miércoles, 21 de noviembre de 2007

¿Me Gusta?

“Me gusta ser mujer”... Aaaaaaaaanda que... como yo pillara al publicista (varón, con toda seguridad) que invento este slogan publicitario...

Me gusta ser mujer, me gusta ser mujer... Chaval, como se nota que no tienes que sufrir todas estas “maravillosas” experiencias de ser mujer:

Primero tienes el síndrome pre-monstrual (si sí lo digo bien “pre-monstrual”) en el que tienes la sensación de ser como un pez globo... todo se hincha y llegas a pensar que jamás volverá a su estado normal. Comienzas a tener una tripita que parece un embarazo gemelar; las tetas (ups, ¿debería decir pechos?, por aquello de que suena más “fisno”) aumentan una o dos tallas y no veas lo que esto llega a doler, que ya no sabes que es mejor si ponerte sujetador y parecer que acabas de adquirir un wonderbra o no ponértelo y sentir a cada paso esos dos enormes globos que te están creciendo por momentos. Y, a todo esto, se le puede añadir, para “mejorar” el ánimo, un comentario tipo: “Joer, ¡qué rara estas! ¿no te tendrá que venir la regla?”... Anda que no te reviento los morros por no mancharme de sangre.

Luego ya entramos en el periodo monstrual que siempre siempre, y cuando digo siempre quiero decir SIEMPRE, coincide con algún viaje que tengas programado. Has podido estar tres años sin moverte de tu casita para na... pero sólo es necesario decidir que te vas a hacer una pequeña excursión al pueblo de al lado para que zas... allí aparezca el monstruo.
Y allí ya tenemos una gran decisión: ¿qué uso? ¿compresas o tampones?....
- Optamos por compresas: ¿con alas o sin alas? ¿normal, super o super-plus? ¿para braguita o tanga?....
- Vaaaaaaaaaale, que me he convencido... tampones: ¿con aplicador o sin aplicador? Ummmmmm, con aplicador. ¿compact o normales? ¿regular, super o super-plus? ¿te arriesgas o usas salva slip?... No, no me arriesgo, uso salva slip: ¿para braguita o tanga?...
Uffffff que estrés y esto no ha hecho más que empezar: que si ¿cuántas horas han pasado?, que sí ¿dónde está el baño más cercano?, que sí... y esto es lo más preocupante... “Caaaaaaaanchins dies” que no llevo repuesto.

¿A que parece que todo ha terminado? Poooooooos no, queda el síndrome post-monstrual. Amos resumiendo que después de tanto estrés, tanto sufrimiento y tantas pérdidas... como que la presencia de espíritu está desaparecida.

Así que si alguien conoce al Sr. Publicista, que saco el dichoso slogan, que me lo presente que tengo que contarle algunas cosillas.

No hay comentarios: