miércoles, 21 de diciembre de 2011

Quien Canta Su Mal Espanta

Llegados a estas alturas se suele hacer balance del año… así que “enresumiendo”:

Comenzó, el año, con un grandísimo divorcio.

Ha habido enfermedades de todos los colores y sabores. Así como varios pasos por Urgencias y por quirófanos (sin haber conseguido, EN NINGUNO DE ELLOS, unas tetas nuevas)

Por solidaridad, mi cuenta corriente también enfermo.

Se ha instalado algún kilillo que otro, de más, en mi línea de flotación (y se resisten a desaparecer).

Y, para remate, me han concedido mis vacaciones financiadas por el INEM (¡¡¡muchas gracias a todos por financiarlas!!!) y no he encontrado un candidato para pegar el braguetazo del siglo.

Como positivo sólo puedo sacar que este año es el que he conseguido dejar de fumar (y todo gracias a la ley antitabaco)

Haciendo las operaciones oportunas SÓLO puedo llegar a una conclusión:

En el 2012 SÓLO PUEDE IR TODO A MEJOR

Aunque no me gustan estas fechas este año marcan el inicio de mi muy-mas-mejor vida, así que:

¡¡¡FEEEEEEEEEEEEEELIZZZZZZZZZZZZ 

NAVIDADDDDDDDDD!!!




domingo, 18 de diciembre de 2011

Tópico Típico


Una mujer (si no quiere acabar con huesos en la tripa) no debe estar por las calles a partir de ciertas horas de la noche. Como si al sonar la última campanada de la medianoche desapareciera la ropa y todo el mundo se pusiera a fornicar (¡¡toooooooooooooma!!) como locos.

Sábado sabadete camisa limpia y polvete. No sé si interpretarlo como que TODOS los sábados se pilla cacho o que ya te puedes espabilar porque como NO sea sábado NO vas a pillarlo.

La primera vez es especial y siempre la recordarás. Salvo que la otra parte contratante tenga mucha más experiencia (que no suele ser lo habitual) suele ser un desastre que es mejor olvidar.

La noche de bodas también es especial y tampoco se olvida. Lo reconozco: “NO SE OLVIDA”, con la castaña que llevas ¡¡como para ponerte a enredar!!... tu meta, principal, es conseguir salir de aquel vestido lleno de botones e intentar alcanzar la cama… aunque sea reptando.

Esta noche mojo. ¿Porqué tiene que ser por la noche?... ¿qué le pasa a la hora del té?... ¿o como aperitivo?... algunas casas de citas tienen mucha actividad a la hora del almuerzo…

Esto me llevó a pensar de todos los “buenos momentos” que he tenido en mi vida ¿con cual de ellos me quedo?¿cual es el que recuerdo de una manera especial?

Enseguida me vino uno a la cabeza y… si, me quedo con ese sin dudarlo.


Fue hace pocos años. Era verano. Un día entresemana. Al despertar, para ir a currar, la cosa se lió, se lió y… los detalles “escabrosos” NO pienso compartirlos (así que ya podéis atar o desatar, según os interese, vuestra imaginación)

Cuando llegue al curro (una hora más tarde de lo que por costumbre llegaba):

Mi compañero P: Dina, ¿estas bien?
Yo (Dina, pa más señas): Si, P, muy bien
P: Te veo distinta ¿te pasa algo?
Yo: No, P, no me pasa nada, estoy bien.
P: Estas cambiada ¿has ido a la pelu? ¿te has maquillado más?...
Yo: P, estoy como todos los días
P: 

Al pobre lo tuve toda la mañana preocupado por mí pero ¿cómo le iba a contar que lo que me veía distinto era una cara de felicidad?...sobre todo por que, conociéndolo, hubiera querido saber que motivaba esa felicidad… y eso si que ya no se lo podía contar.

Y vosotros ¿con que “buen momento” de vuestra vida os quedaríais? (si queréis podéis compartirlo conmigo, se guardar un secreto)

viernes, 16 de diciembre de 2011

P'Acabala De Joder


Llego a casa y ¿qué me encuentro?... una carta a mi nombre… empiezo a leerla y (cito textualmente):

“… Por este motivo, ponemos en su conocimiento que nos encargamos de realizar el seguimiento de su baja…”

¡¡¡Mi baja!!!... ¿estas hablando de MI BAJA?... ¿¡¿¡¿¡De esa en la que me pedí el ALTA VOLUNTARIA hace 10 días?!?!?!

Sigo leyendo y:

“…Con el fin de realizar el seguimiento de su dolencia le citamos para que acuda el día 20 de diciembre de 2011…
En el supuesto de encontrarse en situación de alta médica, le rogamos que se ponga en contacto con el Departamento de…”

Anda y tócatelos a dos manos… que sea ese departamento el que se encargue de averiguar mi situación médica… ¿no ha llegado a sus oidos que estoy de baja?... pues también les llegará que me pille el alta.

