viernes, 31 de diciembre de 2010

Se Nos Va...



Cierra los ojos, piensa en todo lo que te hizo sonreír en el año que termina y olvídate de lo demás... Ojala esas sonrisas se te multipliquen por 2011.

¡¡¡FELIZ AÑO A TODOS!!!


domingo, 26 de diciembre de 2010

Tensión Sexual

Hacía poco tiempo que se conocían. En un primer momento, nada indicaba que pudiera llegar a existir una atracción entre ellos pero no fue así. Conversaron, se entregaron al juego de la seducción, de una manera muy sutil, y una chispa saltó.

Entre ambos se había creado un nexo de unión basado en las caricias, los besos, los mimos, la atracción, el deseo, el placer, la pasión, el morbo…

Pocas ocasiones habían tenido de verse pero sus conversaciones, casi diarias, tenían un alto contenido erótico, fruto de la tensión sexual que existía entre ambos.

Ella sabía como provocarlo y a él le gustaba que lo hiciera.

¿Te estas tocando?

No

¿No?

No. Si las condiciones son las idóneas, puedo llegar al orgasmo sin necesidad de contacto físico.

Cuéntame como lo haces.



Me puedo imaginar que me tumbas en la cama y comienzas a besarme el cuello. Lo besas, lo lames, lo mordisqueas. Mi piel se eriza y lo notas. Sabes que ese es el comienzo y que no voy a retroceder.

Jugueteas con los lóbulos de mis orejas, eso me excita, lo sabes y te entretienes un rato.

Tus labios comienzan a bajar, se entretienen en mis hombros, bajan por mi pecho. Con la punta de la lengua jugueteas con mis pezones, tardan poco en reaccionar, aumentan de tamaño y se ponen duros. Los succionas, los mordisqueas…

El resto lo tendrás que imaginar.

No, sigue.

Si continuo ¿qué consigo a cambio?

Que te haga todo eso cuando te vea

La excitación de ella subió de intensidad. Aquellas palabras habían conseguido encenderla todavía más.

Mientras con tu boca te entretienes con uno de mis pechos, agarras el otro con tu mano. Jugueteas, lo acaricias, lo aprietas, das un pellizco… compruebas que eso me gusta, que mi cuerpo se estremece bajo el tuyo.

Sigues bajando, entreteniéndote en cada centímetro de mi piel. Lamiéndolo, acariciándolo, besándolo.

Bajas por debajo de mi ombligo, sé que me vas a hacer sufrir pero no te voy a suplicar.

Te entretienes en mis ingles, están suaves, como a ti te gustan. Tu mejilla roza, ligeramente, mi clítoris, seguro que no ha sido por casualidad.

Me agarras por las caderas y deslizas tu cuerpo sobre el mío, en busca de mi cuello, convirtiendo, así, toda mi piel en una gran zona erógena.

Puedo notar tu excitación y sé que el juego aún no va a finalizar… no ha hecho más que comenzar.

Comienzas, de nuevo, todo el proceso. Mi deseo va en aumento.

De nuevo, bajas por debajo de mi ombligo y me agarras por las caderas. Quieres que me de la vuelta. Sé que te gusta verme así y no me resisto.



Te tumbas sobre mí para alcanzar mi cuello.

El camino esta abierto y, de momento, no quieres recorrerlo.

Con tu cuerpo, con tus labios, con tu lengua recorres mi cuello, mi espalda.

Te separas un poco de mí… me das un cachete en el glúteo… eso me ha gustado.

Me coges, de nuevo, por las caderas y me atraes hacia ti elevando mis nalgas. Es lo que más te gusta.

Sigues besándome, acariciándome, mientras tus dedos van en busca de… ¿qué quieren encontrar?

Dímelo tú.

Tus dedos notan mi calidez, mi humedad… eso aún te excita más… aún nos excita más.

La punta de tu lengua juguetea con mi clítoris, haciéndome estremecer.

Paras, te separas, me coges por las caderas y me atraes hacia ti. El camino esta abierto y decides recorrerlo poco a poco. Te introduces dentro de mí lentamente, muy lentamente y…

Sigue, no pares.

No, el final lo escribiremos juntos.

viernes, 24 de diciembre de 2010

Fun Fun Fun

Esta visto que, últimamente, llego con retraso a to.

Os quería haber avisado del peligro de las cenas pre-navideñas de empresa, amigos, clubes…. y llego tarde.

