jueves, 28 de enero de 2010

Se Busca

Como veo que Luna-tica anda algo preocupadilla contolosuyo vamos a echarle una mano, si logramos encontrarlos seguro que os lo agradecerá eternamente.





SE BUSCA:
MARIQUITA QUE VIVIA CON UN TOPITO.
LA ULTIMA VEZ QUE SE LE VIO LLEVABA UN TRAJE ROJO CON PUNTOS NEGROS, LA ULTIMA MODA EN PASARELA, Y TAMBIEN LLEVABA LA BARRA DE PAN QUE HABIA IDO A COMPRAR.


SE BUSCA:
TOPITO QUE VIVIA CON MARIQUITA.
MOTIVO: INTENTO DE ASESINATO DE UNA MARIQUITA AL ORIENTARLE MAL CUANDO ELLA SE DIRIGIA MUY FELIZ A COMPRAR EL PAN.

martes, 19 de enero de 2010

Por Amor




El Rey Eduardo VIII del Reino Unido (Edward Albert Christian George Andrew Patrick David para los amigos) accedió al trono, por una serie de coincidencias (entre ellas porque era Príncipe de Gales y su papi la diño), el 20 de enero de 1936.

Estaba él tan ricamente reinando cuando decidió que deseaba casarse con su amante Wallis Simpson.

¡¡Dios lo que había dicho!! Siendo líder de la Iglesia pretendía casarse con una plebeya, estadounidense para más señas, de “mala reputación” que iba con hombre y, además, se había divorciado dos veces. Unos cuantos personajillos de la Iglesia y del gobierno decidieron que NO APROBABAN esta unión.

¿Que hizo Edward Albert Christian George Andrew Patrick David? Muy sencillo, 326 días después de haber accedido al trono, el 11 de diciembre de 1936, abdicó y fue sucedido por su hermano. No se sentía capaz de soportar la pesada carga de la responsabilidad y desempeñar sus funciones como Rey sin la ayuda y el apoyo de la mujer que amaba. Por lo visto, ella intentó convencerle de que no lo hiciera pero sus dotes de persuasión debían estar de vacaciones por aquellos días.

Después de esto tuvo que hacer el petate y largarse porque había sido invitado a un exilio "voluntario”

Se cuenta que Edward Albert Christian George Andrew Patrick David se negó a ser enterrado en la Capilla de San Jorge del Castillo de los Windsor como Rey del Reino Unido, pues sabía que allí no enterrarían a Wallis, así que ahora están, ambos dos, en el Cementerio Real de Frogmore.


Beatrix Wilhelmina Armgard y su maridito Claus decidieron ponerse a procrear y tuvieron a sus tres retoños. En 1968 llegó el segundo, Juan Friso (conocido como Johan Friso Bernhad Christiaan David). El pobre sería el segundo en la línea de sucesión al trono pero, aún por esas, no quiso dejar de tener su minutito de gloria.

Allá por el año 2003 decidió que se quería casar con esa rubia tan mona, Mabel Wisse Smit.

El Primer Ministro se echó las manos a la cabeza y anunció que no iba a apoyar el matrimonio (ya ves, los que aspiran al trono, de ese país, deben recibir el permiso del Gobierno y el Parlamento, ya que el Ejecutivo es el responsable de sus acciones) porque nuestra Mabel había tenido una relación con un conocido narcotraficante del país.

Juanito, muy tozudo él, dijo “Pues vale, pero renuncio al trono y me caso con mi Mabel”

Luego se dijo que Mabel Wisse Smit no mantuvo relaciones amorosas con Klaas Bruinsma (el narcotraficante), que las informaciones que les habían pasado eran erróneas e incompletas pero… la renuncia allí esta.


Los aquí presente no tenemos, o eso creo, que renunciar a ningún trono ni a derechos de sucesión por amor pero ¿hasta que punto seriamos capaces de llegar por amor? ¿llegaríamos a donarle un riñón si lo necesitara (y fuéramos compatibles, claro)? ¿abandonaríamos todo para seguir a nuestra media naranja? ¿seriamos capaces de apartarnos del camino, de la persona amada, si supiéramos que sería lo mejor? ¿llegaríamos, incluso, a cambiar nuestra condición sexual por la persona amada?...

Supongo que eso no se puede saber hasta que te toca pero... ¿porque no estrujarnos un poco las neuronas? ¿QUE SERIAMOS CAPACES DE HACER POR AMOR?

lunes, 18 de enero de 2010

Unas Cuantas Imágenes

Debería escribir algo pero es que mi nueva ocupación (la de ser una ociosa parada de nuevo) me lo impide... así que os dejo un correo que he recibido y que resulta muy educativo.

Sexo explicado con bolis





Con las siguientes imagenes podemos ver cómo con un puñado de bolígrados se puede explicar lo que es el sexo...





















viernes, 15 de enero de 2010

¡¡Que Bonita!!


