sábado, 25 de septiembre de 2010

Quiero El DIVORCIO

En todas las familias cuecen habas (aunque exista quien diga lo contrario)

Mientras todo son celebraciones, risas y cero problemas la cosa va bien; cuando empiezan a surgir los problemillas, inexplicablemente, se forman dos bandos: los hermanos “listos” y los hermanos “tontos”. Los hermanos “listos” son los que siempre se escaquean de todo, poniendo cien mil excusas tontas, y siempre son los mejor considerados en el entorno familiar. Los hermanos “tontos” son los que se comen todos los marrones, los que van de cráneo y a los que JAMÁS se les reconoce ningún mérito (ya que el resto de la familia considera que es SU OBLICACIÓN)

Una de las cosas que caracteriza a los hermanos “listos” es que no lo son tanto como ellos creen serlo. Si fueran un poquito inteligentes les pondrían, de vez en cuando, un poco de mantequilla a los hermanos “tontos”, para que la dinámica siguiera siendo la misma y no tener que involucrarse ellos. Sin embargo, confunden la mantequilla con la mierda e intentan enterrar a los hermanos “tontos” en ella… GRAVE ERROR… tarde o temprano se les volverá en contra.

Yo considero a la familia, a los amigos y a la pareja como algo duradero, intocable e incondicional. A nadie permito que me hable mal de cualquiera de las personas que este en uno de esos tres grupos. Por cualquier persona que este en uno de esos tres grupos haría cualquier cosa sin esperar, jamás, nada a cambio. De cualquier persona que este en uno de esos tres grupos esquivo y olvido cualquier puñal que me hayan estado clavando en la espalda… hasta que llega el momento en que te dan la puñalada mortal (que no tiene porque ser la más grave ni la más dolorosa) que provoca que me distancies (emocional y afectivamente), en cuestión de segundos, miles de años luz.

A fecha de hoy poseo, en mi haber, ese distanciamiento emocional y afectivo con dos de los que dicen ser mis hermanos… sólo necesito ese papel que confirme que ese vínculo ya no existe. Seguiré siendo una de las dos hermanas tontas pero, por lo menos, tendré base legal para no tener que aguantar, más veces, ciertas impertinencias "bien intencionadas" (notese la ironía) de los bien considerados hermanos listos.


¿Para cuando la Ley de divorcio de la familia?

lunes, 20 de septiembre de 2010

Una De Oficios

He decidido que, en mi próxima vida, voy a ser persianera. Así, en frío, parece que no motive mucho ¿verdad? pero viendo como esta el patio….


Hace unos días se me escacho una persiana. Normalmente me las arreglo yo pero esta no es posible. Hay que descolgarse por fuera y mi religión (y mi vértigo) me prohibe hacer tal cosa.

Después de tener mis mas y mis menos con los “profesionales” que las colocaron (que para colocarlas y cobrar bien rapidito que vinieron pero a la hora de que dan problemas… uuuuuuuuuuf, no sigo que me caliento y no me quiero mosquear) decido acudir a otros “profesionales” que me lo solucionen.

Me viene uno de los persianeros para hacerme el presupuesto (¡¡¡afortunadamente me han hecho presupuesto previo!!!). Hablamos de la dificultad del trabajo; de que, ante todo, todos queremos que el trabajo sea seguro; de que si habría que descolgarse desde el tejado; de que si quizás lo mejor sería traer una plataforma; de que si va a salir un poco más caro de lo normal… ante esto último le comento la posibilidad de cambiar la persiana (ya que si va a salir muy caro y por poco más la puedo poner nueva y con otro sistema mejor que mejor ¿no?) a lo que, el susodicho, me responde con un rotundo “Nohombreno, cambiarla te saldría mucho más cara”

Llegados a este punto, y una semana más tarde, recibo la llamada en la que se me comunica a cuanto asciende la reparación. Escucho lo que me dice la chica, me entra la risa (o, mejor dicho, me desgüevo directamente), reflexiono (igual no le he escuchado bien), le repito el importe que he creído escuchar (por aquello de confirmar que mis pabellones auditivos funcionan a la perfección), me lo confirma y aquí ya es cuanto me he partido la caja directamente (lástima no haberle pedido que me enviara el presupuesto por fax, lo hubiera enmarcado y colgado en el salón de mi casa)

¿Sabéis cuanto me pedían por repararla? Anda, echar un cálculo aproximado… aaaaaaaaaaaaaaaaaala, que cortos os habéis quedado… masmasmas… masmasmas, mucho mas.

