martes, 4 de enero de 2011

Tan Real Que Asusta

Hace unos meses, en una excursión al Templo Budista de Panillo (al que yo fui como una auténtica güiri), en el transcurso de una conversación con uno de sus miembros (en la que yo me mantenía en modo autista, ya que a mi estos temas como que no, quizás por propia ignorancia, aunque los respeto) me sorprendió escuchar una frase, que le dijeron a la persona que me acompañaba, “Tienes mucha suerte de estar con ella”. En ese momento no dije nada, por respeto, aunque más tarde bromee al respecto, ya que esto de las energías y tal no entran dentro de mis esquemas.


¿Por qué os cuento esto? Muy sencillo, porque creo que el recordar esta frase me ha inducido a tener, esta noche, la peor de las pesadillas que he tenido en mi vida.

En ella había una especie de ¿”medium”? ¿”bruja”?, que había acudido a una fiesta que habíamos organizado, que no hacía mas que dirigirse a mí, con cosas del estilo “tendría que haber venido hace una semana pero algo me lo impidió, al verte a ti he sabido que tu eras el motivo”.


Mientras la gran mayoría de las personas, allí presentes, entraban dentro de su ¿”juego”? ¿”sesión”? (es que no estoy puesta en este tema pero supongo que me entendéis) yo iba a mi bola, a pesar de la insistencia, de su parte, para que participara.

En el último ¿”experimento”? (y sólo por conseguir que aquello terminara de una vez) he participado, obteniendo el peor resultado que hubiera podido obtener. Al terminar y ver mi imagen reflejada aparecía, junto a mí, la imagen de mi madre diciéndome “Estoy bien”, en ese instante sabía, con toda seguridad, que mi madre había fallecido y aquella “medium” me dedicaba unas palabras (que prefiero no recordar)

Me he despertado con una sensación de haber vivido esa experiencia, de que todo era verdad, no he podido contener las lágrimas durante horas y, además, tenía miedo de volver a dormir, por si me despertaba una llamada dándome la noticia.

Supongo que os cuento esto porque una vez me dijeron que un sueño que se cuenta ya no se cumple… pues eso, ahí queda.

8 comentarios:

Florencio dijo...

Las personas que aparecen en los sueños son en muchas ocasiones representaciones de uno mismo, de facetas de la persona.
Qué significado profundo pueda tener la figura materna para ti te indicará que parte de ti ha "muerto". Podría ser la compasión, el sentido del humor... o lo que identifiques con ella. Tampoco quiere decir que eso lo pierdas para siempre, significa que has recibido un golpe muy fuerte en una parte de ti y quieres "eliminar" esa parte, como cuando después de un desengaño amoroso dices aquello de "nunca más me voy a volver a enamorar".
Ánimo y mogollón de besos guarros!!

Dina dijo...

Florencio, anda que siempre me haces depensar,jeje. A mí la que más me mosquea es la bruja o medium o vidente o lo que carajo fuera... yo creo que tenía una fijación conmigo.

Te pillo el mogollón de besos guarros, jajaja, y los ánimos también (aunque de eso vaya sobrada, nunca esta de más tener reservas)

ValkiRia dijo...

Los sueños, sueños son!

Seguro que a tu madre y a ti os queda mogollón de tiempo que pasar juntas =)

Besines

Dina dijo...

Valkiria, afortunadamente recuerdo pocas veces lo que sueño (es lo que tiene ser Dori, jajaja)

paseando por el infierno dijo...

aquí no me meto...comparto lo de Valkiria...sueños son sueños...aunque a veces nos dejan algo tokaditos.... espero que los reyes les traigan buenos regalos... yo como anti-monarquía que soy, lo único que espero es un saludo de uds. besos

Dina dijo...

Paseando por el infierno, a estas alturas de la película casi me conformo con que los Reyes no se me lleven nada, jajaja.

Si usted quiere un saludo... pues se le saluda, que carajo

¡¡¡HOOOOOOOOOOOOOLAAAAAAAAAAAAAA!!!

Enrique dijo...

Vaya vaya la meteria gris juega malas pasadas a veces. Yo tampoco creo en estas cosas y siempre suelo buscar explicaciones +/- logicas pero la verdad. Hay sueños a veces que acojonan. Aunque yo tambien tengo la suerte o la desgracia de no recordar haber soñado. Saluditos que hacia tiempo que no pasaba y ahora estoy haciendo horas extras para leerte. XD.

Dina dijo...

Enrique, ya lo siento lo de las horas extra...pero consuélate que no me he empleado a fondo, en el blog, durante estos días, jajaja

Podemos hacer un pacto... ¿pactamos el no volver a soñar nunca jamas de los jamases?... y si lo hacemos lo olvidamos ¿vale?