viernes, 3 de julio de 2009

Otra De Notitas



Hoy he hecho un descubrimiento, he encontrado el antídoto para mí memoria de Dori, me he dado cuenta de que recuerdo muchas cosas mientras conduzco (cosa que hago varias horas al día)

Así que estaba yo, tan ricamente, disfrutando de la carretera cuando... ZAAAAAAAAS... me ha venido a la mente... hace ya unas cuantas semanas alguien continuo con la moda impuesta por Nuestro Queridísimo Flanagan (cariño, que sigue sin ser peloteo) y me hizo llegar una notita... "ME DEBES UN POST"... y es cierto, debo un post y no se me ocurre mejor día, para hacerlo, que hoy.






Siempre he sido un poco culo inquieto pero... es que últimamente estoy que casi no lo siento, sólo necesito que alguien me diga: "¿quieres que vayamos a...?", "¿te apetecería venir a...?", "y si organizamos una excursión a...", para que me arremangue el refajo, ponga cuatro cosas en una bolsa y me ponga a bailar como unas castañuelas.

A mis dos últimas excursiones a nuestra Comunidad Autónoma vecina (y digo Comunidad Autónoma no provincia) les pude sacar bastante jugo, por aquella manía que tengo de fijarme en cosas que se supone tienen poca importancia.


En la primera, de esas dos excursiones, hicimos botellón casero (por aquello de que estamos en crisis) y me dieron dos momentos espectaculares.


Uno cuando le oí decir al Marques, cuando su novia lo elimino por error de una partida, "Cariño, hoy te lo digo yo, esta noche no follas". Di que sí, Rey, mantente firme en tus principios, demuestra quien es el hombre y cumple con tu palabra.


El segundo momento fue en el ascensor, cuando conseguimos que se pusiera en funcionamiento, ya que las anfitrionas no lo permitían, la recién estrenada novia del Payes dijo: "¿Como puede ser que estas chicas tengan tanta energía a estas horas?".


Ante esta pregunta ví como el Payes cogió aire, hincho el pecho y creo que hasta crecio un par de centímetros para descalzarse con un "Cariño, es que sus hombres no cumplen como machos". Muertamata me quede y tuve que hacer grandes esfuerzos para no soltar una sonora carcajada ante esta situación (en momentos como estos es cuando se echa en falta una cámara de vidrio, para poder inmortalizar la escena)


El último finde dio más juego, se celebraban varios cumples y en vez de hacer botellón casero nos tiramos a las calles (con la sustancia que me da a mi esto)


El primer momento vino justo en el reparto de regalos a los cumpleañeros. Que si te regalo una camiseta, que si pruébatela... ante la insistencia de los allí presentes el cumpleañero (que se dio cuenta que no iba a poder librarse) se puso de todos los colores y su santa esposa se descalzaba de la risa... ¿porque?... bua, es la primera vez que veo el pecho de un hombre depilado de una forma tan sensual.


De allí ya nos fuimos a los garitos.


Primer puntazo del garito, tenía zona de fumadores... ¿en que consistía esa zona? pues un rincón del local separado por unas cortinas de tela... que estaban ¡¡¡abiertas!!!... el humo estaba por todo el local pero... zona aislada de fumadores existía, oiga.


El siguiente detalle que me llamo la atención fue la pista de baile, nunca entenderé que un bar de copas necesite pista de baile y, aún menos, que la gente sólo baile allí... ante este panorama (y a pesar de la ausencia de La Maru, con la que poder comentar las jugadas) abandone al grupo (sin dar ningún tipo de explicación) para encontrar un buen ángulo desde el que poder controlar toda la pista... tenía tantos frentes abiertos que casi no me daba tiempo a controlarlo todo (era casi comparable a lo que vimos en Lanzarote).


A la media hora, y ante la cara de asombro de todo el mundo, yo ya había conseguido mi vaso VIP, mientras el resto continuaban con sus tristes vasos de tubo... si es que no hay nada como pedir para conseguir cosicas.


Ya llego un momento que me dije, a mi misma, "Dina, pareces un bicho raro... todos están allí y tu aquí viendo el panorama. ¿No te parece que deberías acercarte?", así que, después de este chorreo que me eche, me reincorporé al grupo (aunque estaba estupendamente bien en el rinconcito que había encontrado).


La música no es que fuera de mi agrado y como no puedo quedarme callada, ni debajo del agua, pues que lo exteriorice... ante lo que me gane un "¿A que no tienes huevos de pedirle otra música al que pincha?"... "¿Me estas retando a mí? ¿a Dina?... uuuuuuuuuuuy, no sabes lo que has hecho", localice el punto, me fui palla, entre dentro, conseguí que me pusieran lo que le pedía y hasta casi consigo curro, haciéndole de filtro de todo el que se acercara a pedir música.


Lástima que después de esto ya se me llevaran a empujones a dormir.


Este finde me las piro, de nuevo, palli... esperemos que me dé, como mínimo, el mismo juego que las veces anteriores.


Rey, aquí tienes tu post, ya estamos en paz... ¿contento?

3 comentarios:

Tyrannosaurus dijo...

Que no Dina q no, confiesa que eres una adicta al botellón, que ya todos nos hemos enterado. Te recomiendo el champan con maracuya, una bebida rica y que emborracha como pocas a la vez.

Area de descanso dijo...

Jodo.. eso tiene que pegar..

Dina dijo...

Tyrannosausus, ¡¿¡¿¡¿champan con maracuya?!?!?!... yo es que bebo como los hombres, jajaja.

Área de descanso, no se si pega pero... suena raro de cojones.