lunes, 31 de diciembre de 2007

Feliz Año


Cuando un sueño se cumple, un pequeño duende esboza una sonrisa.



Que el 2008 sea el tiempo en que tu duende aprende a sonreir.



Y si no sonríe con su tierna carita, sin dudar, dale una buena patada en la boca y retuercele los cojones hasta que sonría el cabrón de duende, que al fin y al cabo es el único favor de mierda que le pides en todo el puto año.



¡¡¡¡Feliz 2008!!!!

No hay comentarios: