domingo, 28 de marzo de 2010

Pal Hielo Que Fuimos

Como a Luna-tica la van a pasar a cuchillo taladro, convirtiéndola en la manquita de Huesketa durante el próximo mes, decidimos darnos un pequeño homenaje y pirarnos a ver la Exhibición de Campeones del Mundo sobre hielo.

Camino p’allá, la primera parada es obligatoria: La Nave, para adquirir esas magdalenas tan tan tan ricas (si no las habéis probado os las aconsejo)

A nuestra llegada, la segunda parada también es obligatoria: el primer bar que encontramos (por aquello de echar una meadeta, joer, que a la mendas le funcionan demasiado bien los riñoncitos). Aquí pudimos comprobar que la primavera ha llegado y fuimos testigos del cortejo de apareamiento de dos individuos con la camarera… sin desperdicio, incluso cuando el macho dominante metió la garra hasta el fondo poniéndole a la grácil hembra un par de años de más.

Ya, con las entradas en la mano, nos fuimos a dar un garbeo por Jaca… joer, ¡¡¡que cantidad de gente!!! ¿no se supone que estamos en crisis? Pues la cantidad de gente que tenía pintas de acabar de bajar de pistas no lo indica.

Bueno, que me desbarro, vamos a lo que iba: la Exhibición de Campeones:

La primera parte resulto decepcionante por completo. Ninguno de los individuales arriesgo, vale, que no digo que tuvieran que hacer un baile de los campeonatos (en los que se pegan todo el día brincando) pero limitarse a un solo salto y una única pirueta… pues como que no. Si casi me pareció más interesante y me entretuvo más ver como pasaban la máquina, para dejar en perfecto estado el hielo, en el intermedio.

La segunda parte entretuvo un pelín más, la música era más animada, los patinadores introdujeron algún salto más y las coreos grupales de los chicos fueron divertidas.

Lo único que impidió que nos cortáramos las venas, y por lo que valió la pena pagar la entrada, fue la actuación de la pareja de campeones formada por Fiona Zaldua y Dimitry Sukhanov, todo un espectáculo sobre hielo.



Si tenéis oportunidad ir a verlos, en directo ganan un montón.

Por lo demás, la pista nueva de hielo me pareció fabulosa, las risas que nos pegamos no tienen precio, coincidimos con el primer amor de Luna-tica (con el que estuvimos rajando un rato sobre el espectáculo)… una tarde-noche para no olvidar y repetir.

Luna-tica, la próxima excursión para ponernos nosotras los patines ¿vale?

3 comentarios:

josefina dijo...

Desde luego se te nota un montón que eres de "Huesqueta", como yo,
y me haces recordar en tus expresiones a mis amigas-os que eran muy divertidos y dicho sea de paso, yo también.
Los patinadores me han parecido muy buenos.
Un abrazo

Luna-ticq dijo...

Nuuuuuuuuuuuunca mas, no pienso volver a acercarme a un taladro!

Dina dijo...

Josefina, ya ves, Reina, aqui una es fatica hasta la médula.

Luna-tica,cari, ya verás que esto se olvida... y aún más con el cargamento de drogas legales que tenemos.