jueves, 9 de enero de 2014

Rarita No... Especial


De algunos es conocido (y el resto os vais a enterar en estos instantes) mi afición a visitar cementerios. Si si, dentro de la ruta turística si se me pone por medio un cementerio… zas, ya estoy dentro. Desde los más grandes a los más chiquirritines; desde los más cuidados a los más cochambrosos… todos tienen su cosica, su “encanto”



¿Porqué esta atracción? NPI. Quizás venga de cuando la mmía mamma me arrastraba, en vísperas de todos los Santos, hasta el cementerio para que le hiciera de guardaespaldas… vaaaaaaaaaale, aunque ya os lo explique en el pasado... os lo vuelvo a contar (para los despistados y para aquellos que lo desconocen).

La mmía mamma, por no me acuerdo que historia que contaba siempre, le tenía pánico a los cementerios, le aterrorizaba la posibilidad de poderse quedar encerrada dentro o, quizás, le tenía miedo a los inquilinos. Eso sí, a pesar del miedo que tenía ya se sabe que hay que “adecentar” las tumbas y ponerlas bien “bonitas” para el “fiestón” de Todos los Santos (no vaya a ser que venga la cuñada de fuera y vea la lápida llena de polvo)

Pues eso, que para cumplir con la sesión de limpieza pero sin pasar demasiado miedo se me llevaba a mi de excursión (lo que resulta similar a cuando te tapas la cabeza con las sábanas para sentirte a salvo del ladrón que crees haber oído por casa)

Yo no hacía más que entrar por aquellas puertas y salía de estampida. Me gustaba ver las inscripciones, inspeccionar si había alguna novedad… sobre todo, lo que más me gustaba (y me sigue gustando) es el cementerio viejo, cuando se enterraba en el suelo, el ver aquellas cruces caídas, aquellos agujeros en la tierra… amos, que es como si te metieras en una película de terror a plena luz del día.

He de deciros que llego un momento que ya no volvió a pedir que YO la acompañara… supongo que por aquello de que “más vale sola que mal acompañada”… y para la compañía que le  hacía yo allí…

Pero a lo que iba, con lo que a mi me gustan los cementerios y hasta hoy no he sabido (gracias a Los amos de Huesca) que ¡¡¡tenemos colgado en el youtube nuestro cementerio!!! 

¡¡¡¡A-COJONANTE!!!!!






6 comentarios:

lagunaseca (Josefina) dijo...

He visto los videos, me he quedado sin palabras, sobre todo con el de Blancanieves.
Un beso

B. dijo...

Lo de que te guste visitar cementerios es curioso. A mi no me disgusta, es más, hasta tiene su encanto, pero no es algo que me atraiga especialmente.
Ahora, tenerlo colgado en youtube, sólo se os podía ocurrir a vosotros.

Yo voto por darle entidad propia al humor oscense, porque peculiares, sois un rato, jajajaja!
M'encanta XD

Antónimo dijo...

Tú lo has dicho. Eres… especial.

Dina dijo...

Josefina, la de blancanieves es la tumba de la nieteta de la Reineta... murió poco antes de hacer la primera comunión

B, jajaja, aunque creo que no es ninguno de la tierra el que ha colgado esos videos... y si te pones a mirar hay cantidad de videos de cementerios :)

Antónimo, desde el cariño me lo dices ¿verdad? :)

Antónimo dijo...

No te quepa duda

Dina dijo...

Lo noté en la entonación
;)