jueves, 14 de febrero de 2013

Una De Cupido.... Marchaaaaaaaaaaaaando



Andaba Psique toda motivada con las últimas tendencias en moda, sin saber que Afrodita estaba toa enterita reconcomía por los celos que le producía su belleza.

Afrodita, como buena diosa que era, cuando se encabritaba se encabritaba de verdad, nada de medias tintas ni gilipolleces, así que rumió y rumió hasta que se le encendió la bombillita y ¡¡¡¡YA SABÍA QUE IBA A HACER!!!!

A la hora de la merienda, cogió a su hijico por banda y le contó el plan: él le lanzaría, a Psique, una flecha de oro oxidado que le haría enamorarse del hombre más horrible que se cruzase por su camino. Como Eros (Cupido pa más señas) era un hijico ejemplar p’alla que se fue, a cumplir con los deseos de la suyya mamma. Peeeeeeeeeero (en toda historia siempre hay un pero) al verla Eros se enamoró hasta las trancas de Psique.

Ahora el pobre Eros tenía un problema, si le comunicaba a la suyya mamma que se había enamorado de Psique se podía enfadar. Para no sufrir ningún accidente, mientras piensa que va a hacer, tira la flecha al mar y se pone a pensar. ¡¡¡Ya esta!!! Esperará a que Psique duerma y se la llevará volando hasta su palacio.

Dicho y hecho, ya tiene a Psique en su camita y Doña Afrodita no se ha enterado de nada, si quiere que siga reinando la paz tiene que continuar sin enterarse, así que sólo se presenta ante Psique de noche y le pide a ésta que no intente averiguar nada de él.

Psique, pobre, echaba de menos a sus hermanicas y quería verlas… se había ido sin despedirse ni na. Cuando se lo contó a su amado este aceptó que fuera a visitarlas aunque le aviso que ellas acabarían con su felicidad.

Mientras estaba con sus hermanas, y ante la insistencia de estas porque les contará cosas de su amado, tuvo que decirles la verdad. Como Psique era la hermanica pequeña la empezaron a avisar: “Uuuuuuuuy, que raro suena” “igual es muy muy muy feo y por eso no deja que lo veas” “Chica, a media noche deberías encender la lámpara y verle la cara… porque este algo oculta, seguro”

A la pobre le pusieron la cabeza como un bombo, sus hermanas la querían bien, la conocían desde el día que nació… tenían razón, debía ver que se ocultaba al otro lado de la cama. Cuando Eros duerme profundamente enciende un lámpara, la acerca al rostro de su amado… la mala suerte quiso que una gota de aceite hirviendo cayera sobre el rostro de Eros… y, fíjate por donde, va y se despierta a causa de esta insignificancia. Se enfada, muy enfadau, y se larga.

Psique le pide a Afrodita que le devuelva el amor de Eros, la muy inocente no sabe en el jardín que se está metiendo… Afrodita, la muy bruja, hace a la perfección el papel de diosa comprensiva  y le promete que se lo devolverá pero sólo si realiza cuatro tareas que le va a decir… La pobre Psique accede, sin pensar que su suegrecita quizás quiera deshacerse de ella.

Psique, que será inocente pero tiene una suerte que no veas, consigue completar todas las pruebas y seguir con vida (punto bastante importante). Como parece que tenía la autoestima un poco baja no se le ocurre otra cosa, a Psique, que tomar un poco de “belleza” de la que consiguió en el inframundo, con el fin de que Eros la amara si o si… nunca imaginó que lo que había en la caja era un “sueño estigio”. Eros, que ya la había perdonado, voló hasta su cuerpo y limpió el sueño de sus ojos.

Entonces, Eros, se presentó ante su pappa y su mamma  suplicándoles permiso para casarse con Psique. Fue tan convincente que no pudieron negarle su deseo, Zeus convirtió en inmortal a Psique (por aquello de que no se les arrugara demasiado deprisa), celebraron un bodorrio por todo lo alto… poniéndose a procrear acto seguido, no fuera a ser que nos quedáramos sin dioses




Disfrutar del día aquellos que tengais a vuestro amorcito
y los que no... intentar llevarlo con resignación y 
confiar que no resulte demasiado empalagoso el día

martes, 5 de febrero de 2013

Para Que Santa Agueda Os Conserve La Teta

Fue virgen y mártir y... y os buscais información que yo ando lo suficientemente enfermita como para no tener ganas de hacerlo.
 
¡¡¡FELICIDADES, NIÑAS!!!!
 
y cuidado con los excesos del día de hoy... que perdéis el norte enseguida