lunes, 5 de diciembre de 2011

Flooooooooooren... ¡¡¡Te Necesito!!!

Regreso a casa, estoy satisfecha, he conseguido mi propósito. Al salir me había propuesto llegar, a casa, a una hora “decente”  y completamente serena… y así ha sido.

La puerta de mi edificio esta frente a mí, mientras busco las llaves observo, por el rabillo del ojo, como alguien me observa desde dentro del portal.


La prudencia aconseja no entrar sola en el portal pero como, para no perderla, no suelo sacar a la Señora Prudencia conmigo yo “p’adelante”. Mientras, iba pensando en quien podía ser la persona que me observaba desde dentro del edificio… ¡¡¡ya está!!! ¡¡¡Como no había caído antes!!! ¡¡¡EL PORTERO* del edificio!!!... seguro que, con lo bromista que es, espera a que vaya a introducir la llave en la cerradura y me abre la puerta… pero, como ya me lo espero, no me asustaré.

Para mi sorpresa la puerta NO se abre sola… ¡¡¡ tengo que utilizar MI LLAVE!!!

Una vez dentro me empieza a entrar el acojono: “Si no es el portero el que observaba… ¿quién era? y… ¿con que intención?” Empiezan a pasar un montón de ideas por mi cabeza (y, como es lógico, ninguna buena)… ignorando, de nuevo, a la Señora Prudencia decido seguir adelante… ¿Qué puede pasar? Sólo me separa unos pocos pasos del ascensor y de allí a la seguridad de mi hogar… pocos segundos más.

Respiro hondo (por aquello de reafirmarme en mi “¿valentía?”) y empiezo a avanzar por el pasillo de la derecha*, paso delante de la mesita* (que nunca supe quien la puso allí ni con que intención)… comienzo a respirar tranquila, media docena de pasos más y ya estoy en el ascensor.

Cuando giro hacia el ascensor descubro, con sorpresa, que sigo estando a la altura de la mesita… “¡¡Que raro!! Pensaba que había seguido andando. No importa, media docena de pasos me quedan” Retomo la marcha me giro, cuando considero que estoy a la altura del ascensor, y… ¡¡¡la MESITA!!! vuelve a ocupar su lugar… otro intento e ¡¡idéntico resultado!!!

Paro unos segundos para pensar. Algo me impide acceder a mi ascensor*  pero puedo intentar por el ascensor del otro lado. Me giro y comienzo la marcha.

Ando, ando y ando… pero cada vez que me giro sigo estando en el mismo punto, junto a la mesita.


Comienzo a sentirme mareada (como si estuviera muy muy borracha), empiezo a asustarme,… cuanto más intento avanzar menos me muevo.

Quizás si ando con los ojos cerrados lo consiga… ¡¡NO!! ¡¡tampoco esto funciona!!

Estoy muy mareada, confusa, aterrorizada… y mi anónimo “observador” sigue allí, al acecho… noto su presencia, su mirada…

Afortunadamente en este preciso instante desperté… Flooooooooooooren, ahora te toca a ti… ¿Qué significa?

*Mi edificio no tiene portero. Sólo tiene una única escalera y un único ascensor. No existe ninguna mesita que adorne ningún hueco del edificio

12 comentarios:

Florencio dijo...

Llegar a casa suele significar dos cosas:
a) La seguridad frente al exterior (nuestro instinto animal nos dice que en "la cueva" estaremos protegidas de las inclmencias y de simpáticos animalicos que puedan atacarnos/comernos.

b) También significa el subconsciente, esa parte de la mente que Freud decía que era el 90% del iceberg (el 10% restante era para él el consciente. Cada habitación puede significar una parte y cada personaje una parte de tu personalidad.

Así que en este sueño/pesadilla(?) parece que te acercas a tu mente pero que no consigues profundizar lo suficiente para poder sentirte bien y segura. Es decir, entras en el edificio aunque el "portero" te asusta un poco, pero después tus propios miedos te hacen entrar en un bucle...

Si tuviera que decir algo es que te gustaría cambiar algo de tu yo más profundo, que lo intentas una y otra vez, pero una parte de ti, que en el sueño es el portero (el guardián de tu yo profundo, el que al fin y al cabo es el "policía" del edificio que te puede dejar pasar o no) te asusta y no de deja avanzar, quedándote donde estabas.

No tienes miedo de una persona ajena (el portero), tienes miedo de que si hurgas en donde lo necesitas te haga más daño que bien, el portero es tu "policía" particular o una de las corazas.

Pero esto es solo una interpretación subjetiva.

También podría ser que

Dina dijo...