Me han pedido la friolera de



¡¡¡1.800 euracos!!!



Sisi, 1.800, no se me ha escapado ningún cero. Lo que no he pensado en preguntarles si las piezas que iban a utilizar eran de oro macizo y, además, iba incluida una estancia de 15 días en Dubai, con todos los gastos pagados, para 2 personas… coño, ¡¡¡igual me he dejado escapar una buena oferta!!!

Cara Y Cruz




Hay días que todo va sobre ruedas. Te miras al espejo y te ves supermona, radiante, parece que has perdido… vamos, que no te tiras los trastos porque llegas tarde al curro.

El resto del día se desarrolla igual. Parece que todo lo que tocas se convierte en oro, el día es precioso, la gente es más guapa y todo va a la perfección.

Sin embargo, otros días cuando te miras al espejo no puedes evitar dar un grito de terror. ¿Quién es esa cosa tan fea que hay frente a ti? Te ves horrible, el pelo no tiene remedio y las ojeras parece que han tomado un lugar protagonista en escena… amos, que si te encuentras, a ti misma, al dar la vuelta a la esquina te echarías a correr en sentido contrario.

¿Cómo se desarrolla el día? Parece que con sólo mirar las cosas se convirtieran en negro carbón, seguro que nada más salir a la calle se te va a cagar una paloma encima, la gente te mira mal, todo lo que dices y haces parece que tiene puesto el cartel de “La volviste a cagar”, sientes que tienes que pedir perdón a todos y por todo.

domingo, 19 de septiembre de 2010

jueves, 16 de septiembre de 2010

Desconocido Caminante



Sabes a silencio y a sueños,

con melodías de ternura

y tacto de deseo,

sabes a mi mundo,

a todo lo que anhelo,

sabes a amor, a mi amor

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Sección Anuncios

Mi vida laboral, últimamente, es de lo más variado. Pase de ser “mozo de almacén” a “rata de biblioteca” y, actualmente, estoy en una “Revista especializada” algo peculiar.


Después de pasar allí 2 meses de verano, en los que varías veces al día me hubiera cortado las venas con un folio por aburrimiento (amos, que no me puse a pasar la mopa por la “redacción” porque no se donde carajo la guardan), el último día, que debía prestar mis servicios allí, me sueltan un “¡¡Que te renovamos 2 meses más!!”. No me eche a llorar en ese mismo instante porque una tiene una imagen que mantener, además de que sí empezaba a llorar quizás no encontraba motivo para parar.

Vamos a lo que quiero llegar.

Llevo un cabreo en el cuerpo que no puedo con él (y no sólo por la renovación). Tengo una compi que me pasa todos los muertos habidos y por haber (eso sí, cuando la jefa no esta delante, no vaya a ser que le eche el alto), yo los pillo por aquello de matar el aburrimiento durante un ratillo.

En el tiempo que he estado allí me he ido dando cuenta, poco a poco, del “gran” dominio que tiene sobre el correo electrónico (amos, que borra un mensaje y no sabe recuperarlo de la papelera… tiene que llamar, o mejor dicho tengo que llamar, para que lo vuelvan a enviar)

Casualmente, mientras ella ha estado de vacaciones, yo he hecho su trabajo y, fíjate por donde, que a mí el número de correos que se han olvidado de enviar ha sido mínimo.
Estos 3 últimos días, especialmente, me ha dicho de llamar solicitando un número de correos excesivamente elevado (lo cual ya me hizo mosquearme un pelín)

Así que ya me veis a mí, como una pava, llamando:

Hola, que te llamo de XXX. Ya verás, que no nos han llegado los correos de los 8 anuncios que nos has enviado.

Pues los envié en tal fecha. Espera que lo compruebo. Si, efectivamente, están enviados.

Como yo no tengo la contraseña del correo tengo que confiar en lo que me diga mi compañera (o lo que es lo mismo, trabajar a ciegas) pero como a estas alturas ya empezaba a estar un poco mosca me levante (con el tfno. colgado a la oreja), le doy un culetazo y miro el correo en su ordenador… ¿imagináis que paso?... pues eso, que los correos estaban allí. Eso sí, me tuve que escuchar, por parte de la persona que estaba al otro lado de la línea:

No, no, que no cuelgo, que me los compruebes todos y me confirmes que si que están.

Al día siguiente más de lo mismo, pero aquí una (que ya empieza a espabilar):

¿Seguro que no está? ¿Seguro que no lo has metido en su carpeta? Mira que son de hace una semana.

