lunes, 26 de septiembre de 2011

Así Semos



A las personas nos atrae o nos disgusta la manera de ser de las personas que tenemos frente a nosotros. Cuando esa atracción (en positivo) culmina en relación (ya sea de amistad, sentimental, …) conlleva la aceptación de esa persona, con todos sus defectos y todas sus virtudes.

Todos estamos de acuerdo en que existen comportamientos que puedes pedir que no hagan en tu presencia (“Joer, no te eches un cuesco mientras estamos comiendo”, por decir algo) y que tu, tan pronto seas consciente de ello, evitaras o suavizaras aquellas cosas que puedan molestar a la otra parte. Son pequeñas modificaciones que haces de una manera voluntaria.

El problema es cuando quieren darte una mano de chapa y pintura; cuando quieren tunnear por completo tu manera de ser y de actuar convirtiéndote en otra persona (persona que, por cierto, odiarán en el futuro… ya que será un producto defectuoso)

En una ocasión lo consiguieron, borraron mi sonrisa… sólo fui capaz de darme cuenta cuando volví a recuperarme a mi misma.

Hubo otra ocasión en la que estuvieron a punto de conseguirlo… ya habían conseguido meter medio cerebro en el taller… afortunadamente pude recuperarlo a tiempo (aunque sufrió algún daño en el proceso)

Ahora lo detecto casi antes de ser pensados los cambios y… corro… corro muy rápido 

viernes, 16 de septiembre de 2011

En Off


Hace días que me apetece escribir un relato erótico-festivo y… que no hay manera, oiga. Si yo no tenía problemas… bueno, miento, tenía problemas a la hora de no hacerlos demasiado extensos pero por lo demás… oyes, que era ocurrírseme y en un par de pensamientos zas, allí estaba.



Podía ser el cansancio de todo el año pero… ahora ya he vuelto de vacaciones y ¿dónde está la inspiración?

La cosa es: no mes’escurre na que escribir… pero na de na…