domingo, 8 de septiembre de 2013

Sin Final

Le hubiera gustado seguir escribiendo ese libro, continuar el relato de aquella historia o, en su defecto, poder escribir un final... pero ahí estaba, ante de esa hoja en blanco en la que no podía avanzar ni finalizar, en la que no había sitio para nada más que el vacío y el silencio




8 comentarios:

B. dijo...

Los finales están sobrevalorados.
Yo creo en el poder de las pausas...y los puntos suspensivos ;)

Dina dijo...

B, si, las pausas y los puntos suspensivos están bien... pero siempre ese ya es un final, ¿no crees?

Enol dijo...

La historia de mi vida...

Dina dijo...

¡¡¡es cierto, Enol!!! El día que te decidas a finalizar esa historia que tenemos a medias... tendré que volver a leérmela desde el principio

B. dijo...

No, no lo creo.
;)

Dina dijo...

mira que segundas partes nunca fueron buenas

B. dijo...

Depende de cada cual y de cada historia. Yo conozco segundas, terceras, ...vigésimo quintas,...

Todo depende del enfoque de cada cual y de lo que se considere final, del concepto del tiempo, y de otras cuestiones más densas que no cabrían en una respuesta corta ;)

Dina dijo...

jo, B, hoy estamos de lunes... yo de lunes tonto y tu de lunes profundo... asimilo la respuesta y te cuento, jajaja