¡¡¡Que casualidad!!!, mientras estaba hablando, para que lo reenviaran, entraron en la bandeja de entrada… ¿telepatía?

Y ya el remate ha sido hoy, después de múltiples llamadas, mientras estaba hablando con una de las chicas (para reclamarle el correo) se me ha ocurrido acercarme a mirar la bandeja de entrada y… estaban allí los dos flamantes correos.

Todo el mundo nos podemos confundir (yo soy la primera que meto la pata y me saco mis castañas del fuego) pero… ¡¡¡llevarme los chorreos por la metedura de pata de otros!!!...

Lo dicho, que estoy que muerdo, eso si, ahora ya no digo “Es que no me ha llegado el correo” si no “Es que mi compañera dice que no le ha llegado”

lunes, 13 de septiembre de 2010

En Las Alturas

….
Tienes algo que hacer hoy?
Aburrirme
Te apetece que hagamos algo juntos?
Que propones?
Cogemos unos bocatas e intentamos llegar a algún sitio?
….

Se pusieron de acuerdo de a donde ir, que llevar y quedaron como encontrarse para tirarse al monte.

Estuvieron caminando, con unas vistas impresionantes, hasta que llegaron al final del camino, acababa en una cornisa. Las vistas desde allí eran espectaculares, parecía como si el resto del mundo hubiera desaparecido.


Mientras se comían sus bocadillos, allí sentados, estuvieron conversando de los últimos días. Ella le estuvo contando su último viaje, los sitios que había visitado, los paseos que se daba por la playa todas las noches, también le hablo de aquella noche en que se toparon, mientras daban su paseo nocturno, con una pareja haciendo el amor en la orilla (mientras los mirones de turno los contemplaban desde las hamacas más próximas)

¿Has hecho alguna vez el amor en un sitio como este?

Ella lo miro, ¿le estaba insinuando lo que ella creía? Mientras lo miraba, a los ojos, se acordó del tiempo que había pasado desde la última vez que hicieron el amor.

No, nunca

Los dos se miraron a los ojos durante un rato en el más absoluto silencio. ¿Quién dio el primer paso? ¿él? ¿ella? ¿ambos? En aquel momento no importaba, ambos querían comerse a besos, estrujarse, abrazarse, sentir sus cuerpos, recuperar el tiempo perdido.

No sabían si había alguien más alrededor y tampoco les importaba, sólo deseaban unirse el uno al otro.

Ella tenía miedo a caer, él la tuvo que sostener en varias ocasiones cuando le flaquearon las piernas, pero no podía evitar dejarse llevar por esa mezcla de miedo-pasión.

En el camino de regreso se cruzaron con varios grupos de excursionistas, no les habían pillado por escasos minutos.

No había sido el encuentro más cómodo (las piedras habían dejado marcas en sus espaldas y rodillas) ni tampoco el encuentro más satisfactorio que habían tenido pero había sido especial… siempre lo podrían recordar como aquella vez que sintieron que sólo existían ellos dos sobre la tierra.

jueves, 9 de septiembre de 2010

Me Obligaron A Regresar

Con unas vistas como estas, mientras me fumaba el último piti del día, ¿que más podía pedir?


Aaaaaaaaaaaaaaah, si, ya lo sé, poderlas disfrutar mientras desayunaba.

sábado, 4 de septiembre de 2010

Aniversario

Aunque me haya ido unos días del país no quiero que el día de hoy pase sin recordarlo (¡¡¡que gran idea la de poder programar un post!!!).



jueves, 2 de septiembre de 2010

He Batido Mi Record

De siempre recuerdo haber preparado mis vacaciones con poco tiempo pero en esta ocasión me llevo el premio gordo.

Solicitar las vacaciones, mirar y cerrar viaje y pirármelas en menos de 24 horas, es una marca personal que no se si podré superar.

Mi cuerpo y mi mente me han dicho “STOP” y no me ha quedado más remedio que hacerles caso antes de reventar.


Creo que en unos días vuelvo. Cuidaros mucho en mi ausencia.

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Modo Vacaciones

Aunque, por cosillas que han pasado a última hora, hoy no he podido empezar esas, tan deseadas y necesitas, MINI-VACACIONES todas mis neuronas y todo mi cuerpo han decidido ponerse desde ya en modo "VACACIONES"



No quiero ni pensar lo que puede ser ir mañana al curro.