Que bonita es la informática, que práctico es el "intelnette", que útil resulta la "intlanette", que ilusión la administración electrónica... Podemos guardar un montón de datos, podermos consultar cualquier cosa, podemos comprar, podemos relacionarnos con la administración y, todo eso, sin necesidad de movernos de nuestra casita.

¡¡Que bonita es la informática!!... bonita hasta que se escacha, claro.

Hoy por hoy casi se mira como un bicho raro a quien no tiene un ordenador en su casa. No se concibe casi ningún trabajo en el que no tenga que haber algún sistema informático por medio. Para estudiar es imprescindible el ordenador.

¡¡Que bonita es la informática!!... bonita hasta que se descojona, lógicamente.

Cuando fallece tu ordenador o tu conexión te da un disgustillo pero, en la mayoría de los casos, se puede sobrevivir sin ese aparatito, que adorna un rato, durante unos días.

Pero cuando el difunto es tu herramienta de trabajo la cosa la tenemos un pelín más negra. Se te puede dar el caso:

- Buenos días

- Buenos días ¿que desea?

- Venía a buscar mi recibo

- Ups, verá, yo se lo daría pero, ups, el servidor ha caido y no me es posible

- Pero lo necesito

- Ya

- ¿Cuando me lo podrás facilitar?

- Ups, quizás dentro de media hora, quizás mañana, quizás la próxima semana... meseyo

En este punto tu cliente maldice todo lo maldecible, te insulta todo lo insultable, despotrica todo lo despotricable... para terminar con un:

- Hoy es el último día de plazo y lo necesito hoy (frase que suele pronunciar en un tono de voz bastante elevado) porque mañana me cobrareis recargo y... (siguen los juramentos)

La solución es, más o menos, sencilla. Le juras al cliente de turno que te vas a hacer cargo personalmente de que eso no sea así, que la culpa de no poder pagar no es suya y que tu te encargas de que no se le cobre ese recargo y, con un poco de suerte, el cliente se va medio convencido (aunque antes de irse te pregunta el nombre... no hay que dudar, ni por un segundo, que al día siguiente va a preguntar por ti y más vale que te acuerdes de su cara)

Asumes que ese día no vas a poder hacer nada de nada (salvo calmar a los "clientes") y que al día siguiente (si hay suerte y se ha arreglado el problemilla) se te va como mínimo a duplicar el trabajo.

Lo problemático es cuando en tu puesto de trabajo tiene que salir la faena al día si o si. Te encuentras que no tienes acceso a tu programa y sin él no puedes hacer nada de nada (lo que implica que el trabajo de ese día, que hay que sacar a la fuerza, es imposible realizarlo)

Eso sucedio en mi currillo hace un par de días. Desde primeras horas de la mañana empezó a haber fallos (lo sé porque por la mañana estuve de clienta en esa santa casa y veía como encorrían a la gente, que acababan de atender, porque los datos no se habían quedado registrados)

A la hora de mi turno la cosa iba peor... había fallecido TODO TODITO TODO pero el trabajo había que sacarlo, como vulgarmente se dice, por cojones... así que se tuvo que recurrir a la forma tradicional (papel y boli) para luego, cuando consiguieron restablecer todo, tener que teclear aquellos listados interminables (mientras rezabamos porque no hubiera ningún error)

Creo que a estas horas aún estoy estresada como consecuencia de esa dichosa tarde.

Lo dicho,

¡¡¡QUE BONITA ES LA JODIDA INFORMÁTICA!!!

martes, 12 de enero de 2010

Al Ladrón


Al levantarme he sido consciente de que no tenía ni pa echarme un “vermutte”. Así que, dado que tengo al personal de servicio doméstico de vacaciones, he tenido que ir a comprar víveres para subsistir los próximos días.

La cosa iba bien, había tomado la decisión de comprar lo imprescindible (y nada más que lo imprescindible) pero la tragedia se mascaba en el ambiente.

Andaba yo, muy distraída, entre los pimientos y las ciruelas (que van muy bien, estas últimas, para el tránsito intestinal… si queréis obtener más detalles preguntarle al Señor Google) cuando de repente me vuelvo y…

¿¡¿¡¿¡¿Dónde está mi carro?!?!?! (he estado apunto de arrancarme a lo Manolo Escobar pero me ha parecido UN POCO fuera de lugar)
Vale, Dina, que no cunda el pánico. Alguien se lo ha llevado por error, sigue mirando la “exposición” de frutas y verduras y verás que cuando te vuelvas allí estará de nuevo.

Así lo he hecho. He seguido, como si nada hubiera pasado, cogiendo, eligiendo, pesando, etc. etc. etc. y… mi carro sin aparecer. He valorado la situación: “Vale, me tiro por los pasillos a la busca y captura de mi carro” (por los adentros me decía: “Mi caaaaaaaaaaarro me lo robaaaaaaaaron… ¿Dónde estará mi caaaaaarro? ¿Dónde estará mi caaaarro?”) El dichoso carro seguía sin aparecer y aquí es cuando me he planteado: “¿Pero quién será el agud@ que roba un carro de compra ANTES de pasar por caja?”

