios renunciaría, yo, al curro que me ofrecieron en Osketa City?... Siesques pa darme de bofetones ahora mismito y no parar.