domingo, 22 de junio de 2014

El Placer De Esa Primera Vez

Hacía tiempo que querían verse, estar juntos, poder hablar, poder tocarse… las prisas, las obligaciones, la distancia… siempre se lo impedían. Pero, por fin, habían podido coincidir en un día… un día en el que se encontrarían a medio camino y recuperarían todo ese tiempo perdido

Se encontrarían para comer y después… lo que surgiera.

Ella fue la primera en llegar. Observó bien el bar y eligió un sitio, desde ese punto podía controlar perfectamente la puerta y cualquiera que entrará en lo primero que se fijaría sería en ella.



Tan pronto apareció por la puerta le hizo una señal para que la viera (como si ella no supiera que era la única visión que podía tener) al tiempo que abría sus piernas ligeramente (quería que él viera que no llevaba ropa interior)… la expresión de su cara le confirmó que había logrado su intención de sorprenderlo… gratamente.

Mientras le daba un par de besos, para saludarlo, le susurró al oído: “...y, además, esta muy húmedo”

Era la hora del vermú, el bar estaba abarrotado… tuvo que quedarse con las ganas de introducir su mano bajo su falda para comprobarlo.

En el restaurante les dieron una mesa apartada… la sonrisa de ella delataba que quizás no era tan “casual” como podía parecer. No le permitió que se sentara enfrente… le quería a su lado, lo quería ver de cerca.

Cogió su mano y se la puso sobre su rodilla, quería que sintiera el calor y la suavidad de su piel.



Entre plato y plato, acariciaba su muslo tímidamente sin poder evitar pensar en lo que le esperaba un poco más arriba. Al llegar el postre abrió un poco las piernas, señal para que diera el paso siguiente. Pasó su mano por el interior de sus muslos.

Llevaban una conversación animada y su falda tenía el suficiente vuelo para dejarlo pasar y a la vez ocultar lo que allí debajo estaba pasando, por lo que nadie se percató de lo que estaba ocurriendo bajo la mesa del fondo.

Su mano sigue acariciando su muslo hasta llegar a su “destino”, un roce tímido pero suficiente para comprobar su suavidad y su humedad. Al contacto se le eriza la piel, le ha sorprendido más de lo que él esperaba.

Ella le sonríe. Nota como su excitación va en aumento. Le susurra al oído: “estoy toda mojada”.

Hace caer su servilleta con la intención de poder agacharse y observar en él la erección que intuye. Dentro de sus pantalones empieza a haber una guerra interior para salir.

Le resulta irresistible, separa las piernas aún más para ofrecerse más a él.

El camarero se da cuenta de lo que esta pasando en aquella mesa del fondo… no puede dejar de observar… parece que la situación le excita, casi tanto como ellos.

El comedor va quedando desierto. Poco a poco se van quedando solos.

Se atreve a cruzar el umbral de lo “correcto”. Juguetea con su clítoris. Introduce un dedo en su vagina… dos. Quiere saber cual es su olor, cual es tu sabor… acerca sus dedos a la nariz, el olor le agrada… se los lleva discretamente a la boca y los chupa.



Los ojos de ella se entornan, es mucho rato el que lleva acariciándola y esta muy muy muy mojada.

Le dice: “Mientras pagas voy al baño a “retocarme” el maquillaje… allí te espero”. Y le sonríe.

Le ha entendido. Ha llegado el momento

En el baño ella se ha despojado de toda su ropa… sólo espera que la siguiente persona que entre sea él



La puerta se abre, es él. No puede evitar fijarse en su gran erección.

La puerta queda entreabierta, un pequeña rendija por la que el camarero les está observando, ella se da cuenta pero son tantas las ganas de probarlo que no le importa que la estén mirando… además evitará que alguien entre y le prive del espectáculo.

Desabrocha su pantalón, le ayuda a quitárselo mientras ella le coge la polla con su mano y se arrodilla para comérsela.

La saborea. La acaricia con su lengua. La introduce en su boca… un suspiro se le escapa

La coge y la siente sobre el mueble del lavabo. Quiere ver que forma tiene su coño, ese que tanto desea poseer.

Comprueba que no solo es suave y húmedo si no que es pequeñito, recogido… Su olor le excita aún más.

