martes, 2 de febrero de 2010

Duerme... Si Te Atreves

Dicen que todos soñamos mientras dormimos, supongo que debe ser verdad (porque yo no recuerdo que hago durante esas horas). Unos sueñan que se han hecho muchimillonarios, otros que se van de vacaciones a lugares paradisíacos, los hay que sueñan con darles un corte de manga al jefe e, incluso, hay quien tiene sueños húmedos.

Yo no sé si sueño, lo que si sé es que, en ocasiones, tengo unas pesadillas acojonantes (de esas que te levantas contracturada hasta las pestañas). Siempre tienen una justificación, en las pesadillas hay personas reales y conocidas y lo que sucede puede ser real.

Pero ayer tuve una pesadilla bastante inquietante:

Iba yo andando (en dirección a una de esas plazas de toros que nos han puesto por rotondas) cuando se me acercan (sé que era alguien conocido pero por más que intento recordar quién era no lo consigo) y me dice (todo feliz y contento) “La hemos cazado. Por fin, la hemos cazado. Ven a verla”

No sé si era consciente de lo que habían cazado pero, inocente de mí, p’alla que me fui. Maredelamorhermoso, menudo pedazo bicha habían cazado, era una serpiente de un tamaño inmenso.



Curiosamente no me dio asquito, más bien curiosidad, así que me estuvieron enseñando como se remataba, la manera de despellejarla e, incluso, como se destripaba (es que creo que nos la íbamos a comer). Al abrirle el estómago, ¡¡Oh, sorpresa!!, salio una pierna, que resulto ser de un guardabosques (tocateloscojones) que había desaparecido meses atrás.

Después de varias arcadas (por aquello de que tengo el estómago bastante sensible a según que cosas) me encuentro en un chamizo, en medio de un ¿bosque?, que resulta ser el “armario” donde guardo los útiles de limpieza. Agarro un paquete de bolsas de basura (se ve que necesitaba una) y mientras comienzo a andar suelto una, con la mala pata de que se me rompe, en ese momento me doy cuenta de que las bolsas que llevo en la mano son azules y que la que yo quería era blanca (¿¡¿¡?!?!? si, yo tampoco me explico el porque del color) así que vuelvo al chamizo a por mis bolsas blancas.

En ese momento me doy cuenta de que el chamizo esta rodeado de muchos hierbajos, que no se ve un pimiento morrón y que, además, tengo un miedo que te cagas. Decido hacer mucho ruido para que cualquier fiera salvaje (tipo lagartijas, ratoncillos y similares) huyan y pueda conseguir mis bolsas de basura blancas cuando… oigo un ruido, algo se mueve, sé que es una mala idea darme la vuelta pero… pues si, me doy la vuelta
.

A mis espaldas veo una gran sombra negra, alargada, de varios metros de altura que no sé identificar pero que intuyo que es una cobra o una víbora o cualquiera de estas que muerden que me tiene en su punto de mira y va a ir a por mí.



En cuestión de décimas de segundo decido que voy a utilizar mi bolsa de basura azul rota para defenderme del ataque y… ¡¡¡AFORTUNADAMENTE!!! me desperté.

Ahora mi curiosidad es: ¿conseguí vencer a esa mala fiera con mi bolsa de basura azul rota? ¿me hice amigüita del animalico? ¿qué quería hacer con la bolsa de basura blanca?... amos, un sinvivir.

14 comentarios:

Luna-tica dijo...

Si te sirve de consuelo, yo siempre me equivoco con las bolsas de basura (y en algunos aspectos del reciclaje) creo que tendrias que poner algun cartel informavo...

Dina dijo...

Luna-tica, anoto tu sugerencia y estudiare su viabilidad

B Dark Pink dijo...

Yo no digo nada, pero según quien te analice esto...lo mismo hasta tienes un trauma y no lo sabes (y después de saberlo tienes dos, jajaja!)

Besotes!

Dina dijo...

B Dark Pink, ya partiendo del trauma del día que me desengancharon del chupete... cualquier trauma nuevo será una novedad, jajaja

josefina dijo...

Jolin, menuda pesadilla, menos mal que siempre nos despertamos a tiempo.
Un abrazo

Florencio dijo...

