miércoles, 7 de julio de 2010

A Pocas Horas




Ya estamos allá (¡¡¡POR FIN!!!), en poco más de 12 horitas habrá acabado todo: los nervietes volverán a su cajoncito privado; la colitis programada desaparecerá (¿Quién necesita operación “bikiniki” teniendo unos cuantos exámenes?); de la incontinencia urinaria no se sabrá nada (hasta que tenga que hacer un viaje, claro); las ojeras irán remitiendo poco a poco; las ganas de meterme en la cama a llorar (para descargar el estrés) tienen sus horas contadas; las pesadillas se convertirán en sueños agradables y placenteros… ¡¡Recuperaré MI VIDA!! ¡¡BIIIIIIIIIIIIIIIIEN!!

RESULTADO:

Primer examen: pasado limpiamente… amos, como que estoy contentísima con mi NOTAZA

Segundo examen: redactado y mañana lo iré a leer pero, para que conste en acta, voy bajo coacción y amenazas (varias personas quieren llevarme de los pelos si no voy, yo, voluntariamente y, como son más grandes que yo, no voy a tentar a la suerte y tener que comprobar que no lo decían sólo p’asustar)


Si por una de esas casualidades de la vida, que la veo bastante difícil (salvo que San Judas Tadeo, patrón de los imposibles, haya hecho su trabajito), apruebo, este segundo examen, aún quedará otro pero como es bajito y se deja…