miércoles, 2 de mayo de 2012

La Sensual Bibliotecaria... (según Manolo)

Manolo recogió el guante lanzado por Yashira... aquí el resultado





"Mientras la milenaria ciudad seguía durmiendo su centenaria siesta, la sensual bibliotecaria ejercía de casamentera. Sin creer ya en el matrimonio se había convertido en una experta unidora de destinos..." 





Tenía en mente algún que otro propósito, y estaba ya hilando sus hilos, barajando posibilidades imposibles que, como siempre que ella intervenía, terminarían en sueños cumplidos.



Pese a haber borrado de su mente cualquier posibilidad de matrimonio haciendo ascos a su propio destino sin tener en cuenta los devenires que éste depara. Mientras tejía los hilos de la que sería su próxima unión, estaba forjando sin quererlo ni saberlo el que sería el suyo, pues como una traición o una puñalada por la espalda, acabaría cayendo presa en la tela de araña que había tejido para unir otra pareja.



No fue consciente de que había caído en su propia trampa hasta que lo conoció. Cuando quiso dar marcha atrás era demasiado tarde, ya que pese a sus intentos de alejarlo de su mente y cuanto menos quería pensar en él, el destino al que había desafiado, le jugaba, como suele hacer a quien lo reta, la mala pasada de que el amor que pretendía para otra, lo desease para ella. 
Se había enamorando sin pretenderlo y sin saberlo.

3 comentarios:

Yashira dijo...

Ay el Manolo cómo se explayó jaja, que abusón.

Pero está muy bien la historia Manolo, que lo de antes es broma.

Saludos a los dos desde mi mar,

josefina dijo...

Eso acostumbra a pasar " el cazador cazado"
Un beso guapa
Y a Manolo un saludo

Dina dijo...

Por eso lo piqué, Yashira, porque ya sabía que si lo presionaba sacaría alguna cosa maravillosa.

Josefiiiiiiiiiiiina, ¡¡¡que alegría volverte a leer!!!... Esta claro que las cosas no siempre salen como se planean.
Un besote gordote