sábado, 11 de mayo de 2013

A Tus Pies


“Chica con todos los que tienes a tus pies y que ninguno te encaje… es que vamos, no puede ser… abre esa mente”

Era un muy buen consejo que le daba una muy buena amiga. Había sido su paño de lágrimas en muchas ocasiones, sabía todas sus idas y venidas, se apoyaban mutuamente y, ambas, querían los mejor para la otra.

Era un muy buen consejo que le daba una muy buena amiga, sin embargo no le era posible seguirlo.

Era un muy buen consejo que le daba una muy buena amiga, que chocaba frontalmente con los sentimientos.

Le hubiera gustado ponerlo en práctica, abrirse nuevos horizontes  pero su corazón se lo impedía. Únicamente deseaba hacerse un ovillo y acurrucarse en sus brazos.


10 comentarios:

Antónimo dijo...

Es que eso de abrirse no es cosa fácil, superar la pereza y los miedos, y penetrar con más necesidad que ganas, en el arriesgado territorio de la confianza donde uno se encuentra expuesto y vulnerable a todo tipo de decepciones ajenas y propias...(¡puff! y eso que hoy tengo un día positivo)
En cualquier caso no hay más remedio si queremos crecer y no tan sólo envejecer, además la vida está llena de oportunidades (al menos eso me han contado) y si uno se aferra al “síndrome ovillo”, acaba hecho un nudo.

(Por lo visto hoy tengo un día positivo pero sobre todo... ROLLERO;)

Dina dijo...

Me alegro por tu día positivo,Antónimo

Tal y como lo pintas... casi da hasta miedo... parece que se enviara a la gente a su ejecución :)

Arriesguémonos en el "territorio de la confianza": ¿como es que Antónimo llegó a este humilde blog?

¡¡Disfruta de tu día positivo!!! (que no rollero)

Antónimo dijo...

Te explico: Un día me encontraba navegando, (bueno... yo a esos momentos los llamo “naufragando” porque voy sin rumbo y sin timón, es decir, hacia donde el viento me lleve), cando después de un montón de blogs y buscado un poco de “viento fresco” que me acerque a otras orillas, topé contigo y me tomé la licencia de amarrar. (Joooodeeeer... te juro que normalmente soy más escueto. Bueno, al menos no podrás decir que no te lo advertí)

Resumen: por puta casualidad.

Dina dijo...

:)
Me alegro que eligieras este puerto para atracar y seas participativo, me gusta que me den juego en los comentarios.

Anónimo dijo...

Bienvenido al porto bello marinero, en cuyo faro mora Dina. A los lobos de mar, ya sea grumete o capitán, nada más nos queda q navegar viento en popa a toda vela, ahora se escora hacia un arrecife , ora uno de coral, pero cuando llegas a buen puerto q alegria, no?. Asín es la vida.Amy

Dina dijo...

¿Qué te has fumau, Amy? jajaja

Antónimo dijo...

Amy, tienes toda la razón, (así... en general), ¡ah! y no hagas ni caso a Dina, no reveles jamás tus fuentes de inspiración;)

Dina dijo...

Antónimo, con leerla casi sé hasta lo que ha desayunado Amy :)

Anónimo dijo...

jajajajajaja, que he desayunado???

Dina dijo...

Amy, en cuidadito... que de lo que se come se cría, jajaja