lunes, 22 de octubre de 2012

¿Milagro?




Siempre he creído en el poder de autocuración. Nosotros somos capaces de mejorar nuestra salud… por supuesto, esto no significa que se deba dejar de tomar las medicaciones prescritas, ni muchísimo menos, pero nuestro cuerpo es capaz de que la sintomatología sea más leve e incluso que llegue a ser inexistente.

A pesar de que ahora mi fe (en la autocuración) es ciega hubo un tiempo en que creía pero con la boca pequeña ¿Qué me hizo cambiar de opinión? El vivirla en mis carnes y notar la mejoría.

También pensaba (con la boca pequeña) que uno tiene la capacidad de autoenfermarse… que dicho así suena a una gran estupidez ¿Quién querría ponerse enfermo porque si? He descubierto que si, que uno puede hacerse enfermar inconscientemente…

¿Os acordáis que he pasado una temporada que no levantaba cabeza? Era llegar el viernes a las 15’00 h. y ponerme a morir, la mejoría llegaba el domingo a media tarde y el lunes a las 7’30 ya estaba fresca cual lechuga recién cortada.

Hubo un finde que esto no sucedió… ¡¡¡no enferme!!!... y empecé a analizar que diferenciaba ese fin de semana de los últimos… y encontré una respuesta, había UNA ÚNICA cosa que los diferenciaba, una decisión que había tomado ese fin de semana que los anteriores no lo había hecho. Esa decisión la he mantenido los siguientes festivos y ¡¡¡TODO EL FINDE ESTUPENDA!!!

Mi yo más profundo no se quería enfrentar a cierta situación, era una situación que sólo se producía en días festivos (aunque no tenía porque pasar nada)… así que la manera de no tener que enfrentarse era enfermando era recluyéndome en mi cama por causa de la fiebre…

¡¡¡EL CUERPO ES ACOJONANTE!!! 

4 comentarios:

m4n010 dijo...

:)

;)

Miss Potingues dijo...

Y tanto que lo es!!
Un beso!

Florencio dijo...

Hay un libro muy interesante (aunque pésimamente traducido) sobre el tema:
El cuerpo como herramienta de curación de Christian Flèche.

Besucos y adelante!!

Dina dijo...

Gracias, Manolo, una buena sonrisa lo sana casi todo.

Miss, ¡¡¡y como lo sabemos!!!
Cuídate mucho, maja

Florencio, yo soy más de la rama de la intuición... no me gustan ni los libros ni las charlas de este tipo pero, de todas formas, gracias por la recomendación