jueves, 12 de mayo de 2011

Siempre Llevando La Contraria

Prometí que terminaría ese post que empecé a escribir hace ¿una semana? ¿10 días? ¿15?... no sé, perdí la cuenta, pero hoy no es el momento de que vea la luz.

Por una vez (y sin que sirva de precedente) voy a poner un poco de orden en mi caótica vida y voy a empezar por donde tengo que empezar… que no tiene porque ser, necesariamente, el principio.

He tenido una larga ausencia (para mi si que ha sido larga… no os pongáis tan quisquillosos) podría decir que ha sido porque he conocido a una persona estupenda que me ha llenado cada minuto del día pero… no ha sido así, el motivo de mi dejadez ha sido una ruptura. Una separación dura, difícil y de la que espero no queden secuelas en un futuro.

Hace un par de meses decidí romper relaciones con la nicotina, por aquello de que me jodía bastante que me prohibieran fumar pero estaban encantados con que siguiera comprando tabaco.  Vale, hasta aquí todo normal…



Normalmente cuando alguien deja de fumar se siente maravilloso, recupera el gusto, el olfato, empieza a tener más capacidad pulmonar… amos, que se encuentran en la gloria… esto le suele pasar al 99,9% de las personas que deciden dejar de fumar… pues yo soy el 0,1% restante.

Si si, yo por llevar la contraria la llevo incluso en esto. ¡¡¡Menudos 2 mesecitos (porque ya llevo más de 2 mesecitos sin fumar) he pasado!!! La nicotina decidió que si yo la abandonaba a ella, ella me iba a dejar una serie de paquetes bomba por todo mi organismo… la madre que la matriculo, ha sido como los niños en su primer año de guardería (que están enfermos semana si y semana también).



Casi he montado una farmacia clandestina en casa… de la cantidad de pastis de todos los colores, sabores y formatos que me han recetado… que si esta pal estómago, que si esta pa los mocos, que si esta pa las fiebres, que si esta pa desatascar las tuberías…

A fecha de ahora:

.- Sigo sin fumar
.- Me encanta estar rodeada de fumadores (¡¡¡que bien hueeelen!!!)
.- Casi casi casi me he desenganchado de las pastis
.- Y, lo que más importante me parece, creo que ya he dejado de ponerme enferma (aunque estoy convencida que es porque de pequeña ya pase la varicela, sarampión, papera, rubéola, etc. etc. etc. y he quedado inmunizada)

No hay comentarios: