viernes, 23 de noviembre de 2012

Simplemente No Te Quiere




(Gracias, N. atasha, por el vídeo)


Muchas veces tienes las cosas a la vista y no eres consciente de ello hasta que alguien te da un meneo y te trae de vuelta a la realidad.

Un frase muy típica mía es “Todo el mundo es bueno hasta que me demuestre lo contrario e incluso después de demostrármelo… seguirá siendo bueno”

Hasta que un día alguien te hace darte cuenta de que eres incapaz de ver la maldad en las personas, que no percibes la envidia, el rencor, el odio, la sed de venganza… en las personas que tienes frente a ti.

En principio, puede parecer guay hasta que te das cuenta que te falta algo. Al no percibir la maldad no eres capaz de hacer saltar las alertas (esas que te ayudan a repeler los ataques o a poder enfrentarlos)... por lo que te caen por tos los laus

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Pues si, así es. pero mejor tener las alertas, din caer nunca en el rencor, eso no vale pa nada.Amy

m4n010 dijo...

siesque te lo tengo dicho y no me haces caso.

Dina dijo...

Amy, si el problema no es el rencor... es la ausencia de señales de alerta

M4n010, que soy lenta de entendederas, jajaja

N. atasha dijo...

De nada ;)

Si uno hace las cosas con la mejor intención y se da cuenta de que falta algo y resulta que no percibe las señales de alerta... al principio se puede sufrir mucho, pero después se aprende a pasar de los ataques y/o desplantes y vas a lo tuyo.
No se puede agradar a todo el mundo. El problema lo tiene la otra persona y no tú que fuiste buena por confiar. Yo lo tengo claro.

Personas envidiosas, rencorosas con sed de venganza... las hay, pero ¿merece la pena que te creen infelicidad? NO.
Si no te quieren mejor que te lo demuestren abiertamente a que sean hipócritas, estas personas son las peores, las que no van de frente, aquí el fallo no lo tienes tú por ser incapaz de ver la maldad, sino los que viven en la falsedad y en el fondo, la amargura.

Un beso.

Dina dijo...

N. atasha, cada vez me estoy dando más cuenta que no he sabido expresarme.

No digo que no me guste ser así, no digo que quiero ir viendo los mounstruos que tienen algunas personas en sus cuerpos, no digo que quiero poder poner a la defensiva, no digo que quiera ver la falsedad y la mentira. Lo que quería decir es que ahora soy consciente de que no soy capaz de ver todo eso (si alguien me da una patada pensaré que ha sido sin querer, si me vuelve a dar otra patada volveré a pensar que ha sido por descuido y no se lo tendré en cuenta... sólo me doy cuenta cuando de tanto golpe me ha roto el hueso) y las cosas van encajando.

No sé si alguna vez conseguiré intuir (ya que estoy convencida de que jamás podré verla) esa maldad... tampoco sé si quiero conseguirlo.

N. atasha dijo...

Dina, lo bonito es no darse cuenta de esas cosas porque significa que no tienes maldad. Cuando de tanto golpe se te han roto los huesos con el tiempo los ojos se van abriendo solos poco a poco, pero si quieres puedes volverlos a cerrar y volver a ser tu misma. Supongo que para ti puede llegar a ser un aprendizaje dificultoso, y como dices, quizas ni quieras verlo. Lo mas importante es que te sientas bien contigo misma a pesar de ello.