domingo, 11 de noviembre de 2007

Frases

Una noche, mientras compartía cena con una amiga, empezamos a hablar de aquellas frases que hacen historia... de aquellas frases que son una joya... Las fuimos poniendo en común y... pues que nos salieron unos cuantas y para muestra un botón (o varios):

- Es que estas muy rica. ¿Estoy muy rica? ¿acaso soy un helado?
- Mejor sin preservativo, estoy limpio. Fíjate tú que bien, no hace falta la prueba del algodón.
- Contigo me quede con ganas de... y si quedamos para... ¿Para jugar al parchis?
- Hoy estoy hecho un toro. ¿Y para decirme esto me despiertas a las 5 a.m.?
- Podríamos quedar esta tarde Dios mediante, que mediará. O tienes línea directa con Dios o será mejor que te vayas olvidando.
- Si acaso no te hagas ilusiones conmigo. ¡Oh, qué lástima! Otro Brad Pitt que se esfuma.
- Venga tonta, invítame a dormir y lo olvidamos todo. ¿Acaso tengo un hostal? Vaaaaaaaaaaaya por Dios, tendré que poner las cuentas al día con Hacienda.
- ¿No necesitarás a alguien que te vaya pasando las páginas? Hombre, por necesitar... necesitaría un coche nuevo, una cuenta corriente más saneada, un piso en propiedad, una asistenta doméstica... pero, de momento, las páginas las puedo ir pasando yo solita.
- Adivina que tengo entre las manos. Apostaría que va a ser un anillo de diamantes con mi nombre, ¿no?
- Estoy solito en casa y me aburro. ¿y? ¿acaso quieres decirme algo?
- Te lo vas a pasar como nunca. Dámelo por escrito, que luego donde dije digo digo Diego.
- Es la primera vez que me pasa. Yyyyyya, por eso inventaron la viagra, para las primeras veces.
- Tengo media hora, ¿te vienes? De la tarifa hablamos antes o después.
- Vente a merendar, pero no seas demasiado fogosa que luego tengo cena. Sin comentarios.
- ¿Te lo has pasado bien? Piensa un poquito: si lo tienes que preguntar quizás no estés preparado para la respuesta.

No hay comentarios: