lunes, 10 de diciembre de 2012

Libre Elección De Especialista... Ja



Mi derecho a la libre elección de especialista la ejerzo SÓLO exigiendo quien NO quiero que me visite. Por supuesto que si, además, consigo que el especialista que me atienda sea aquel en el que confío plenamente mejor que mejor.


Existe una consulta (una que yo sepa) en la que los especialistas no tienen asignados días y horas fijas, a ti te citan a la consulta y ¡¡¡SORPREEEEEEESA!!!. La regla general es que te toque un buen especialista.

En la última visita (con uno de esos especialistas que merecen todo mi respeto) me dicen que no pida hora antes de 90 días (lo que  nos lleva a finales del mes de febrero) porque en caso contrario no  tendremos TODOS los resultados. La semana pasada me llega una citación adelantándome esa cita, lo que hace que se me pongan de colgante… ya que este tipo de visitas sólo se suelen adelantar tanto tiempo para dar una NO MUY BUENA NOTICIA.

Al llegar hoy ya me ha dado mala sensación el ver aquello casi vacío… pero he descartado la idea de que pudiera ser que estuviera aquel que yo no quería. Cuando a los 5 minutos de estar allí ya me han llamado mi vocecita interior me ha dicho “Uuuuuy, que la vamos a tener”

Efectivamente ¿quién me ha visitado? El único “especialista” (por llamarlo de alguna forma) que NO  quiero que me visite… vamos, no quiero  ni que me de los buenos días.

El susodicho cuando me operaron no me quería dar el alta a mí y a otra chica, de la misma habitación, la mandaba para casa… hasta que por algo que yo dije se destapo que había confundido a las pacientes por NO molestarse en mirar las historias clínicas.


Hoy ha hecho EXACTAMENTE lo mismo.

Por un lado me deja sin saber mis resultados (aquellos que me hubieran dado en el mes de febrero) hasta dentro de 5 meses... eso si, los 5 meses ha sido por protestar ya que el muy (omitiré el adjetivo calificativo que estoy pensando) pretendía citarme para dentro de un ¡¡año!!, ante mi protesta me ha saltado “el protocolo dice que en un año salvo que te hayamos operado”¡¡¡ES QUE ME HABÉIS OPERADO!!!... el muy (volveré a omitir el adjetivo calificativo) ¡¡¡Ni se había molestado en mirar mi historia clínica!!!.

Así que he salido como un miura de la consulta, he despotricado en citaciones, he despotricado en atención al paciente… allí me he enterado que el cambio de día se había realizado desde la propia consulta… hombrenomejodas, si tiene la necesidad de ROBAR pacientes para justificar su agenda ¡¡¡que se jubile, joder!!! (que hay especialistas muy buenos en el paro)... y no descarto presentar mi propia queja por escrito

11 comentarios:

m4n010 dijo...

Sin comentarios...

Te cuento otra que me pasó.
Hace 4 años tuvieron que implantarle a mi hijo un esfinter artificial.
Después de 6 meses de espera por la operación, llaman por tel. para que esa tarde lo ingresemos que al día siguiente lo operan y se lo implantan.
Así fue, ingresó a la tarde y a primera hora de la mañana estaba en quirófano.
Pero estaban el chaval, el cirujano y todo su equipo preparado... el esfinter que le iban a implantar aún estaba en Madrid... a 600 kilómetros.

Miss Potingues dijo...

Yo presentaría la queja.
Si no quieres que te atienda ese médico a ver por qué tienes que pasar el mal rato con él.

Un beso!

Dina dijo...

Manolo, lo peor que es que cuando te ha tocado discutir mucho con la clase médica sales con la sensación de ser una camorrista en potencia.

Miss, yo no quiero que no me atienda a mi... lo que quiero es que deje de ejercer... que otra persona hubiera callado y se hubiera ido con el rabo entre las piernas y las consecuencias pueden ser tremendas

Anónimo dijo...