Los minutos pasaban, mi carro seguía sin aparecer, a la desesperada he tenido que pillar una cesta (por aquello de que ya no tenía más brazos donde guardar cosas)

Como he vuelto varias veces al escenario del crimen, me he dado cuenta de que había otro carro abandonado. “Eureka, alguien se lo ha llevado por error. Cuando se de cuenta traerá el mío y se llevará el suyo”. Pasados unos minutos el segundo carro también había desaparecido y el mío seguía sin aparecer (aquí es cuando he jurado en hebreo por no haberme quedado de rehén ese segundo carro, para el rescate me hubiera venido de fábula)

He pensado en anunciar la DESAPARICIÓN (incluso ofreciendo una recompensa a quien me diera una pista sobre su paradero) de mi carro por megafonía pero, no sé muy bien el porque, he descartado la idea.

Ya me había dado por vencida, ya daba por desaparecido DEFINITIVAMENTE mi carro, ya le había enviado recuerdos para toda la familia del ladrón/a, ya estaba haciendo memoria de lo que había en él cuando… ¡¡¡LO HE ENCONTRADO!!! El desalmad@, que se lo había llevado, lo había dejado abandonado en la sección perfumería (es muy lógico pensar que si alguien pierde un carro en frutería lo va a ir a buscar en perfumería… amos, esto lo sabe cualquiera)

He aprendido la lección. La próxima vez NO PIENSO DARLE VACACIONES al personal del servicio doméstico si no me dejan la despensa bien surtida para el siguiente trimestre.

jueves, 7 de enero de 2010

El Retorno


Parece que fue ayer cuando estaba con mi mormormor particular por las Navidades y… ahora… ¡¡¡Ya han terminado!!!... ¡¡¡Biiiiiiiiiiiiiiien!!!

Ya sólo me queda comprobar:

- El retorno de la normalidad. ¿han desaparecido los espumillones? ¿ha dejado de existir el árbol que suelta hojas por el salón? ¿el belén ha vuelto a estar en su cajita, al fondo del armario? ¿las lucecitas de colores, que por cierto producen epilepsia, se han apagado?... en mi caso es fácil contestar, como este año ni siquiera he sacado ese belén que me hice (y que tanto me gusta) pues esta todo en perfecto orden de revista… eso si, ese señor de rojo, que me dio tanto susto, sigue colgado en el mismo balcón.

- El retorno de la rutina. Las semanas vuelven a tener sus días laborales normales. Sé a que hora me tengo que acostar y a que hora me debo levantar. Sé cuanto va a durar una comida y, sobretodo, tengo la seguridad de que no me voy a levantar de la mesa con un empacho que me va a durar varios días (aunque este año debo agradecer a esas comilonas el haber ganado mi batalla particular a la báscula… ¡¡¡han conseguido que recupere mi peso!!! ¡¡¡YUUUUUUUUUUUJU!!!)

- El retorno de mi Pc. Pobriño, el animalico entro en coma en vísperas de Navidad, estaba fatal de la muerte (tanto que, incluso, pensé en darle el tiro de gracia para que no sufriera). Papa Noel me trajo una placa base nueva (más gonita ella) y después de unos días en la UCI, en los que lo destriparon por completo, le pusieron mi placa base nueva (¿he comentado que es muy gonita?), le hicieron un transplante de tarjeta gráfica (debido a la Ley de Protección de Datos no puedo facilitar la identidad del donante), le reinstalaron su sistema operativo, etc etc etc… Taaaachan, mi niño ha vuelto a mi casita CASI a pleno funcionamiento y todo esto por el módico precio de… COSTE CERO, bueno miento, por el coste de un par de cafeses ( si es que tengo un cuñaaaaaaaaao que no me lo merezco)

- La inestabilidad laboral también ha retornado. La persona que estoy cubriendo se iba a reincorporar el 28 de diciembre (que a mí me parecía una inocentada cojonuda) pero no, no lo hizo. Ahora se supone que se incorpora la próxima semana… Bueno que si eso me digan cuando me despachan, no me voy a preocupar yo ¿no os parece?

- Las personas han vuelto a retomar su naturaleza. Los que eran unos picajosos vuelven a serlo, los celosos vuelven a buscar y alimentar sus celos, los envidiosos siguen con sus envidias antiguas e incluso creo que con alguna nueva… Ya se han borrado esas sonrisas postizas, esos buenos deseos engañosos, los lobos se han quitado de nuevo su piel de cordero… ¡¡¡que maravilla!!!

Creo que no me he dejado nada en el recuento pero si no es así avisarme.

Bueno, como en su día no tuve la oportunidad y como más vale tarde que nunca pues

¡¡¡FELIZ AÑO NUEVO A TODOS!!!