Os quería haber deseado un feliz día de la SALUD y… también llego tarde.

Y si me descuido tampoco llego a felicitaros las fiestas.

La mayoría ya sabéis mi opinión de esto pero aún así

OS DESEO



¡¡¡¡FELIZ NAVIDAD!!!!

Yo me quedo con una frase que me han dicho hoy y ma’encantau:

“QUE SALGAMOS DE ESTAS ENTRAÑABLES CON BIEN”

miércoles, 15 de diciembre de 2010

El Otro Lado de la Luna


Te imaginaba durmiendo, desnuda, de lado, dándome la espalda, recortándose tu figura al contraluz que se forma cuando tu preciosa figura se interpone entre mi visión y el resplandor que entra por la ventana.

Dibujando unas curvas, un sube y baja y sube, mientras percibía tu aroma y escuchaba, suave, tu respiración.

Me imaginaba todo lo que podía hacer y no hacía para no despertarte ni romper esa figura a contraluz magnífica

Pensaba que si te hubiera imaginado yo:

Te habría hecho pequeñita para tener gracia de movimientos

Te habría hecho risueña con la sonrisa en los labios para sembrar alegría

Te habría hecho luchadora para poder vencer todos los obstáculos de la vida, sin perder la sonrisa

Te habría hecho...

martes, 14 de diciembre de 2010

La Parábola del Hijo Pródigo o La Historia de una Injusticia.

Tan pronto hicieron posible el poder cursar la asignatura de ética, como alternativa a la religión, la nena fue una de las que se cambió de bando (aunque eso supuso que te señalaran con el dedo) y, la verdad, a estas alturas recuerdo muy pocas cosas… amos, que si me dicen que debo recitar el padre nuestro o decir los ¿7? Pecados ¿capitales? (¿se dice así?) que se me daría igual de bien que hablar en ruso.

Hoy me han nombrado la Parábola del Hijo Pródigo (o la Historia de una Injusticia). La verdad es que no la recordaba y he tenido que mirarla (os la copio por si os pasa lo mismo que a mí)


 
Lc 15, 1-3.11-32
En aquel tiempo, se acercaban a Jesús todos los publicanos y los pecadores para oírle. Y los fariseos y los escribas murmuraban, diciendo: Este acoge a los pecadores y come con ellos.
Jesús les dijo esta parábola: Un hombre tenía dos hijos; y el menor de ellos dijo al padre: "Padre, dame la parte de la hacienda que me corresponde." Y él les repartió la hacienda.
Pocos días después el hijo menor lo reunió todo y se marchó a un país lejano donde malgastó su hacienda viviendo como un libertino.
«Cuando hubo gastado todo, sobrevino un hambre extrema en aquel país, y comenzó a pasar necesidad. Entonces, fue y se ajustó con uno de los ciudadanos de aquel país, que le envió a sus fincas a apacentar puercos. Y deseaba llenar su vientre con las algarrobas que comían los puercos, pero nadie se las daba.
Y entrando en sí mismo, dijo: "¡Cuántos jornaleros de mi padre tienen pan en abundancia, mientras que yo aquí me muero de hambre!
Me levantaré, iré a mi padre y le diré: Padre, pequé contra el cielo y ante ti.
Ya no merezco ser llamado hijo tuyo, trátame como a uno de tus jornaleros."
Y, levantándose, partió hacia su padre. «Estando él todavía lejos, le vio su padre y, conmovido, corrió, se echó a su cuello y le besó efusivamente.
El hijo le dijo: "Padre, pequé contra el cielo y ante ti; ya no merezco ser llamado hijo tuyo."
Pero el padre dijo a sus siervos: "Traed aprisa el mejor vestido y vestidle, ponedle un anillo en su mano y unas sandalias en los pies.
Traed el novillo cebado, matadlo, y comamos y celebremos una fiesta, porque este hijo mío estaba muerto y ha vuelto a la vida; estaba perdido y ha sido hallado". Y comenzaron la fiesta.
Su hijo mayor estaba en el campo y, al volver, cuando se acercó a la casa, oyó la música y las danzas; y llamando a uno de los criados, le preguntó qué era aquello.
Él le dijo: "Ha vuelto tu hermano y tu padre ha matado el novillo cebado, porque le ha recobrado sano."
El se irritó y no quería entrar. Salió su padre, y le suplicaba.
Pero él replicó a su padre: "Hace tantos años que te sirvo, y jamás dejé de cumplir una orden tuya, pero nunca me has dado un cabrito para tener una fiesta con mis amigos; ¡ahora que ha venido ese hijo tuyo, que ha devorado tu hacienda con prostitutas, has matado para él el novillo cebado!"
Pero él le dijo: "Hijo, tú siempre estás conmigo, y todo lo mío es tuyo; pero convenía celebrar una fiesta y alegrarse, porque este hermano tuyo estaba muerto, y ha vuelto a la vida; estaba perdido, y ha sido hallado."

