lunes, 3 de diciembre de 2007

Estoy de Vacaciones


Sí, si... estoy de vacaciones... estoy todo el mes de vacaciones... ¿noto algo de envidia? ¿alguien se está acordando de toda mi familia?... Seguro que cuando acabe de escribir todos esos sentimientos desaparecerán.

Mis vacaciones están forzadas... forzadas por una finalización de contrato... así que eso de: Que suerte! esta de vacaciones" debe ser sustituido por: "Joooooooooooer! esta a puntito de irse al paro".

Pues que aquí estoy yo... sin estres, con todo el tiempo por delante, teniendo que inventar y reinventar las rutinas diarias...

Puedo mirarlo por el lado positivo, dada mi manía de ver lo positivo incluso en las situaciones más adversas,... pensando pensando se me ocurre: puedo trasnochar (que es algo que me apasiona); no es necesario que me ponga el despertador por las mañanas (y que sea de día cuando me levante); no saldré de mi casa antes de que se levanten las gallinas; no tengo que conducir por esa carretera "homicida" (aunque el conducir me relaje); podré comer a una hora normal (y con el resto de los habitantes de esta casa); se borrarán las ojeras (aunque ya les empezaba a coger cariño, ya eran como un complemento más)... Si. sí... si visto así tiene muchas ventajas pero....

También tiene su lado negativo, y esto no se puede negar: en estas fechas todo el mundo esta currando (usease NO tienen vacaciones); como se supone que tienes más tiempo, me empezaran a pedir encargos (no es que no me guste ayudar... pero cuando la ayuda puede llegar a ser abuso...); podre emplear más tiempo en las labores domésticas (cosa que odio profundamente); podré estudiar más (lo que supondrá más de un cargo de conciencia por no haber aprovechado el tiempo lo suficiente); tendré que preparar un montonazo de papeles para llevárselos a esos señores tan "simpáticos" del INAEM (se nota que les tengo especial aprecio ¿verdad?); cuando me vuelvan a contratar... volveré a ser la nueva en la ofi.... y, lo más peor de to, seguro que mi mami se me instala en casa para que no me sienta sola.

Bueno, bueno, bueno... intentaremos ser positivas... intentaremos que no cunda el pánico... intentaremos aprovechar el tiempo... intentaremos pintar el piso (por aquello de tener algo que hacer)... intentaremos... que no es poco.

Que posibilidades tengo en este momento:

  1. Encontrar a un señor capitalista que me pague unas vacaciones.
  2. Que me toque la bonoloto.
  3. Salir en los telediarios porque he sido una de las afortunadas a las que le ha tocado la lotería de navidad.
  4. Disfrutar de estas vacaciones pagadas, e indefinidas, que me van a obligar a pillarme.
  5. Estudiar como una posesa para conseguir una plaza en propiedad.
  6. Llorar, llorar y llorar.
  7. Mirar el teléfono, noche y día, hasta que suene y me comuniquen mi renovación de contrato.
  8. ...

Seguro que hay bastantes más cosillas que puedo hacer... pero es que, en estos momentos, no "mesescurre" na más.

Puedo prometer y prometo... que seguiré trabajando en esto de subir el ánimo... incluso soy capaz, a la larga, de considerarme la persona más afortunada sobre la faz de la tierra.

¿Que me sucederá?... Se admiten apuestas.




No hay comentarios: