lunes, 14 de abril de 2008

Como Cambia To


La primera vez que entre a mi ofi, para trabajar, me emociono ver que había, en ella, una máquina de escribir manual, de las de toda la vida, una Hispano Olivetti M40 que, a pesar de ser un modelo bastante corriente (aún no es pieza cotizada de coleccionista), tiene un encanto especial. Me gustó ver que en la era de la informática hubiera alguien que valorara estas máquinas.

Mi primer pensamiento fue que la tenían como objeto de decoración pero no... la máquina funciona a la perfección y se sigue utilizando.

Salvo los PC’s (que, como es lógico, los pone la empresa) y el “parato” de música no había ningún otro engendro de las nuevas tecnologías.

Yo era la única que llevaba móvil (bueno y mi compi en la época que estábamos juntas allí), todo el mundo estaba en contra de él, juraron y perjuraron, hasta la saciedad, que jamás utilizarían uno.

En la ofi tenemos a nuestro DJ particular, con unos gustos musicales algo... algo... algo peculiares. Después de varios meses escuchando música de todo tipo (y cuando digo de todo tipo me refiero a eso “DE TODO TIPO”, incluida música árabe, por si alguno de nuestros “clientes” era de ese origen para que se sintiera a gusto) que en más de una ocasión resultaba infumable. La gota que colmo el vaso fue estar varias semanas seguidas escuchando Fados (los cuales ya no los sufrió mi compi)... Allí es cuando me dije: “Hasta aquí hemos llegado, mañana mismo me traigo mi propia música p’ami solita”.

Las primeras semanas que lleve mi “pinganillo” hubo todo tipo de comentarios, pero oye que yo subía el volumen y me olvidaba de los dichosos Fados.

Un día, sin previo aviso, apareció un móvil nuevo por la ofi (y no era mío)... debió ser como una epidemia porque han aparecido más.

Otro día me sorprendí al ver un iPod... cosa que se debe estar contagiando porque también ha aparecido un MP4.

También hemos entrado en la era del microondas e incluso de las plantas, con corazones de adorno, que adornan la ofi (esta última tampoco es mía, lo prometo)

Vaaaaaaaaaaaaale, ya no soy el bicho raro de la ofi... pero desde que mis compis le están poniendo ojitos a las nuevas tecnologías... cada vez escucho menos el sonido de la H.O. M40... y lo echo en falta.

10 comentarios:

Carburo dijo...

Jode la de años que debes tener tu....... abuela ¡¡¡¡

Dina dijo...

Mira no ofende quien quiere si no quien puede... Yo he estado rodeada toda la vida de una gran colección de máquinas de escribir antiguas... así que se por donde me ando

Carburo dijo...

...que yo no lo he dicho por ofender ¡¡¡

McGrau dijo...

JOOOOOO yo tengo esa en casa!!! lo juro!! era de mi abuelo y mi madre la conservó sin deshacerse de ella y fué con la que aprendió y nos enseñó a escribir a mi hermana y a mi a máquina.

Tengo tambien una Olivetti lettera 28 y una de aquellas máquinas calculadoras con palanca estilo "antigua maquina tragaperras"

Y si hablamos de anticuallas puedo decir que conservo un Alcatel hc400 uno de los primeros móviles que salieron de la época gsm.

"ME SE CAEN HASTA LAS LAGRIMAS"

Dina dijo...

Carburo: si no me has ofendido... pero cuando aparezcas por aqui te parto las piernas, jajajaja

Mc: Yo es que soy más de las cosas mecánica... quien sabe... quizás algún día sacare a la luz esas joyitas que hay por casa... algunas de ellas bastante curiosas... pero todas ellas con más de 100 años a sus espaldas...

Por cierto, ¿te enseñaron a escribir con la HO M40? Maaaaaaaaaadre de Dios... menudo músculo tendriais en los dedos... joer cualquiera se mete contigo

Juanillo dijo...

En mi casa también había un par de máquinas de escribir, me acuerdo de una que era verde muy fea, pero el sonido al teclear y el timbre de fin de línea me encantaban. Además, me encantaba hacer "carreras de teclas" a ver cual llegaba antes al papel...
Y para cacharro viejo y sonoro la maquina de coser singer de mi abuela...

McGrau dijo...

dina te lo juro por Snoopy... era una pasada porque como no teclearas bien se te metían los dedos entre las teclas y no veas el daño que te hacías, no se yo si los padrastros que me salían en las uñas era de eso jajaja de todas formas mi madre era secretaria en Hispano Motor y toa ella muy coqueta con sus peazo uñas y dándole como una virtuosa al teclado.... si llega a tener un pc parecería que tuviese muñones encima del teclado, si con la HO era rapida... xDDD

Juanillo esa es la Lettera 28 de Olivetti, es la que tengo yo tb xDDDD

Dina dijo...

Juanillo: Bienvenido por esta casa ¿eres quien yo creo que eres?

Ya se de que máquina hablas, era fea con narices... pero que le vamos a hacer tuvo su momento de esplendor.

¡¡¡ la singer!!! es cierto, molan un montón

Mc:¿Que dolia? ¿me lo cuentas o me lo explicas? Afortunadamente yo aprendi a escribir en una máquina manual... las he catado prácticamente todas, así que la experiencia de ver como las teclas se te tragaban los dedos la tengo de sobras, jajajaja...

Pero la experiencia peor... la mas-peor de todas era cuando se te quedaban enganchadas dos teclas y mientras tu estabas desenganchándolas llegaba el gracioso/a de turno y picaba otra letra... maaaaaaaaaaaaadre de dios, que dolor

la maru dijo...

Jo cómo ha cambiado el cuento, eh! Los maduritos se han tirado a la tecnología por lo que veo, jajaja, y tienes razón en lo de los Fados, por dior que cruz de oficina. jajaja

Dina dijo...

Ya te digo, Maru, asustaica me tienen... entre eso y mi pretendiente del INSERSO... jajajaja