jueves, 2 de junio de 2011

Mis Tetas Bien, Gracias


¿A que parecía feliz y relajada estos meses? Pues debo comunicaros que NO, no lo estaba ni una miajeta (pero disimulo bien)

Hace unos meses, una de nuestras “queridísimas” ginecólogas me impuso una mamografía como castigo (si si, fue un castigo claro, ya que tuvimos una grandísima discusión y visto que no podía mandarme ninguna otra prueba, ya que las tenía hechas todas, eso era lo único que le quedaba)

Cuando salí de la consulta, en pleno subidón del rebote, me dije: “Yuuuuuuuuuuuuuunamieeeeeeeeeeeerda, no pienso hacérmela”. Pero, claro, soy como la gaseosa (que tan pronto subo como bajo) y enseguida me entro el poco talento que tengo y empecé a pensar: “Joer, quizás puede ser interesante hacerlo”, “vale, no te notas nada pero… ¿y si tienes algo que aún no se ha manifestado?”, “niña, que la mejor medicina es el diagnóstico precoz”… así que me autoconvencí para hacérmela.

A pesar de ser extremadamente positiva siempre queda una pequeña duda de “Pueden sacar algo chungo”. Para evitar caer en ese bucle de pesimismo en el que te ves entrando en quirófano etc. etc. etc. yo tengo mi pequeño truco… NO HABLO DEL TEMA, no es por secretismo (ni muchísimo menos) si no por:

1.- Los demás también tienen problemas e incluso puede que sean más gordos que los míos.

2.- Existen personas que en vez de animarte, quitando hierro al asunto, te hunden en la miseria, ya que te hablan de situaciones que no se te han pasado ni por la cabeza (y en las que se suele incluir, como regla general, un bonito funeral)

3.- Puedes estar preocupando INNECESARIAMENTE a personas que te aprecian y te quieren.

4.- Si exteriorizo mis preocupaciones antes de tiempo me descentro de otros temas importantes.

Así que me cojo esa preocupación, la hago lo más pequeñita posible y me la guardo en un rinconcito en el que no me de demasiado mal y del que no le permito salir casi nunca.

Una vez que la incertidumbre ha pasado podría ser el momento de contarlo pero ¿para que? Si, total, todo ha salido bien y me puede llover una gran bronca.

Pues eso, que por una vez (y sin que sirva de precedente) os comunico que respiro tranquila y relajá… 

Mis tetas ¡¡¡¡BIIIIIIIIIIIIIIIEN!!!, gracias

10 comentarios:

josefina dijo...

No sabes lo que me alegro.
Pero mi consejo, no dejes de lado las pruebas que te manden.
Sobre todo siempre positivamente, solo es un control.
Un besico

Dina dijo...

Gracias, Josefina, sobretodo viniendo de ti se agradece mucho más.
No me suelo resistir a las pruebas (aunque en ocasiones me hayan dejado cual colador) pero en esta ocasión no había ningún factor que justificara la prueba (ni edad, ni me había quejado, ni me había hecho ella una revisión ni na de na)... sólo fue el rebote que se pillo al ver que no tenía la razón y yo no me callaba (es que a veces me sale la sangre vasca... no puedo evitarlo, jejeje)
Besotes muy gordos, guapetona

Florencio dijo...

Me congratulo!!

Dina dijo...

Toma y yo... pero más que na porque les tengo cariño... son tantos años juntas que...

m4n010 dijo...

Cariño, me alegro por tus tetas y me aplicaré para mï tu punto número uno.

Ahora bien, aunque te entiendo por aquello de que a mí los tactos rectales no me chistan nada, hazme el favor de tomarte un poco en serio eso de las revisiones, porque yo tuve mi primera depresión hace 7 años y por no tomarmela en serio y hacerle caso a los iluminados que me recomendaron no tomar las pastillas que me recetaba el médico, mira como estoy ahora.


Un besazo corazón, y repito que me alegro por tus tetas aunque no tenga el gusto de conocerlas.

Dina dijo...

Manooooooooooolo, rey, que m'encanta leerte por todos los laus, ya lo sabes.

Cari, el que el punto 1 sea bueno para mi no significa que lo sea para los demás. Yo me lo puedo aplicar porque, como me dijeron en una ocasión, "Cicatrizo demasiado bien y rápido las heridas"

Aunque te parezca lo contrario me tomo muy en serio mis revisiones... pero las revisiones que debo tomarme en serio (no las que me hacen por castigo puro y duro). Soy buena paciente aunque eso no quita que me gusta negociar mis tratamientos con los especialistas de turno (por aquello que la que mejor conoce mi cuerpo y sus reacciones soy yo) y poquitas veces me confundo en mi diagnóstico previo (no será la primera vez que voy a urgencias y les digo: "hola, buenas, vengo para que me receten esto por este motivo"... lógicamente no me creen, me tienen varias horas allí y acaban confirmando mi diagnóstico y dándome lo que les he pedido, jejeje)

Yo también me alegro de que mis pequeñas estén bien... aunque sean rollo bonsai les tengo cariño.

Cuidate un montón que si algún día voy por tu tierra me tendrás que hacer de guía turístico

m4n010 dijo...

Vente por aquí que no sólo te hago de guía turístico sino que ademas te invito a comer marisco.

Palabra de honor.

Dina dijo...

Ahora ya no te me vas a poder echar atrás, lo tengo todo por escrito y con testigos, jajaja

Enol dijo...

No te preocupes que esta misma noche me paso para darte una segunda opinión y así te quedas más tranquila. ;)

Dina dijo...

Enol, cariño, siempre supe que podía confiar en tí para una segunda opinión y esto me llega al "arma"... ¿a que hora dices que vienes? eeeeeeeeeeeeeeeeeto, vendrás cenau ¿verdad?