miércoles, 22 de octubre de 2008

Huella Imborrable


Seguro que todos tenemos una persona, una situación, una frase, una canción, un lugar, un beso... especiales, que por mucho tiempo que pase siempre recordamos con un cariño muy especial... y si no es así debería serlo.

Desde luego yo si tengo una situación, una frase, una canción, un lugar, un beso... especiales y todos giran en torno a una misma persona. Una persona que casi era como de la familia. Una persona a la que mi padre le tenía un aprecio muy especial. Una persona que mantenía una buena amistad con mis hermano/as mayores. Una persona junto a la que yo fui creciendo.


De siempre recuerdo haber hablado mucho con él, cada vez que volvía por vacaciones. Conversábamos muchísimos (porque yo antes hablaba mucho), nos reíamos un montón, nos hacíamos confidencias, compartíamos hobiies... se puede decir que éramos muy amigos (a pesar de la gran diferencia de edad) casi como hermanos pero... un día todo cambio.

Por casualidad nos encontramos, creo recordar que era una víspera de nochevieja, él, como buen universitario, se iba a pasar la fiesta con sus amigos de la facultad. Como no tenía tiempo de pararse para hablar (como hubiéramos hecho en otras ocasiones) me pidió que le acompañara a la estación... así que, sin pensármelo dos veces, lo hice (ya me reencontraría más tarde con el grupo). Mientras conversábamos, nos reíamos, nos gastábamos bromas... llegamos a la estación de tren.

Al llegar el tren me dijo: “¿No me das un beso de despedida?”. Al irle a dar un beso (casto y puro)... él se me adelanto... me dio un beso pero no fue un beso cualquiera... fue el B E S O. Creo que tarde varios minutos en reaccionar... me costó comprender como un universitario le había dado ese BESO a alguien que, como aquel que dice, aún no se había quitado el uniforme del colegio.



Sólo nos veíamos en las vacaciones (de los estudiantes), pero esa química que siempre hubo, entre ambos, cada vez era mayor. A nadie le extrañaba que habláramos mucho rato, es algo que siempre habían visto. A nadie le extrañaba que pudiera estar en casa, en ocasiones había estado a visitar a mis hermano/as... Todas nuestras rutinas seguían como antes pero... entre nosotros había un gran secreto que nadie conocía y que, jamás, llegó a conocer nadie.

Dentro del grupo con el que compartíamos hobby, a pesar de nuestra discreción, algo debieron notar porque empezó a haber comentarios (en voz alta)... comentarios que nosotros silenciábamos rápidamente (ya que en ese grupo también se encontraba mi padre y... creo que no lo hubiera entendido)

Quizás por mi inmadurez, quizás por la distancia que nos separaba, quizás por la gran diferencia de edad, quizás por... unos años después yo comencé una relación con otra persona. A pesar de ello cada vez que lo veía entrar, por la puerta, el corazón me daba un vuelco.

Él fue el único que me dijo: “Desde que estas con esta persona se te ha borrado la sonrisa”. Años después, cuando recuperé la sonrisa de nuevo, me di cuenta de la razón que tenía cuando pronunció esa frase.

En estos años nos hemos visto muy pocas veces y nunca a solas, siempre rodeados de gente (entre los que se encontraban nuestras respectivas parejas), pero entre nosotros sigue habiendo una química especial... un “te entiendo perfectamente aunque no me digas nada”.

Es una historia inacabada, nunca hubo un final, simplemente quedo en pausa... Nunca sabremos que hubiera podido pasar, nunca sabremos en que habría podido desembocar... sólo vivimos un comienzo. Quedaron muchas cosas por hacer, por experimentar, por sentir, por vivir... y, quizás, por ello es un buen recuerdo... quizás, en un futuro, le podamos volver a dar al play... o, quizás, siempre quede en pausa.

19 comentarios:

Herzog dijo...

snif snif cuando te pones que bien escribes jodia, eso si es historia rollo lost in translation o tb una peli que esta bien que se llama Once (una vez), pos espero k os veais mas a menudo aunk sea en tu cabeza

Dina dijo...

Eaeaea, ya paso ya paso... secate las lagrimillas, que tanto llorá se te van a desteñir los ojillos.

