lunes, 9 de junio de 2014

Estamos De Celebración

Durante 8 años la he guardado sin saber muy bien el porque o, más bien, por no saber que hacer con ella



No me resulta fácil desprenderme de las cosas y la alianza estaba dentro de ese bloque de "Cosas de las que no quiero/debo desprenderme"

Hace unas semanas decidí deshacerme de ella, venderla junto a un ciento de pendientes que tengo desparejados, y comprarme algo mu gonito con lo que me den

Por tema de curro y estudios, aún no me ha sido posible materializar la venta pero ahí la tengo presente... tan presente que me he dado cuenta de que hoy hace exactamente la friolera de 

¡¡¡25 AÑOS!!! 

que está conmigo (si, yo también tengo un pasado... un pasado en el que era joven e inexperta... y muy inocente)

Se me podría haber ocurrido venderla hace un año o podría haberlo pensado dentro de dos pero no, resulta que no, que lo decido, precisamente, el año en que hubiera hecho las 

¡¡¡BODAS DE PLATA!!! 

(dicho así suena a muy mayor ¿verdad?... y confieso que lo soy pero no tanto como ahora os estáis imaginando... ya os he dicho antes que yo también tuve un pasado en el que fui joven, inexperta y muy muy inocente)



A lo que quería llegar... ¿porqué se me ha ocurrido venderla un cuarto de siglo después? ¿casualidad? ¿algún tipo de señal del más allá o del más acá?... sea como sea para mí va a cerrar un ciclo, un ciclo que se abrió aquel 9 de junio de 1989 (siglo pasado para más señas)... de hoy en adelante seguro que me esperan cosas muchísimo más interesantes y sorprendentes... a ver si me sorprendo en condiciones y descubro que soy muchimillonaria por fin :)

2 comentarios:

B. dijo...

Es curioso, pero no eres la única persona que se deprende de ese tipo de lastre en las bodas de planta.
Sé de alguien muy cercano que se divorció precisamente en esa fecha, jajaj!

Besos!

Dina dijo...

B, la verdad es que no era un lastre... simplemente estaba guardado y ha sido todo una coincidencia... y como todo sucede por algo, esto seguro que tiene algún motivo