Tambien podría ser... ¿¡¿¡¿EEEEEEEEEEEEEEEL QUEEEEEEEEEEE?!?!?! hombrepordior, no me dejes a medias...

Por cierto, si algo me quedo claro es que el portero NO era quien estaba en escena conmigo... pero no logré adivinar quien era

Florencio dijo...

También podría ser que la frase "también podría ser que" haya sido algo que empecé a escribir, descarté pero se me olvidó borrarlo.

;-)

Uuuummm, aunque no sea "el portero" sino otro personaje es también una parte tuya a la que, al parecer, temes. Pero el hecho de que pienses que en tu casa exista un portero (que no hay en la realidad) significa que hay una parte tuya en la que confías y otra (el otro personaje anónimo) en la que no confías y parecen estar muy cerca una de ptra o son muy similares.

Los dos ascensores son también dos formas de acceder a tu casa (subconsciente) pero no puedes acceder a ninguno de ellos.

Quizá tengas que adivinar de qué parte de ti misma estás asustada/con resquemor o quizá en vez de ascensor tengas que buscar la escalera normal o la de incendios.

O quizá solamente te sentó mal la cena y tuviste una mala noche.

;-)

Miss Potingues dijo...

Alucinada me dejas Floren.
Dina, ¿A quién teme Dina Wolf? ;)

Besos!

Enol dijo...

"he conseguido mi propósito. Al salir me había propuesto llegar, a casa, a una hora “decente” y completamente serena…" Serena?? Ah... ya... no se dice así, seguramente querías decir "sirena", pero lo que tu ibas es "como un cencerro" que también hace ruido pero viene siendo otra cosa.

Dina dijo...

Florencio, entonces... ¿¡¿¡¿soy bipolar?!?!?!, jajaja. En serio, pensé que me dirías otra cosa pero, para no perder la costumbres, me vas a hacer reflexionar

Coño, Miss, yo pedía ayuda... no que me hicieras pensar más y más... ¿a quien temo?... tengo claro a quien temo pero no te lo puedo confesar, jajaja

jajaja, Enol, el cencerro me lo quite esa noche, jajaja

josefina dijo...

Jo , con el sueñico, me tenias en ascuas.
Un beso

Dina dijo...

Josefina, es que creo que tengo mucha vida interior, jajaja. Ahora en serio, porque hace una semana de la pesadilla... que el día de autos me levante con un sobrealiento y con una angustia... dí que el tiempo diluye los recuerdos y sensaciones.
Cuídate mucho, güapetona

Wilhelm Reich Jr. dijo...

Yo en este sueño interpreto que se encuentra usted anclada en una fase improductiva e insatisfactoria en el ámbito de sus relaciones. No consigue pasar de la mesita una y otra vez, una mesita que no llega a ser mesa y que no llega a estar tampoco dentro de su casa.
El personaje desconocido que la observa representa a los hombres en general e indica su necesidad subconsciente de que esa figura se individualice, que un hombre concreto entre en contacto con usted para desarrollar una relación profunda, creativa y madura. Su incapacidad de alcanzar el ascensor para llegar finalmente a su casa muestra que no ha subido todavía a ese nivel relacional y de crecimiento personal que anhela. Un anhelo que tal vez en su vida cotidiana trate de negar expresamente.

Dina dijo...

Jr. (porque me permite que le tutee ¿verdad?), curiosa interpretación... muy distinta a la de Florencio pero muy interesante... Hay una frase en concreto que me ha llamado poderosamente la atención (de momento me la reservo)lo que me lleva a pedir... ¿querrías interpretar otros sueños?, me gustaría saber a que conclusión llegas.
Por si te animas, aqui te dejo los enlaces:

1.- http://dina-convientofresco.blogspot.com/2010/02/duerme-si-te-atreves.html

2.- http://dina-convientofresco.blogspot.com/2008/03/el-yeti.html

y 3.- http://dina-convientofresco.blogspot.com/2011/10/te-perdono-porque-te-quiero-me-alejo.html

Wilhelm Reich Jr. dijo...

Lo haré con mucho gusto en cuanto disponga de tiempo, le dejaré aquí la reseña correspondiente si le parece bien.
Tutéeme si lo prefiere, un saludo.

Dina dijo...

Jr, no "mes'estrese"... a su ritmo y cuando pueda... cuando repartieron la paciencia me puse varias veces en la cola... asins que tengo mucha, jaja.
En cuanto a la reseña... como prefieras... yo me entero de TOOOOOOOOOOODO lo que pasa en el blog de una manera cuasi instantanea, jajaja