¿Es justa la celebración? Si esta pregunta se le hiciera al hijo menor sin dudarlo contestaría que si pero ¿es realmente justa esta celebración? Mi opinión ya os la podéis imaginar y lo más triste de todo es que no sólo es un cuento de terror si no que esto sucede en el día a día.

Los padres siempre hacen más aspavientos y tienen más detalles hacia aquellos hijos que desaparecen o que no hacen nada antes que hacerles un pequeño reconocimiento a los que están al pie del cañón siempre.

Como me ha dicho hoy mi jefa: “en todas las familias se repiten los mismos patrones. En toda familia existen los hijos que menos hacen y son los mejor considerados y los hijos que más hacen y se les tratan a patadas”. Así que sólo es cuestión de que tengas más o menos suerte a la hora del reparto de papeles.

jueves, 9 de diciembre de 2010

Crónica De Un Puente

Yo que había planificado un puente tranquilito, en el que iba a dormir mucho, iba a estudiar más y me iba a cargar las pilas al máximo y… me he encontrado con un puente en el que ha habido de todo menos descanso (amos, que si lo llego a saber me pillo fiesta el martes, hombrepordios)

Estudiar, lo que se dice estudiar, pues más bien poco (con el cargo de conciencia que esto me supone)

Para contrarrestar, me encontré haciendo de árbitro en un rifi-rafe entre un argentino y una niña de 8 años. Lo que me llegué a reír no os lo podéis imaginar, eso sí creo que la niña acabo pensando (además de que existían botellas voladoras) que yo había perdido unas cuantas docenas de tuercas.

También me encontré, por sorpresa, con un viaje a la ciudad de los vientos huracanados y otro a la ciudad de las nieblas. Del primero vine cargadita de bolsas (como si regalaran las cosas) y en el segundo descubrí partes de la ciudad que jamás había pisado.

Además, cuando Luna-tica me regaló un “¡Estoy orgullosa de ti!” me entraron unos calores interiores y se me hincho el pecho como a un pavo real en celo (yo también estoy orgullosa de ti, reina)

Y, como traca final de fiestas, un paso, de varias horas, por el Servicio de Urgencias de nuestro queridísimo Hospital (eso sí, de sufridora acompañante que, por si no lo sabéis, no te da derecho a ocupar cama) con los respectivos mosqueos hacia el equipo médico y demás.

Menos mal que hubo otro planes a los que no me apunté si no hoy no me recogen ni con pala.

martes, 7 de diciembre de 2010

Se Me Hincha La Vena Del Cuello, Como A La Patiño

Pues yo sigo con lo mío, con esas cartas que os conté hace unos días.

Las que más me gustan son las manuscritas, no sé, les veo un encanto especial, son como más íntimas, más de tu a tu, pero ahora, por desgracia, la remesada que tengo entre manos son mecanografiadas en su mayoría, jooooooooo

A pesar de que estas cartas mecanografiadas no me llaman la atención (con las que pierdo poco, por no decir nada, de tiempo) ha habido una que me ha atraído (sin ningún motivo aparente). Era bastante larga y contaba muchas cosas.

Pero me ha salido la vena feminista al llegar a un párrafo en el que la hermosa dama le narraba, a nuestro famoso, que el genio que ella tenía en la juventud había desaparecido, que a su queridísimo esposo le habían avisado que tendría que emplear mano dura con ella y que había tomado buena nota de ello… pero lo que más me ha sorprendido (y mosqueado) es leer con el alivio que le contaba que como SÓLO le pegaba el día que la chica de servicio tenía fiesta y, así, no había escándalo…


 
Aunque estas cartas están fechadas a mediados del siglo pasado me sigue pareciendo una aberración el que alguien piense que si le pegan es porque lo merece.

¿Es para que se me hinche la vena del cuello o no?