Y rematan con un:

“…Le informamos que la incomparecencia injustificada a estos reconocimientos, supondrá la extinción de su derecho a la prestación económica…”

Amos a ver… que no me quiero enfadar… si partimos de la base que ayer me quede en la puta calle… ¿qué carajo me estas contando?... es más ¿cómo vas a demostrar que no he comparecido si la dichosa carta la has enviado por correo ordinario?...

Si… estoy cabreadamuuuuuuuuuuuuuuuuy cabreadaexcesivamente cabreada… pero se me pasará en breves y prometo escribir lo que tenía en mente antes de que me llegara la dichosa cartita… pero, de momento, dejarme disfrutar un rato de mi mosqueo.

jueves, 15 de diciembre de 2011

Ten Cuidado Con Lo Que Deseas

He comenzado la mañana con un:


“realmente quiero
UNAS VACACIOOOOOOOOOOOOOOONES FINANCIADAS POR EL INEM!!!!”

Un par de horas más tarde:

“esta mañana pidiendo vacaciones financiadas
y YA LAS TENGO!!!

cese fulminante


Así que dentro de lo malo:

¡¡¡QUE ME DEJEN TRANQUILITAS LAS NAVIDADES!!!


jueves, 8 de diciembre de 2011

¿Nos Ha Mirado Un Tuerto?

No sé cual es el origen de esta frase pero, como todos sabemos, se utiliza para indicar que parece que alguien te ha echado una maldición.

Este año (que ¡¡¡AFORTUNADAMENTE!!! acaba en ná) he debido ser la agraciada con dicha mirada porque…. ¡¡¡madre que racha!!!


lunes, 5 de diciembre de 2011

Flooooooooooren... ¡¡¡Te Necesito!!!

Regreso a casa, estoy satisfecha, he conseguido mi propósito. Al salir me había propuesto llegar, a casa, a una hora “decente”  y completamente serena… y así ha sido.

La puerta de mi edificio esta frente a mí, mientras busco las llaves observo, por el rabillo del ojo, como alguien me observa desde dentro del portal.


La prudencia aconseja no entrar sola en el portal pero como, para no perderla, no suelo sacar a la Señora Prudencia conmigo yo “p’adelante”. Mientras, iba pensando en quien podía ser la persona que me observaba desde dentro del edificio… ¡¡¡ya está!!! ¡¡¡Como no había caído antes!!! ¡¡¡EL PORTERO* del edificio!!!... seguro que, con lo bromista que es, espera a que vaya a introducir la llave en la cerradura y me abre la puerta… pero, como ya me lo espero, no me asustaré.

Para mi sorpresa la puerta NO se abre sola… ¡¡¡ tengo que utilizar MI LLAVE!!!

Una vez dentro me empieza a entrar el acojono: “Si no es el portero el que observaba… ¿quién era? y… ¿con que intención?” Empiezan a pasar un montón de ideas por mi cabeza (y, como es lógico, ninguna buena)… ignorando, de nuevo, a la Señora Prudencia decido seguir adelante… ¿Qué puede pasar? Sólo me separa unos pocos pasos del ascensor y de allí a la seguridad de mi hogar… pocos segundos más.

Respiro hondo (por aquello de reafirmarme en mi “¿valentía?”) y empiezo a avanzar por el pasillo de la derecha*, paso delante de la mesita* (que nunca supe quien la puso allí ni con que intención)… comienzo a respirar tranquila, media docena de pasos más y ya estoy en el ascensor.

Cuando giro hacia el ascensor descubro, con sorpresa, que sigo estando a la altura de la mesita… “¡¡Que raro!! Pensaba que había seguido andando. No importa, media docena de pasos me quedan” Retomo la marcha me giro, cuando considero que estoy a la altura del ascensor, y… ¡¡¡la MESITA!!! vuelve a ocupar su lugar… otro intento e ¡¡idéntico resultado!!!

Paro unos segundos para pensar. Algo me impide acceder a mi ascensor*  pero puedo intentar por el ascensor del otro lado. Me giro y comienzo la marcha.

Ando, ando y ando… pero cada vez que me giro sigo estando en el mismo punto, junto a la mesita.


Comienzo a sentirme mareada (como si estuviera muy muy borracha), empiezo a asustarme,… cuanto más intento avanzar menos me muevo.

Quizás si ando con los ojos cerrados lo consiga… ¡¡NO!! ¡¡tampoco esto funciona!!

Estoy muy mareada, confusa, aterrorizada… y mi anónimo “observador” sigue allí, al acecho… noto su presencia, su mirada…

Afortunadamente en este preciso instante desperté… Flooooooooooooren, ahora te toca a ti… ¿Qué significa?

*Mi edificio no tiene portero. Sólo tiene una única escalera y un único ascensor. No existe ninguna mesita que adorne ningún hueco del edificio