Mira, voy a tener que pedirte que cada vez que hagas mención de una pelí me la envies, antes, pa poderla ver, jaja.

No es necesario volverse a ver... ni siquiera en mi cabeza... así, como esta esta bien... supongo que es lo que tienen los recuerdos... que los idealizas ¿no?

HombreRevenido dijo...

O quizás esa pausa lo vuelva eterno.

La vida tiene estas paradojas.

Pistols dijo...

Una bonita historia, ¿o triste?, con esa pausa na sabes si catalogarla de romance o de drama; pero para estos casos lo mejor es aplicar: "agua pasada no mueve molinos", dejar el pasado para la historia y mirar a un futuro, seguro, igual o mejor.

pitufa dijo...

Pienso que siempre tenemos que mirar hacia adelante, pero sin olvidar lo que hemos vivido, y esta historia forma parte de tí, la vida da mil vueltas, nunca se sabe que nos va a deparar el destino...

Dina dijo...

Revenido, esa es la mejor opción de todas... que se vuelva eterno.

Pistols, ¿triste?... ¿drama?... no no... ninguna de esas dos palabras entra dentro de mi vocabulario. De todas las experiencias (por muy duras que puedan parecer) siempre hay algo positivo y agradable que se puede extraer, así que con eso es con lo que yo me quedo.

Pitufa, siempre miro hacia delante... siempre vivo el presente y espero el futuro... pero el pasado allí esta, las cosas siempre suceden por algo y es bueno poder, con el tiempo, poder analizar el porque sucedieron.

moño dijo...

Una bonita historia, aunque siempre quedara la duda de si podría haber sido algo más.
EL PRESENTE DE CADA UNO SON: LOS RESTOS DE SU PASADO Y LOS CIMIENTOS DE SU FUTURO.

Dina dijo...

Moño, siempre quedará la duda pero... es muchísimo mejor así... así que si me dan a elegir me quedo con la opción vivida... que nadie me la cambie.

Bonita frase, tomo nota de ella para mi colección.

david dijo...

Que bonito es recordar.... cosas buenas claro.

Dina dijo...

David, que bonito es recordar... simplemente recordar

moño dijo...

Bonito y necesario. Es muy necesario recordar el pasado, para no repetir los errores en el futuro.

Dina dijo...

Moño, ¿errores?... a mi más bien me gusta verlo como pruebas que no salieron bien en vez de como errores.

Por cierto, cuanto madrugas ¿no? ¿o es que no te acostaste aún?

moño dijo...

Es una buena forma de verlo, aunque haya veces que sean errores.

A estas horas ya deberia estar trabajando, pero no me apetecia ir a las 6 a meter horas. Preferia navegar un rato jeje.

pitufa dijo...

Moño, de los errores se aprende pero tu pasado es TU pasado, no lo puedes borrar si no te gusta, ni repetir si te ha gustado... la vida es diferente a cada instante y con cada persona...
Hay que aprender a vivir las situaciones nada mas, ni nada menos..

La gata Lola dijo...

Los único amores imborrables son los que no hemos vivido. Los demás pierden brillo por el uso.

Ay, nena! Cómo estamos de melancólicas últimamente...
Hace un Cubitos tranquilito esta noche para pensar en presente y no en pasado?

Dina dijo...

Moño, así me gusta... que cohones... si no te apetece ir a currar y no vas... ¿quien te va a decir na?

Alli le has dao, Pitufa, hay que aprender a vivir las situaciones... y yo añadiría lo mejor posible.

Gata, a que va a ser eso... a que es imborrable porque no se llego a romper el "precinto de garantía", jajaja.

Aaaaaaaaaaaaaaay, nena, se agradece la invitación pero... es que me conozco... que una vez que me vea en libertad llego a un punto sin retorno y aquel "Hace un Cubitos tranquilo"... se convierte en... "la última en el rincón"... Gracias, pero cuenta que te lo acepto la semanita que viene (que ya habremos cobrao)

N. atasha dijo...

Qué suerte de que tuvieses una primer amor que te dejase un buen recuerdo!
Bessitos.

Dina dijo...

Chiqui, tu también deberías haber tenido uno así... si quieres lo compartimos

N. atasha dijo...

Venga! Haré tu recuerdo mio! ^_^