viernes, 15 de enero de 2010

¡¡Que Bonita!!


Que bonita es la informática, que práctico es el "intelnette", que útil resulta la "intlanette", que ilusión la administración electrónica... Podemos guardar un montón de datos, podermos consultar cualquier cosa, podemos comprar, podemos relacionarnos con la administración y, todo eso, sin necesidad de movernos de nuestra casita.

¡¡Que bonita es la informática!!... bonita hasta que se escacha, claro.

Hoy por hoy casi se mira como un bicho raro a quien no tiene un ordenador en su casa. No se concibe casi ningún trabajo en el que no tenga que haber algún sistema informático por medio. Para estudiar es imprescindible el ordenador.

¡¡Que bonita es la informática!!... bonita hasta que se descojona, lógicamente.

Cuando fallece tu ordenador o tu conexión te da un disgustillo pero, en la mayoría de los casos, se puede sobrevivir sin ese aparatito, que adorna un rato, durante unos días.

Pero cuando el difunto es tu herramienta de trabajo la cosa la tenemos un pelín más negra. Se te puede dar el caso:

- Buenos días

- Buenos días ¿que desea?

- Venía a buscar mi recibo

- Ups, verá, yo se lo daría pero, ups, el servidor ha caido y no me es posible

- Pero lo necesito

- Ya

- ¿Cuando me lo podrás facilitar?

- Ups, quizás dentro de media hora, quizás mañana, quizás la próxima semana... meseyo

En este punto tu cliente maldice todo lo maldecible, te insulta todo lo insultable, despotrica todo lo despotricable... para terminar con un:

- Hoy es el último día de plazo y lo necesito hoy (frase que suele pronunciar en un tono de voz bastante elevado) porque mañana me cobrareis recargo y... (siguen los juramentos)

La solución es, más o menos, sencilla. Le juras al cliente de turno que te vas a hacer cargo personalmente de que eso no sea así, que la culpa de no poder pagar no es suya y que tu te encargas de que no se le cobre ese recargo y, con un poco de suerte, el cliente se va medio convencido (aunque antes de irse te pregunta el nombre... no hay que dudar, ni por un segundo, que al día siguiente va a preguntar por ti y más vale que te acuerdes de su cara)

Asumes que ese día no vas a poder hacer nada de nada (salvo calmar a los "clientes") y que al día siguiente (si hay suerte y se ha arreglado el problemilla) se te va como mínimo a duplicar el trabajo.

Lo problemático es cuando en tu puesto de trabajo tiene que salir la faena al día si o si. Te encuentras que no tienes acceso a tu programa y sin él no puedes hacer nada de nada (lo que implica que el trabajo de ese día, que hay que sacar a la fuerza, es imposible realizarlo)

Eso sucedio en mi currillo hace un par de días. Desde primeras horas de la mañana empezó a haber fallos (lo sé porque por la mañana estuve de clienta en esa santa casa y veía como encorrían a la gente, que acababan de atender, porque los datos no se habían quedado registrados)

A la hora de mi turno la cosa iba peor... había fallecido TODO TODITO TODO pero el trabajo había que sacarlo, como vulgarmente se dice, por cojones... así que se tuvo que recurrir a la forma tradicional (papel y boli) para luego, cuando consiguieron restablecer todo, tener que teclear aquellos listados interminables (mientras rezabamos porque no hubiera ningún error)

Creo que a estas horas aún estoy estresada como consecuencia de esa dichosa tarde.

Lo dicho,

¡¡¡QUE BONITA ES LA JODIDA INFORMÁTICA!!!

7 comentarios:

Aspective dijo...

Es cierto, hoy dependemos demasiado de ella y es relativamente poco fiable, o mejor dicho demasiado endeble.

Pero sin ella no te leería, asi que a aguantarse tocan.

josefina dijo...

La informática. Yo sin mi ordenador me encuentro como perdida.
Reconozco que dependemos demasiado de ella.
Un abrazo

Dina dijo...

Aspective, niiiiiiiño, no me digas esas cosicas que me sonrojo y me pongo tontorrona, jeje.

Josefina, dependemos de ella pero no debemos hacer que todo gire a su alrededor... en cualquier momento no puede dejar tirados como una colilla (y,pa colmo, no tiene ni remordimientos)

B Dark Pink dijo...

Preciosa, es preciosa. Sobre todo cuando hace falta y hay prisa, jjj!
A esconder la olvidada olivetti bajo el escritorio, reina!
Besicos

Dina dijo...

B Dark Pink, yo es que soy más de Olympia, asi que si me lo permites usaré esa marca.

Yo tenía un compañero que siempre decía cuando le enseñabas algún programilla nuevo: "Si, si, muy bonito todo, pero a mi damelo en papel" (era el único que podía seguir trabajando cuando los demás teniamos que dedicarnos a contar telarañas)

B Dark Pink dijo...

Te permito la marca que más te guste y que más a mano tengas.
En cuanto a lo de tu compañero, sólo una curiosidad.
En teoría, se quiso informatizar todo para ahorrar papel. Al poco tiempo descubrieron que gastaban 3 veces más.
XD

Dina dijo...

B Dark Pink, ese es un misterio por resolver ¿porque se gasta más papel ahora que antes? De los nervietes me pongo yo al verlo