martes, 6 de mayo de 2008

Nadie Es Perfecto


Que un hombre no puede hacer dos cosas (sirva la ilustración de ejemplo) a la vez no es ninguna leyenda urbana, SÓLO es la realidad. Pero no os preocupéis, no es problema vuestro, existe un estudio (que, como siempre, si no me diera pereza buscarlo lo haría) que demuestra que no estáis preparados para ello.

Cualquier fémina es capaz de estar llevando una conversación, por teléfono, mientras sigue (como mínimo) realizando su trabajo.

Si la conversación es entre nosotras a ninguna nos extraña el escuchar que tu contertulia sigue aporreando el teclado, ya que tu también lo estas haciendo.

Pero si esa conversación es con un varón la cosa cambia bastante:

Primero: tarda varios minutos en darse cuenta de que sigues realizando la tarea que estabas haciendo.

Segundo: pone en duda que eso sea posible.

Tercero: te pregunta directamente “¿estas utilizando el PC?” (aunque yo creo que esta pregunta la lanza para que tu digas: “No, escuchas el de mi compi”)

Cuarto: me gustaría ver su cara cuando dices: “Si, claro, mientras hablamos sigo trabajando”

Mi hermana evita contarle cualquier cosilla a su consorte mientras, éste, esta haciendo alguna labor importante (como, por ejemplo, dar vueltas a los macarrones p’aque no se peguen) ya que para escuchar lo que dice tiene que dejar de hacer dicha labor (con el consiguiente peligro para los macarrones).

Sólo os falta asumir este pequeño fallo en la programación (fallo que hace tiempo que, nosotras, ya sabemos que existe) y todo irá sobre ruedas...

ÁNIMO, CAMPEONES, VOSOTROS SOIS CAPACES DE CONSEGUIRLO

17 comentarios:

Carburo dijo...

Pero..... ¡¡¡QUE PERRA ERES!!!

Dina dijo...

Pero no se te olvide que con pedigree... por eso soy Dina de Gamifran (si sientes curiosidad ya te buscare mi nº de tatuaje pa decírtelo y lo puedas comprobar)

McGrau dijo...

hostias que rarico que soy.... pero mucho mucho, porque si, lo admito, no se hablar por telefono y aporrear el teclado al mismo tiempo, pero no veas lo bien que se me da por ejemplo ir cantando mientras me barro las escaleras de casa escuchando musiquilla y si me llaman por teléfono sigo haciendo la mia.... si me pillan planchando (pocas veces lo hago pero lo hago) pues como que tambien se hablar por telefono y planchar.... uffff uffff uffff que mal rollo me esta dando... y me estoy dando...

Dina dijo...

Jajajaja... tu no cuentas... ya que mientras conduces rozas muchas veces la ilegalidad... amos y no m'estires de la lengua... que ya sabes por donde van los tiros, jajaja

McGrau dijo...

es que hay cosas de las mujeres que me encantan.... como el llevar la contraria y por eso.... ¿por que he de ser menos? xDDD

Acaso las mujeres no os poneis rimmel o "sus" pintais los morros cuando conducís? pues yo hago lo que tu y algún que otro privilegiado más sabe lo que hago xDDDDD

Dina dijo...

Las habra que lo hagan... yo tengo la mala costumbre de usar los retrovisores para ver los vehículos que me vienen por la espalda.

Aunque... pensando en tus palabras... no me jodas... tambien ¿te pones rimel mientras conduces? jajajaja

McGrau dijo...

no que va.... yo arriesgo más.... mucho mas xDDD rimmel no porque si que es verdad que soy algo torpe y me podría meter el lápiz en el ojo, pero vamos.... barbaridades las que quieras. Y no pongo nada mas, que seguramente más de un guardia civil o mosso d'esquadra lee tu blog y con mi nick reconocen mi camion xDDDDDDDDDDDDD

Dina dijo...

Uuuuuuuuuuuuuuy... que me estoy temiendo lo peor... que tengo guardadita una reflexión tuya... y me da en la nariz que van por allí los tiros... ten cuidao y, sobretodo, en el momento clave no cierres los ojos

la maru dijo...

Jo estamos de un feminista que no hay quien nos tosa, no! A mí no me gusta hablar de la gente pero es que...oye que me contaron una vez...mi vecina que tiene un marido que sí que hace varias cosas a la vez...Ver futbol y comer pizza, jajajaja

Dina dijo...

Maru, a mi tambien me lo contaron... es más, no sólo veía el futbol y comía pizza, si no que tambien era CAPAZ de rascarselos a dos manos... todo a la vez, jajaja.

engarde dijo...

Discrepo totalmente!!!!
Yo soy capaz de hablar por telefono y teclear...también sé remover los macarrones mientras estoy dando la vuelta a la carne y bailar mientras frego los platos...

Dani dijo...

Señoritas por Dios, a qué se debe este oido desmesurado hacia el sexo opuesto?
Yo soy capaz de hacer dos cosas a la vez. Me puedo beber una cerveza mientras estoy meando las que he tomado anteriormente. Eso sí que es útil y no escribir en el ordenador mientras hablas por teléfono. Además yo soy capaz de hablar con una fémina por teléfono mientras hago otra cosa. Es muy fácil, sólo tienes que saber lo que tienes que decir y no es otra cosa que "si, si, lo que tú digas".

Dina dijo...

Engarde, será que tienes muy desarrollado tu lado femenino... tendremos que estudiar la situación con detenimiento

Dani, odio ninguno, te lo aseguro... simplemente que cada uno tenemos que reconocer nuestras carencias... la mía: "que tengo memoria de pez"... y lo digo asins, sin más, con orgullo, jejeje.

Claro que sí... son mucho más útiles las cosas que sabes hacer tu... ande va a parar... tendrás que darnos alguna clase para que aprendamos el resto de los mortales, jajajaja.

Dani dijo...

Dina, que sepas que yo cuando hablo por teléfono también puedo escribir en el ordenador con una velocidad de 450 pulsaciones por minuto, eso sí, no se entiende nada.
En cuanto al curso de habilidades, la verdad es que sería muy corto, sólo tengo esas dos (la de la cerveza y la de decir si, si). Pero son buenas, eh?

Dina dijo...

Buenas no... buenísimas... espectaculares... increibles... No esperabamos menos de tí, jajaja

la maru dijo...

Engarde, sabía que no eras uno de ellos, jajaja.

Dani, no tenemos nada en contra del sexo obtuso, es sólo por tocar la moral, pero es que os lo tomáis todo muy a pecho, jaja, o erámos nosotras, jaja.

Dina dijo...

Maru, pero quieres dejar de dar información adicional... ¿no habiamos quedado que no le ibamos a contar a nadie que era por tocar un pelín los "webs"?... Aaaaaaaaanda que... no se si volveré a confiar en ti, jaja