Lo acaricia suavemente con sus dedos. Lo abre para poder observarlo bien y quedarse con todos los detalles.

Ella desea que se lo lama, que se lo coma todo. La espera aún la está excitando más y más.

Por fin se acerca su lengua. Juguetea con sus labios mayores. Los abre con sus dedos para dejar completamente expuesto su clítoris. Lo acaricia con sus dedos, con su lengua, lo succiona, lo lame…

Ella disfruta. Tiene un orgasmo tras otro. Sabe que es multiorgásmica y lo aprovecha.

De pronto decide poseerla. Se acerca y se introduce completamente en un solo movimiento… estaba completamente ofrecida



Ambos se mueven

Ambos disfrutan

Se esmera en darle placer mientras él se esmera en que ella lo sienta.

A los pocos minutos ambos gritan de placer

Al otro lado de la puerta también escuchan el sonido de otro orgasmo… se habían olvidado que el camarero estaba observándoles… no les importa.

Ha sido su primer gran encuentro y… estaban felices y exhaustos




17 comentarios:

Florencio dijo...

Y yo leyendo esto en la sala de profesores, Mother of the Pretty Love...

Dina dijo...

jajaja, así me gusta... que me hagas publicidad... ¿que nota me han puesto?
:)

Florencio dijo...

Ha sido una lectura privada dina...

Lo que pasa es que estaba arrodeau de compas y leía más rápido de lo normal saltando las afotos...

Dina dijo...

Ains, con lo que me cuesta seleccionar las fotos y... vas y te las pierdes :)

Sigues sin pronunciarte... ¿nota?

Florencio dijo...

Señorita dina, hable con propiedad, no me he pronunciado porque usted a preguntado "¿qué nota me HAN puesto?"

De tal manera que no podía responderle debido a que no he compartido su escrito.

Le diré la nota que le doy cuando lo vuelva a leer (una segunda lectura siempre es recomendable antes de evaluar).

Hasta que lo haga le dejo una pregunta:

¿Por qué quiere ser evaluada?

:)

Dina dijo...

Esa pregunta es fácil y me la sé... ya entra dentro de la costumbre de estos días :)

Y ahora te dejo yo otra

¿Por qué quieres saber el porque quiero ser evaludada?

Florencio dijo...

Porque intuyo que crees que te ha salido un relato bastante majo, pero como no te fías de tu ego de leo necesitas una crítica externa para descartar o confirmar tu opinión...

¿Acierto? Si no es así corríjame por favor

:)

Dina dijo...

jajaja, como buenos leos que "semos"... ya sabes que nuestro ego tiene claro que todo lo que hacemos es MAGNIFICUS, aunque eso no quita para que nos guste que nos regalen el oido en ocasiones... aunque ya sabes que ante comentarios positivos no reacciono bien...

A lo que iba, podría ser para hacerme autobombo pero, no, en este caso es por la dinámica de estos días

B. dijo...

Mesa para dos, y postre para tres.
Vuelves por tus fueros, reina!!
Besos!

Dina dijo...

jajaja, B, es que esto de estudiar es mu malo... y cuando lo dejo me lleva por el "mal" camino... eso o es que estoy ovulando... ya no sé... jajaja

Florencio dijo...

Sobresaliente señorita Dina!

Dina dijo...

Sooooooolo!!!!! Que has echado en falta para no concederme matricula de honor? :(

Florencio dijo...

Aprobar conmigo no es difícil, sacar sobresalientes es difícil, matrícula casi imposible...

Sigue intentándolo

;)

Dina dijo...

Ostras, llevo mogollón de años haciendo méritos...recuerda que incluso te invité a un cofi guarrote de maquineta :)

Florencio dijo...

¿Soborno? A que le bajo la nota a sufieciente raspado!!

Elvis Arsy dijo...

Me voy a dar una ducha bien fría...
Besos.

Dina dijo...

Jo, Florencio, mira que ambos semos leo... y bajo amenazas nuestra reacción es impredecible.

Elvis, la verdad es que las temperaturas han subido un montón, se nota que el verano ha hecho acto de presencia ;)
Feliz ducha
Abrazotes