martes, 22 de mayo de 2012

Diamante En Bruto



Sólo hay que elegir la talla



¿Por cual decantarse?

14 comentarios:

Florencio dijo...

Si eres tú no te compares con el vulgar carbón (por muy comprimido que esté).

Vales mucho más.

Dina dijo...

Florencio, si me dan a elegir siempre prefiero una apariencia sin pulir... en el interior siempre se encuentra algo grande, muy grande

Florencio dijo...

Y como todos sabemos el tamaño importa...

De todas formas ten cuidado, ya sabes que lo que no se ha pulido llegada una edad o un momento vital se queda basto por los siglos de los siglos.

¿Te ves a ti misma basta?

Dina dijo...

No, niño, aunque soy capaz de hacerme pasar por barriobajera

Florencio dijo...

Entonces, a quién/es has dedicado este post?

¿Te estoy dando mucho la brasa?

Dina dijo...

jaja, Florencio, no me estas dando la brasa.
Posiblemente sea a Dina... que no es basta... si no brillante y delicada (tooooooooooma, que bien me ha quedado!!! jaja)

Florencio dijo...

Sí, eres brillante, más de lo que a veces piensas, delicada... Bueno, a ratos, como todos.

:-)

Dina dijo...

Te olvidas de un pequeño detalle... hay personas que sólo quieren brillar en ciertas circunstancias y ante ciertas personas

Florencio dijo...

¿Eso no nos pasa a todas?

Dina dijo...

No, Floren, no... hay personas que brillan solo hacia el exterior

Dina dijo...

Y creo que me decanto por la talla radiant

Florencio dijo...

Bueno, esas personas en el pecado llevan la penitencia Dina. Si solo alumbran al exterior tienen sus entrañas oscuras.

Y sí, ya veo, tomo nota respecto a lo de la talla radiant.

Enol dijo...

A mí con el cacique siempre me ponen dos.

Dina dijo...

Pero vamos, Florencio, que si es un regalo cualquier talla me viene bien

Enol, no es por señalar con el dedo peeeeeeeeeeeero... con el cacique a mi me ponen más y un chorrito de limón exprimido... tendrás que tener una charlita con tu camarero