Protesta nena, protesta. Joeee, q paissss

N. atasha dijo...

Siento mucho el mal rato que has debido pasar, POR SEGUNDA VEZ!! No hay derecho. Presenta tus quejas y un escrito si hace falta de los motivos por los que no quieres que ese doctor te atienda más. No es un buen médico y si contigo ha tenido ya dos fallos quién dice que no haya tenido, o tenga en un futuro, más fallos con otras personas. Menos mal que tú al menos te diste cuenta! Situaciones así crean mucha impotencia. A mí también me pasó algo con mi médico de cabecera y me cambié, es verla por el Pac y se me revuelven las tripas.

Pd. Dina, si entras en mi blog y ves que pone que he privatizado es porque en vez de cerrarlo y perder lo que tengo lo he dejado en el aire. No voy a seguir con él, pero vendré a visitarte a tu blog.

Un abrazo.

Dina dijo...

Anónimo ¿eres Anónimo o eres la perezosa de Amy? Ya sabes que yo reivindico mi derecho a la pataleta... incluso cuando no tengo razón, jajaja

N. atasha, espero que la decisión de cerrar el blog sea tuya... y no por la gente que entra con la sola intención de dar por donde amargan los pepinos.
Date un pequeño descanso, consulta la decisión con la almohada y... si decides continuar aquí estaremos para seguir leyéndote

N. atasha dijo...

Hola Dina,

La decisión fue mia, debido a una persona física. Lo peor de todo esto es lo que ha venido después, que estoy que no me lo creo. Cometí el error gordo de pedir ayuda a otra persona virtual que, ya ves tú, me parecía de confianza. Le pedí si me podía ayudar para privatizar mi blog, cosa que pensé hacer en un principio. No sé qué le había pasado a esta persona con un anónimo que le debió tocar las narices bastante, la cuestión es que me ha metido a mí en el mismo saco, no sé si se cree que yo soy ese anónimo o qué, pero la ha tomado conmigo y yo estoy alucinando.

Conclusiones: ya no me fío ni un pelo de la gente de por aquí, internet, hoy son tus compañeros y mañana se les cruzan los cables y eres: "una gilipollas" porque hasta me ha insultado. Y yo pidiéndole disculpas por molestarla con mis dudas. No sé, mira que yo tengo mis rarezas, pero veo que hay hay gente que debe estar muy mal inventándose vete tu a saber qué historias y malpensándose de muy mala leche de gente que no ha hecho nada más que cometer el gran error de pedirle ayuda.

Es una injusticia, pero mira, me da igual, al principio me ha sabido muy mal, pero después pensándolo bien, ¿para qué quiero yo estar en contacto con gente así? ¿para que me traten cómo les venga en gana? Que hagan lo que quieran, es su vida, que la malgasten con insultos si quieren y que sigan sin pedir perdón por su equivocación.

En fin, que ya me he desahogado.

Un abrazo

Dina dijo...

Me daba en la nariz algo así. Si te apetece seguir con el blog hazlo, si te apetece que sea público vuelve a hacerlo público, si te siguen tocando los güebs... directamente ignóralos... tarde o temprano se cansaran... de momento ellos han vencido, no se lo permitas.

Cualquier cosilla ahí tienes mi mail

N. atasha dijo...

Gracias Dina por estar ahí y por ofrecerte.

No me apetece seguir con el blog, de apetecerme lo abriré otra vez y ya está, pero aun así no lo creo.

Si se sienten vencedores genial por ellos, a mí tanto me da, mi conciencia esta limpia y tranquila, eso sí el mal rato no me lo quita nadie.

Es increíble como alguien que en un principio fue aparentemente muy amable pueda cambiar de un día para otro de esa manera. Esa tía con lo que ha hecho ha demostrado que es una hipócrita, mal pensada, orgullosa, mala persona y que está mal de la cabeza, si no no me lo explico.
Pero bueno, yo voy a seguir feliz en mis cosas, ya la eliminé de mi lista de blogs así que para mí ya no existe. Y si por algún motivo insistiera en mi persona la denuncio y punto.

Besos

Dina dijo...

Sólo te digo una cosa: "El mayor desprecio es no hacer aprecio"... el que más el que menos hemos recibido algún tipo de ataque, la manera de eliminarlos es ignorarlos y seguir con tu rutina hasta que llega el momento que se aburren y desaparecen

N. atasha dijo...

Pues nada, Dina, seguiré tu consejo.

Besos.