martes, 11 de mayo de 2010

Un Pequeño Paso Para La Humanidad... Un Gran Paso Para Dina


vértigo.

(Del lat. vertīgo, -ĭnis, movimiento circular).

1. m. Med. Trastorno del sentido del equilibrio caracterizado por una sensación de movimiento rotatorio del cuerpo o de los objetos que lo rodean.

2. m. Med. Turbación del juicio, repentina y pasajera.

3. m. Apresuramiento anormal de la actividad de una persona o colectividad.

~ de la altura.

1. m. Psicol. Sensación de inseguridad y miedo a precipitarse desde una altura o a que pueda precipitarse otra persona.


Como sólo soy CASI perfecta todo esto me pasa.

Me subo a una silla y me tiemblan hasta las entretelas; me sudan las manos, se me acelera la respiración, busco con ansia donde agarrarme y al conseguir bajar beso el suelo.

Así que, ya sabéis, en PortAventura no me busquéis en el Dragón Khan.

Cuando son otros los que se ponen en una situación de “peligro” la cosa no mejora, más bien diría que empeora, siento palpitaciones, los veo cayendo, les grito y creo que, incluso, les insulto (jeje)

Hace poco, estábamos paseando, tan ricamente, cuando ante mí apareció “UNA DE LAS TEMIDAS PASARELAS DEL VERO”


Cuando me pongo nerviosa (y en este caso me puse) comienzo a decir estupideces en voz alta (ofreciendo, así, un gran espectáculo a todos los domingueros que, como nosotros, se encontraban en el lugar. De esta forma centraron su atención en mí… lo que me hizo ponerme más nerviosa y decir más estupideces de lo normal... patético, lo sé)

Podíamos haber retrocedido pero una, que en ocasiones es demasiado aragonesa, se dijo “no señor, quiero ver lo que hay al otro lado”. Inspiré profundamente, unas tres docenas de veces, y me lance a recorrer la pasarela… Ohoh, al tercer paso, sobre ella, me di cuenta de que me iba a quedar paralizada, por el terror, de un momento a otro (y un rescate en helicóptero no me venía bien a esas horas de la mañana), así que tuve que emprender una huida desesperada hacia tierra firme (por el camino casi abofeteo a una señora que, muy amablemente, se ofrecía a ayudarme a pasarla)

Ya en tierra firme (no bese el suelo por no ofrecer más espectáculo gratuito) las piernas me temblaban, el corazón se me salía por la boca, mi tensión arterial estaba por los suelos… amos, que no me eche a llorar por vergüenza (que no por ganas)

Me senté, me “tranquilicé”, me fije el objetivo de pasarla (dando el menor espectáculo posible) y me lancé, de nuevo, a pasarla y… oye, ¡¡QUE LO CONSEGUÍ!! aterrorizada pero ¡¡LO CONSEGUÍ!! Eso sí, al llegar a tierra firme casi me tienen que hacer una RCP

¿Volvería a hacer esa excursión? Pues… creo que si… amos, creo que incluso me atrevería a mirar hacia abajo… pero, si acaso, dejar que pasen unos meses (o años) antes de volverlo a intentar

7 comentarios:

josefina dijo...

Uffff, que miedo me da solo en pensar, soy mu,mu, miedica, una vez en una excursión a Guara lo pase mal haciendo escalada. Nunca mas me he subido a un cerro.

McGrau dijo...

Pero lograste pasarla al final, lo qe debería llevarte al orgullo personal... el del deber cumplido y el de el autocontrol (por eso de no abofetear a nadie en aquel momento)

Chuk. dijo...

Te felicito.

B Dark Pink dijo...

P'haberte visto!
Eso sí, lo conseguiste, ¡¡enhorabuena!!

Ahora puedes contar lo de yo una vez crucé la pasarela...y no era operación triunfo ¿o sí?

Besos, guapa!

Dina dijo...

Josefina, si te sirve de consuelo, a mi también meseponen los pelillos como escarpias sólo de pensarlo

Mc, te puedo asegurar que si mis patetas hubieran sido capaces de sostenerme en pie lo hubiera celebrado al estilo "futbolista que acaba de meter un gol" (aunque en este caso es su trabajo y le pagan por ello)

Chuk, graaaaaaaaaaaacias... te puedo asegurar que, cuando se me paso el susto, me hinche como un pavo, jejejeje

B Dark Pink, amos a ver como te lo explico... tu me has visto el día 9 de agosto... pues este día estaba peor, jejeje

Siempre puedo decir que estuve en pasarela Cibeles ¿no?... porque para mi el trago fue peor que desfilar en ella, así que no estaría mintiendo del to, jajaja

la maru dijo...

Pero qué reina...me alegro de que te atrevieras y te gustara la experiencia, -digo, las vistas-, ya veo que la experiencia en sí daba miedito.

Dina dijo...

Maru, no sólo me gustaron las vistas, la experiencia también... eso sí, cuando ya estaba en tierra firme.

¿Cuando vamos a darnos un paseito por las pasarelas?... uy, quidicir... ¿cuando nos vamos a tomar unas cañitas a Alquezar? jaja