Bien, vas hacia una rotonda (una encrucijada) te encuentras con amigos que te enseñan algo que en principio no te gusta, puede significar un problema, pero que en este caso no te da asco y observas cómo la rematan despellejan y limpian, parece que el problema está muerto. Pero al llegar al estómago aparece la pierna de un guardabosques de hace meses. Un claro signo de algo negativo que te ha ocurrido tiempo atrás y que por las razones que sean no has conseguido asimilar (o digerir), es decir la serpiente a lo mejor está muerta, pero algo queda.
De repente te sientes mal y estás en el bosque, símbolo del inconsciente profundo, aunque en una cabaña que es conocida por ti, puesto que es un armario que tienes en tu propia casa (se enlaza lo profundo de tu alma con lo más cercano, tú sabrás).
Bolsa azul contra bolsa blanca, eso ya depende de lo que tú asocies con azul y con blanco, en principio el azul puede significar tranquilidad y el blanco pureza, pero en una bolsa de basura... No sé ¿para qué querías las bolsas?
Después reaparece la serpiente VIVA, así que lo siento, tu problema o preocupación sigue viva y lo que es peor, te da miedo a enfrentarte con ella, vas a utilizar la bolsa como defensa, así que piensa qué problema/preocupación crees que te persigue y el color de la bolsa te indicará un poco.

Besos, abrazos y achuchones!

Dina dijo...

Josefina, bien se vale aunque... en esta ocasión me hubiera gustado quedarme hasta el desenlace (por aquello de que me pica la curiosidad de si funciono mi arma defensiva, usease mi bolsa de basura azul rota)

Florencio, joer casi me gusta más donde dicen que la serpiente representa la fuerza sexual, jajaja

Así pues ¿seguimos sin solucionar el tema de las bolsas de basura?.

Ah, muchas gracias por tu interpretación... la estudiaré con detenimiento y un piti en la mano

Aspective dijo...

Pero Dina, está claro que tu bolsa de basura debía de ser mágica porque es evidente que ganaste tú.
¿No lo has escrito después?
¿No estás aquí?
Pues es porque has sobrevivido, joer
En fin, sueña cosas mas agradables, conmigo o así, porque los tuyos crean mucho estres

Dina dijo...

Aspective, ¡¡¡UNA BOLSA DE BASURA MÁGICA!!!... coñe, ¿y ande se me quedo? (porque podría serme útil)

Yo, si quieres, sueño contigo pero... no me hago responsable de las pesadillas que puedas tener conmigo, jaja

la maru dijo...

Vamos a ver: cuánto perejil pusiste en la cena? Porque seguro que el contenido verde de ese bote es perejil, verdad!
Anda niña que pa tanto sufrimiento date a la lectura nocturna. jaja

Dina dijo...

Maru, niña, puedo prometer, y prometo, que el contenido de ese bote es... perejil... o no... quien sabe

¿Darme a la lectura nocturna?... yo casi preferiría tirarme al... (censurado por estar en horario infantil)

chimo dijo...

Pero... mira, que jode despertarse.
explicaciones... ¿de que?

¿qué me há despertao?
¿el miedo?

Los sueños son absurdos, y
a la vez, nuestras mas profundas
inquietudes.

Te puedes despertar,
como un genio
como un gitano
como Dios
ó con una mala leche...
diciendo...
ha sido un sueño...
Me dá igual...
me cago en tó

La gata Lola dijo...

Chica de verdad, vuelvo después de mi retiro y qué me encuentro? A Dina la más divina hablando de bichas... pero esto qué es lo que es?!?!?!

Igual lo que necesitas son unas cañitas y unas risas, un poco de decriticá y otro de Bombay y como nueva niña! Yo me apunto a la terapia!

Dina dijo...

Chimo, de normal me despierto con ganicas de echarme, entre pecho y espalda, un buen cafelito... asins que el motivo de despertarme me la trae un poco al pairo.

Gatita, aaaaaaaaaaay Mi Gatita, ¡¡¡QUE ALEGRÍA SABER DE NUEVO DE TÍ!!!... por aquí ya habíamos perdido el norte, menos más que al vuelto para mostrarnoslo.

Hacemos un pequeño ajuste de agendas (niña, que quieren hacerme currar algunas tardes, endeve) y, aprovechando este tiempo casi primaveral, nos echamos unas cañitas (y to lo que sea necesario)